Conoce algunos comandos habituales de Linux con los que hay que ser muy cuidadosos

Linux es un sistema operativo muy querido y utilizado por algunos pero al mismo tiempo un gran desconocido para otros muchos, aunque sea como sea, actualmente nadie puede dudar de su potencia y de las posibilidades que ofrece a todos aquellos que sepan sacarle buen provecho.

Sin embargo en ocasiones el uso de este sistema lleva a los usuarios a utilizar la línea de comandos, para lo que debes tener ciertos conocimientos básicos del sistema para evitar disgustos, algo que no solo sucede en este tipo de software. Por lo tanto los usuarios más noveles y menos experimentados en su utilización deben tener cuidado al usar una serie de órdenes, ya que estas podrían acarrearles serios disgustos en el caso de no usarlos debidamente. Es por ello que a continuación os vamos a mostrar algunos de los potencialmente más peligrosos, sobre todo si en tu ordenador guardas información valiosa que no te gustaría perder.

dd

Este es un comando que habitualmente se utiliza para copiar y convertir particiones completas de nuestro disco duro. En principio la orden en si no entraña peligro alguno, sin embargo sí que puede resultar «peligrosa» en el caso de que se le especifique un destino equivocado, ya que podríamos perder toda la partición.

Relacionado: Las 5 distros de Linux más curiosas

mkfs

Aquí estamos ante una orden que si no la conocemos bien, puede causarnos más de un disgusto. Esto se debe a que cualquier ruta o tipo de dato que se especifique tras este comando, será formateada y del mismo modo reemplazada por un sistema de archivos en blanco, por lo que para usarlo tenemos que saber bien lo que estamos haciendo.

Trabajando en Linux

rm -rf

En un principio la funcionalidad de esta orden es básica, ya que se encarga de eliminar tanto ficheros como carpetas. El peligro de su uso estriba en que el uso del parámetro “-r”, tal y como se muestra en el ejemplo, elimina todo lo que alberga una carpeta de manera recursiva, mientras que “-f” lo lleva a cabo sin necesidad de confirmación.

Relacionado: Las mejores distribuciones Linux para 2016

:(){ :|: & };:

Se trata de es una función denominada como bash y se utiliza para bloquear por completo el sistema. De hecho una vez se haya ejecutado, se repite todas las veces que sea necesario hasta lograr dicho bloqueo, es decir, se podría afirmar que lo que realmente causa es una denegación de servicio, lo más probable es que tengamos que reiniciar el equipo para que este vuelva a funcionar correctamente.

Quizá también te interese:

Microsoft Windows y Linux, ¿finalmente «condenados» a entenderse?

Ubuntu podría ser la siguiente gran distribución Linux en dejar atrás los 32 bit