Probamos Parkingdoor y sustituimos el mando del garaje por el móvil

Escrito por David G. Bolaños
Hardware

Hemos tenido la oportunidad de probar Parkingdoor, unos productos con una tecnología revolucionaria que permiten que nos olvidemos definitivamente de nuestro mando para abrir no sólo cualquier garaje, sino casi cualquier tipo de puerta que tenga esta conexión. ¿Cómo lo haremos a partir de ahora? Pués simplemente con nuestro móvil.

Parkingdoor es una de las tecnologías de domótica que más nos han impresionado en los últimos tiempos. Permite de forma muy sencilla eliminar uno de los elementos que más veces se pierde o, por otra parte, que es de los más caros de duplicar para toda la familia, el mando del garaje.

¿Qué es Parkingdoor?

Antes de contaros nuestra experiencia con este producto, os explicaremos un poco en qué consiste. Parkingdoor es, en realidad, un sistema que consta de una parte de hardware, un dispositivo que podemos instalar cómodamente cerca de la puerta que podemos abrir – ahora ahondaremos cómo – y una aplicación para el móvil – tanto iOS como Android – además de una web de gestión para controlar todos los que tienen acceso a la misma. De hecho, esta última pieza es la más interesante porque podremos dar accesos permanentes o temporales a nuestro garaje a otros usuarios sin tener que prestarles el mando. De nuevo, nos estamos adelantando pero es bueno que lo vayáis conociendo.

Parkingdoor
Desarrollador: El Parking Internet
Precio: Gratis
Parkingdoor
Desarrollador: elParking Internet
Precio: Gratis

Posibilidades de Parkingdoor

Hechas las presentaciones, las posibilidades que tiene el sistema son enormes. Para empezar, nosotros mismos podemos llevar en el móvil varios mandos para abrir otras tantas puertas – si es que en todas está instalado el servicio -. Por ejemplo, si tenemos una plaza de garaje en una casa en la playa y otra en la ciudad, pues no haría falta estar buscando los mandos de una y de otra, podríamos llevar ambos en el móvil.

parkingdoor con mate 9

Del mismo modo, como ya hemos comentado antes, si estamos alquilando nuestra plaza de garaje o si tenemos una casa que cuenta con ella (hacemos un inciso, para poder disfrutar de las funciones habría que convencer a los vecinos para instalarlo), no tenemos que ir dando o recogiendo el mando al inquilino. Simplemente le pedimos que se instale la app y desde nuestro gestor damos o quitamos accesos. Esto también vale para cuando tenemos visitas, etc.

Cómo se instala Parkingdoor

Entramos ya en materia y Parkingdoor nos ofrecía para probar dos sistemas, uno que necesita instalación y otro que en el que no es necesario. Lo único que nos hará tener que optar por uno u otro va a ser el tipo de mando que tengamos para la puerta de nuestro garaje.

parkingdoor

Cómo indicamos, contamos con un modelo de Parkingdoor totalmente inalámbrico que es compatible con puertas de código fijo. ¿Esto qué es? Pues muy sencillo, si tu mando tiene un código de apertura para la puerta fijo, este modelo es compatible. Es cierto que son los más inseguros pero no por ello, los menos utilizados. Si no estás seguro de cuál tienes, te decimos un truco. Abre el compartimento de la batería de tu mando – habitualmente está ahí – y si ves una serie de teclas o interruptores que tienes que colocar en una posición concreta, ahí lo tienes, tu mando es de código fijo.

parkingdoor

El otro modelo que tiene Parkingdoor para los mandos de código variable – que también es compatible con los de fijo – es el que viene con instalación. Si bien el otro es más sencillo de instalar por nuestra cuenta, la empresa ha hecho que ambos tengan el mismo precio, por lo que no estaremos penalizados al comprarlo si tenemos un mando u otro, 69 euros. Además, si no somos lo suficientemente manitas con la instalación (o no tenemos a un amigo que nos pueda echar un cable) no hará falta llamar a ningún técnico, por 89 euros Parkingdoor nos ofrece el dispositivo para la puerta y la instalación completa.

Simple y sencillo, así se configura Parkingdoor

Nos metemos ya en materia. Independientemente de si tenemos un mando u otro, la configuración de Parkingdoor es igualmente de sencilla y todo se hace a través de la aplicación del móvil. En primer lugar tenemos que localizar el código que viene impreso en todos los equipos. Una vez vinculado con la cuenta del propietario, nadie más puede usarlo sin su autorización aunque tuviera el ID del dispositivo (el código que viene pegado) pues el sistema le dirá que el Parkingdoor pertenece a otra persona.

