El curioso origen del selfie ¿adivinas cuántos años tiene el primero?

Escrito por Carlos González
Gadgets

En los últimos años, el selfie se ha puesto de moda, y en el campo de la telefonía inteligente se ha aprovechado para un agresivo marketing que destaca la cámara frontal de los teléfonos inteligentes con más megapíxeles. Primer error, porque como hemos explicado en multitud de ocasiones, los megapíxeles no influyen en la calidad de una fotografía, y mucho menos a la distancia de un brazo entre el sujeto fotografiado y la propia cámara. Pero vamos por partes: ¿de dónde viene el selfie?

Aunque se está aprovechando ahora la moda del selfie para vender teléfonos inteligentes con mejor cámara frontal, y aunque parece que esto es cosa de los últimos años, en realidad el primer selfie es del siglo XIX. Exactamente, según Mirror News, el primer selfie es del año 1839 y lo hizo Robert Cornelius, un químico aficionado a la fotografía que tomó este autorretrato en una tienda familiar y gracias al daguerrotipo. Esta máquina, que también forma parte de los orígenes de la fotografía, le obligó a estar quieto durante 15 minutos para poder tomar este histórico selfie frente al espejo.

primer selfie 1839

La diferencia frente a las cámaras actuales es abismal, en tanto que como comentábamos la foto duró 15 minutos desde el ‘disparo’ hasta que se completó, y Robert Cornelius no tenía una pantalla frontal para ver cómo iba a quedar el selfie, sino sencillamente un espejo en el que mirarse. Ahora bien, aunque este fue el primer selfie según los datos históricos que se conocen, y podría haber sido algo ‘aislado’, lo cierto es que desde aquel momento han sido muchos más los autorretratos que nos ha dejado la Historia.

selfie_primer3

El primer ‘selfie’ compartido

Otro de los factores de éxito de los selfies, en la actualidad, no es sólo la facilidad para tomar la fotografía sino también la facilidad para compartirla en redes sociales. Pues bien, en esto tampoco hemos sido muy originales porque ya en el año 1913 la duquesa Anastasia Nikolaevna de Rusia hizo exactamente lo mismo. Como Robert Cornelius, también aprovechó un espejo para ver cómo iba a quedar la fotografía, y utilizó una silla para estabilizar una cámara bastante más moderna, una Kodak Brownie. Este no es el primer selfie que se conoce, pero sí el primer selfie compartido, que fue enviado a las amigas de la duquesa y, además, se adjuntó una carta explicando la complicación que había entrañado dicha instantánea.

Quizá también te pueda interesar…

Fuente > ADSLZone

Continúa leyendo
Comentarios
3 comentarios
  1. Anónimo
    Usuario no registrado
    04 Jun, 16 7:37 pm

    El autorretrato ha existido desde que se pinta.

  2. Anónimo
    Usuario no registrado
    05 Jun, 16 12:15 am

    ¿Me equivoco o tiene un fantasma sentado a la derecha de ella?

  3. Anónimo
    Usuario no registrado
    05 Jun, 16 2:38 am

    Uy, que mal rollo da el “selfie” de la tal Anastasia Nikolaevna …