Tener un blog cifrado con HTTPS ha sido un motivo para inculpar a un terrorista

Virus

HTTPS es un protocolo de comunicación muy utilizado en Internet. Este protocolo permite acceso verificado cifrado a páginas web de manera segura a través de certificados. Este protocolo está basado en HTTP, con la adición de TLS, una capa de seguridad que permite proteger la integridad y la privacidad de los datos transmitidos en la red. A pesar de eso, la policía británica cree que quien lo use puede ser un potencial terrorista.

Un terrorista, acusado por utilizar técnicas de cifrado

Scotland Yard, la policía británica, ha acusado a un hombre de preparar y formar a gente para provocar actos terroristas. La acusación parte de dos detalles muy importantes. Primero, que el acusado tenía un blog cifrado con HTTPS, en el cual enseñaba a utilizar herramientas de cifrado, que eran a su vez utilizadas por otros terroristas para cifrar sus comunicaciones. HTTPS, además de mejorar la seguridad a la hora de navegar por Internet, también mejora el rendimiento y la velocidad, con lo que la experiencia es mucho mejor.

scotland-yard-terrorista

Segundo, el propio hombre utilizaba para gestionar el blog un Live USB de un sistema operativo basado en Linux diseñado con el objetivo de preservar el anonimato y la privacidad de sus usuarios. No dicen el nombre del mismo, pero muy probablemente sea TAILS, que encaja perfectamente en esa descripción.

En Reino Unido han utilizado estas dos acusaciones para cargar contra el supuesto terrorista para culparle con los cargos de ‘instruir o fomentar a otros para el asesinato de otras personas’, que actualmente es considerado delito en el país británico. El acto criminal, tal y como está en la acusación, es ‘investigar sobre técnicas de cifrado, desarrollar un blog cifrado y enseñar a utilizar esas técnicas de cifrado’.

terrorism

El objetivo final de esa investigación ha sido demostrado que era ayudar a terroristas, pero el acto criminal en sí de la acusación es lo que hemos descrito en el anterior párrafo, ya que uno puede ser un profesor de universidad y enseñar a utilizar correctamente determinados elementos químicos, y alguno de sus alumnos puede ser un terrorista en potencia, y ahí la culpa es del alumno, no del profesor.

Los cargos descritos arriba son dos de los seis que tiene la acusación. Los otros cargos sí tienen que ver con actividades terroristas, ya que el acusado pertenecía al parecer a ISIS. Lo único que ha de tener en cuenta Scotland Yard a la hora de redactar la acusación es que no por tener un blog que explique cuestiones de cifrado se es automáticamente un terrorista.

Escrito por Alberto García

Fuente > RedesZone