Windows 10 Creators Update arreglará los problemas de DPI y fuentes borrosas

Escrito por Alberto García
Software

Cuando instalamos una nueva versión de un sistema operativo, normalmente esperamos dos cosas: la primera es que éste tenga nuevas funciones por las que merezca la pena actualizar, y la segunda es que todas las funciones y tareas que realizabas anteriormente se mantengan igual, o que al menos mejoren. Por desgracia, en algunas ocasiones hay funciones que van a peor, como ocurrió con los gadgets o el botón de inicio en Windows 8.

El problema de fuentes borrosas se introdujo en Windows 10, y se solucionará en Creators Update

Windows 10 tampoco se libró de esto, y algunos usuarios de ordenadores portátiles, sobre todo de resolución alta, notaron un grave fallo por parte de Windows: si redimensionamos el tamaño del texto y de las ventanas a un porcentaje superior al estándar (125 o 150%, por ejemplo), los programas Win32 que ejecutemos en el ordenador se verán borrosos, como si mantuvieran una resolución más baja.

logo-windows-10-creators-update-pixelado

Este problema se introdujo cuando Microsoft lanzó Windows 10, no ocurriendo ni en Windows 7, 8 ni 8.1. Casi dos años después, la única solución para que las DPI escalasen bien de manera automática al cargar el sistema operativo era utilizar un programa que ya detallamos en octubre de 2015, llamado XPExplorer. Microsoft por fin reconoció el error, y para la inminente Windows 10 Creators Update que llegará en los próximos días estará completamente solucionado.

reescalado-windows-10-dpi

Hasta ahora, la única solución parcial que Microsoft había ofrecido era la opción de activar manualmente programa por programa el reescalado de DPI haciendo click derecho en el programa, Propiedades – Compatibilidad – Deshabilitar el ajuste de escala de la pantalla si se usa la configuración elevada de ppp.

Sólo unos pocos programas reescalan bien las DPI en Windows 10

Este sistema no era tampoco definitivo, pues algunos iconos no se redimensionaban correctamente porque los programas no estaban preparados para renderizar correctamente con las nuevas funciones de Windows 10. Asimismo, hay otros programas que sí están optimizados y no presentan problemas al redimensionar las DPI del sistema operativo, como es el caso de los navegadores web como Chrome, Edge o Firefox. En programas de la propia Microsoft como Word o Excel el problema sigue ocurriendo.

Esta opción es muy utilizada por usuarios de ordenadores portátiles con pantallas de pocas pulgadas y resoluciones elevadas, así como en monitores 2K o 4K en sobremesa al quedar las letras demasiado pequeñas y tener que acercarse demasiado a la pantalla para verlas con claridad.

En definitiva, esta función permitirá que cada programa basado en GDI se adapte correctamente a las DPI del monitor donde se está mostrando, ya que Windows 10 permite tener varias configuraciones de DPI en cada monitor en el caso de que tengamos varios. También se han arreglado los iconos del escritorio y de la barra de tareas para que reescalen bien, así como integración de esta mejora con Office. Los programas de Windows 10 como el Administrador de tareas o el Explorador de Archivos también se verán beneficiados. Esta solución es la primera de otras tantas que Microsoft afirma que irán introduciendo para solucionar definitivamente este problema.

Fuente > Windows