Seagate lanzará discos duros de 16 TB en 2018: apurando el límite

Hardware

Los discos duros no lo están teniendo tan fácil en los últimos años para aumentar su capacidad, y además de haberse quedado estancados en este tiempo, los SSD les han adelantado por la derecha, ya que se han conseguido fabricar SSD de 60 TB (aunque en un tamaño de 3,5 pulgadas), frente a los discos duros, cuyo tamaño máximo se sitúa en la actualidad en 14 TB, con un modelo presentado por WD hace 1 mes y medio, y ahora parece que el año que viene se alcanzarán los 16 TB.

16 TB en 2018; ¿20 TB en 2020?

El pasado mes de octubre comentamos cuáles eran las limitaciones físicas que estaban encontrando los discos duros, los cuales estaban teniendo problemas para aumentar el tamaño de almacenamiento sin que esto afectara a las velocidades de lectura. Este hecho limitaba el almacenamiento hasta unos teóricos 16 TB, que Seagate ha confirmado que alcanzará en 2018 lanzando unidades de esa capacidad. Incluso según sus planes en 2020 llegarán a los 20 TB, aunque esto está en el aire todavía.

A pesar de que tradicionalmente asociamos una unidad de almacenamiento cara a los SSD, los discos duros también empiezan a subir de precio conforme aumenta la capacidad. La mayor capacidad disponible de estos dispositivos en el mercado es de 10 TB, fabricado por Seagate y por un precio superior a los 500 euros.

enterprise-capacity-3-5-hdd-10tb-dynamic-3000x3000

En los próximos meses veremos en el mercado unidades de 12 TB, que Seagate está perfilando y están basadas en el uso de helio para mejorar la velocidad. De cara al próximo año 2018, veremos unidades de 14 y 16 TB usando procesos similares. Además, su objetivo será que el tamaño mínimo que ofrezcan en el mercado sean discos duros de 1 TB, sobre todo para luchar contra los crecientes SSD.

Sube la demanda de SSD y de discos duros

Son cada vez más los usuarios (además de fabricantes y grandes empresas) que sólo eligen unidades SSD como almacenamiento para sus ordenadores, ya que un SSD de alrededor de 500 GB se podía encontrar hace unos meses por algo menos de 100 euros en algunos casos, aunque en este último mes su precio ha subido, tal y como anunciábamos el mes pasado. Un SSD de esa capacidad permite almacenar una gran cantidad de información, y más si hacemos uso de la nube para fotos y vídeo. Además, son más ligeros, consumen menos energía, son más rápidos y no hacen ruido.

ssd-hdd-diferencias

A pesar de esto, la demanda de discos duros sigue siendo fuerte, y en el caso de empresas de vigilancia la demanda está aumentando para discos duros de alta capacidad. A los discos duros les queda todavía varios años en el mercado, y más ahora que el precio de las memorias NAND ha aumentado mientras la industria migra hacia las 3D NAND, que permitirán a largo plazo aumentar aún más la capacidad de los SSD y hacer que su precio disminuya.

Lo que sí está claro es que los ordenadores de sobremesa no se entienden en la actualidad sin la dupla de disco duro y SSD, mientras que en los portátiles serán en los primeros dispositivos donde tenderán a ir desapareciendo en los próximos años por todas las ventajas que tienen. En un portátil normalmente prima la movilidad, mientras que en un ordenador de sobremesa eso no es tan importante, y los discos duros son buenas opciones para almacenar grandes cantidades de archivos que no requieran un acceso rápido.

Escrito por Alberto García

Fuente > PCWorld