Microsoft toma serias medidas para evitar la piratería en OneDrive

Actualidad

Es un hecho conocido en toda la comunidad de Internet, y es que cientos de millones de personas en todo el mundo cargan y comparten archivos a través de sus conexiones a la Red todos los días. El problema viene cuando este tipo de acciones se llevan a cabo sin el permiso de los dueños legítimos de esos ficheros, es resumidas cuentas, lo que conocemos como piratería de contenidos.

Los métodos para llevar a cabo este tipo de acciones son múltiples: redes P2P mediante ficheros torrent, descargas directas, reproducciones streaming, etc. Sin embargo, un método que cada vez se está extendiendo más debido, entre otras cosas, a la amplia gama de posibilidades disponibles, es el uso de las plataformas legales de almacenamiento en la Nube, tipo DropBox, Google Drive, OneDrive, etc.

Es cierto que cuando los propietarios de los derechos de autor de los contenidos compartidos se enteran de estos hechos, suelen reportar estos archivos y pedir a las compañías responsables que desconecten a los propietarios de las cuentas e impidan que se compartan estos ficheros en el futuro. Pero claro, con los servicios de almacenamiento en la Nube legítimos, la eliminación de un archivo considerado como personal de un usuario, no siempre es una opción válida, al menos en un principio. Y es que si este compra un álbum de música, por ejemplo, puede guardarlo en su cuenta personal de alojamiento en la Nube sin problema alguno, eso sí, teniendo en cuenta que el uso compartido de este, está terminantemente prohibido en todos los casos.

Por lo tanto, llegado el momento basta con que el cliente desactive la opción de compartir este archivo mientras lo deja guardado en el servidor de la empresa correspondiente. Pero claro, son millones los usuarios que hacen uso de este tipo de estas plataformas a diario, y un gran porcentaje de los mismos guardan contenidos sujetos a derechos de autor, por lo que este control se convierte en algo harto complicado.

OneDrive piratería

Es por ello que para evitar todo esto, el propietario de uno de los servicios de almacenamiento de este tipo más importantes, Microsoft, que cuenta en su catálogo con OneDrive, acaba de adquirir una nueva patente que en realidad se trata de un sistema que le permitirá luchar con mayor eficacia contra este tipo de infracciones. Más concretamente el gigante de la tecnología ha obtenido una patente para impedir que se compartan los contenidos censurables y con copyright a través de su mencionada plataforma de almacenamiento. Es más, mediante todo esto, la propia firma estará capacitada para identificar a los infractores reincidentes y que han llevado a cabo este tipos de hechos, considerados por muchos como delictivos, en repetidas ocasiones.

Microsoft lucha contra la piratería en OneDrive

De hecho esta novedad se centra en detectar infracciones de los derechos de autor, entre otras otras áreas donde se también se podría aplicar, especialmente eficaz todos aquellos casos en que los archivos son compartidos de manera pública. Pero claro, esta es una nueva medida que la propia Microsoft va a poner en funcionamiento en OneDrive para detectar a «piratas» reincidentes, pero el debate en este sentido sigue abierto, porque, una vez se han encontrado estos, el problema viene a continuación: qué hacer con estos reincidentes de ahí en adelante.

Teniendo en cuenta que esta nueva patente facilita la localización de los infractores que han violado los derechos de autor y que publican y comparten con otros usuario contenidos no permitidos en este sentido, el proveedor de alojamiento, en este caso Microsoft, puede optar por limitar los permisos de uso compartido de estos clientes, o incluso cerrar sus cuentas si esto está claramente justificado.

OneDrive piratería

De hecho este novedoso sistema permite a Microsoft marcar los incidentes catalogados como «pirata», incidentes que automáticamente se almacenarán en un historial propio de la firma de Redmond y que estará asociado al usuario responsable de estos actos. Esto servirá para identificar a los clientes del servicio reincidentes en este tipo de acciones y así poder modificar sus privilegios de acceso de manera inmediata, todo ello gracias a la nueva patente. Más concretamente, y de acuerdo con la propia DMCA, los proveedores de servicios on-line de estas características, u otras similares, deben implementar una política razonable contra estos delincuentes considerados como frecuentes, por lo que esta tecnología y por medio del sistema descrito, ya permitiría a Microsoft llevar a cabo estas tareas en su plataforma OneDrive.

De este modo se describen una amplia variedad de situaciones relacionadas con estos actos, que van desde deshabilitar un solo archivo con copyright en el caso de ser compartido, hasta tomar medidas legales contra los infractores reincidentes, aunque por el momento se desconoce qué política empleará Microsoft llegado el caso más extremo. Con todo y con ello, de lo que no cabe duda es de que empresas relacionadas con Internet, de un modo u otro, trabajan cada vez de una manera más dura, todo con el fin de, en la medida de los posible, acabar o al menos rebajar el extendido modo de uso de compartir contenidos sujetos a derechos de autor.

Escrito por David Onieva

Fuente > TF

Continúa leyendo
  • tidus

    jajaja pero ¿hay alguien que use onedrive?

    • jaunus

      Si no fueran por las promos nadie lo usaria(celulares, los 100gb que dieron alguna vez), ahora si se ponen a borrar hasta esa gente se ira :v
      El servicio es bueno, ojo, buena velocidad de subida y bajada en mi caso, pero sin promos es completamente inutil

      • Ismael Andres

        Bueno las promociones y los acuerdos con las universidades porque yo tengo office 365 gratuito y en onedrive tengo 1Tb de almacenamiento.Aunque en google drive me dan almacenamiento ilimitado con un límite de 5Tb por fichero

  • Vicente Fab Gar

    Están pasando de Microsoft a Mierdasoft en muy corto espacio de tiempo.

  • Christian Glace

    Que no me obliguen a tenerlo de manera forzada en w10 de primeras.