El proceso de registro es tan sencillo como abrir la aplicación de Parkingdoor, introducir nuestros datos para crear una cuenta en el servicio – que luego nos servirá para gestionar quien tiene acceso a esa puerta -, e indicar el código del dispositivo que vamos a utilizar.

parkingdoor app

A continuación, sólo hay que seguir los pasos que indica la aplicación y que son conectar ambos dispositivos hasta que se encienda el LED en el Parkingdoor. Llegados a este punto estamos a punto de acabar porque lo único que nos queda es poner al lado el mando y pulsarlo para que pueda reconocerlo nuestro dispositivo. Una vez lo tenemos ya registrado, sólo hay que colocar el Parkingdoor cerca de la puerta que vamos a controlar.

parkingdoor app

Luego, lo que nos quedará por hacer es acercarnos a la puerta, abrir la aplicación y elegir el mando que queremos usar en ese momento. Pulsamos en la pantalla y el sistema nos abrirá la puerta. Como habéis podido suponer, no hace falta que el móvil tenga un emisor infrarrojo ni nada parecido porque lo que realmente pasa es que nos conectamos por Bluetooth al Parkingdoor y este es el que emite la señal.

parkingdoor app

En el vídeo podéis ver cómo es de lo más sencillo. Al ser un garaje comunitario no dejamos instalado permanentemente el equipo pero simplemente teníamos que estar cerca del rango que permite el bluetooth, que son 50 metros, para que el móvil detecte el Parkingdoor que tenemos sincronizado con la puerta y sólo con pulsar en la pantalla, se activa todo el mecanismo.

Control de usuarios y mandos en web y app

Como comentamos antes, esto solo es una parte de lo que ofrece Parkingdoor porque lo realmente interesante es que si tenemos varios coches o nos vienen a visitar, no tenemos que estar compartiendo el mismo mando entre todos. Cada usuario que mete y saca un coche puede contar con su propio mando configurado en la aplicación pero para que todo nos se desmadre y tener bien claro quien está en nuestro sistema, sólo hay que conectarse al servicio web para conocerlo.

En esta ocasión necesitamos un dispositivo conectado a Internet, da igual que sea un ordenador o un móvil. Y os podemos recomendar ambos métodos porque el sistema funciona perfectamente adaptado a cualquier tamaño de pantalla.

Pero, como habéis ido viendo, lo recomendable es utilizar la app del móvil también nos permite organizar todo el sistema de invitaciones. En las siguientes pantallas podéis ver cómo es muy sencillo enviar a un amigo una invitación por correo con la que, automáticamente, podrá añadir a su aplicación la puerta que hemos configurado. Este acceso, puede ser permanente o temporal, como mejor nos venga o necesitemos. Podemos gestionar desde esa pantalla tanto los Parkingdoor que tenemos instalados como dónde están situados, algo que hemos señalado cuando los registrábamos en el sistema.

parkingdoor app

En el momento que otro usuario se conectara a ese dispositivo, nos llegaría una notificación para poder autorizarlo y desde entonces no sólo controlaríamos el acceso a la puerta de ese usuario sino que también nos permitiría conocer cuándo han hecho uso del sistema a través de la sección “Mis Accesos”, una que también nos aparecerá en la aplicación indicando el día y la hora a la que se ha accedido a la puerta.

parkingdoor app

Conclusiones finales: Parkingdoor es práctico, fácil de usar y sencillo

Está claro que Parkingdoor es un producto para un nicho de usuarios específicos, aquellos que tienen una puerta con mando a distancia para guardar el coche. Pero solo por un condicionante, las comunidades de vecinos que deberían tener ganas de subirse al carro de las nuevas tecnología. Lo cierto es que si un administrador o presidente de una comunidad está leyendo estas líneas le podemos decir que el sistema se adaptaría perfectamente a cualquier comunidad pero no vamos a engañarle, alguien tiene que encargarse del control de los accesos y de vigilar el sistema.

Parkingdoor nos parece una propuesta realmente práctica y, sobre todo, que por apenas 69 euros puede arreglar todos los problemas de mandos que no funcionan, familias que necesitan más de uno y, además, tener un control real y preciso de quien entra y sale de un aparcamiento – quizás para tranquilidad de los padres y no tanto de los más jóvenes conductores de la casa -.

Cuenta con las suficientes garantías de seguridad para que nadie se cuele y pueda “robarnos” el código de la puerta. De hecho, una vez lo hemos configurado nadie tiene por qué saber el código del Parkingdoor dado que las invitaciones llegan por correo y se instalan solas. Si nos ponemos a pensarlo, mucho más inseguros los mandos tradicionales porque no cuentan con todo el sistema por detrás de identificación y control de las visitas que tiene esta tecnología.

Fuente > ADSLZone

Continúa leyendo
  • pacorro

    La obsesión de usar el movil para todo no tiene limites. Con lo fácil que es abrir la puerta con el mando de toda la vida.

    • Comentarista

      Me lo has quitado de la boca (dedos). Si lo normal fuera tener 20 mandos a distancia en el coche lo vería como un invento excelente. Yo uso un solo mando para la puerta comunitaria y para mi garaje particular y me sería más engorroso usar el móvil.

    • Cantaor de flamenco

      ¿A lo mejor porque por un jodido mando te piden 40 pavos, y si en mi casa queremos uno cada uno tenemos que soltar 160, y con ese invento que pagaríamos entre todos los propietarios nos saldría a 2 euros por cabeza?

  • Jaime

    Le falta pulirse, es buena idea pero yo por ejemplo tengo 2 puertas y necesitaría 2 artilugios, hay otros aparatos en el mercado que solucionan ese problema

  • Pepe

    Mama! Me estás leyendo?? Es que se me ha acabado la batería del móvil y no puedo abrir la puerta!! Ábremeeee!!

  • Jose Martin

    Cuanto os han pagado por hacerles publicidad?

  • Octavio Parra

    Mi pregunta es:¿necesita este sistema de apertura conexión a internet o una tarjeta telefónica?