¿En qué operadores españoles funciona mejor Netflix?

¿En qué operadores españoles funciona mejor Netflix?

David G. Bolaños

Netflix lleva en marcha en España desde el pasado 19 de octubre completando así en noviembre el primer mes completo en nuestro país. Ofrecerá el próximo 14 de diciembre, y a partir de entonces todos los segundos martes de cada mes, los datos de la velocidad media que disfrutan los usuarios al acceder a su contenido dependiendo del operador que tienen contratado. Sin embargo, esta vez hemos podido acceder a esos datos antes y el ranking, como era de esperar, no tiene desperdicio.

Netflix sabe que depende de los operadores para dar un buen servicio pero no se resigna a ser el culpable y quien está señalado con el dedo cuando la experiencia no es la que debería ser. Recordemos que el sistema adapta la calidad de la imagen al ancho de banda disponible y al aparato en el que estamos accediendo a los contenidos. Esto hace que dependiendo de los “megas” que tenga nuestra conexión, la calidad de la retransmisión puede verse afectada, sobre todo cuando accedemos desde una pantalla de ciertas dimensiones como puede ser un televisor.

Las cableras comandan una lista en la que, aparentemente, Movistar queda en evidencia

Sea como fuere, y como era de esperar, Movistar se queda en la última posición del ranking de proveedores de Internet para Netflix. Ofrece, según los datos aportados por la plataforma, una velocidad media de 2,15 Mbps en los momentos “prime time” para la plataforma, es decir, cuando hay más usuarios conectados, lo que supone una tasa que permite, únicamente, acceder a una calidad 720p de media (recordemos que la cuota más popular de Netflix, la de 9,99 euros, permite acceder a 1080p y la de 11,99 euros a contenido en 4K – aunque hay pocos aparatos de streaming capaz de ofrecerla -.). Al otro lado de la lista nos encontramos con las tres cableras regionales, Telecable, Euskaltel y R, con velocidades de 4,15, 4,14 y 3,97 Mbps de media. Y entre los proveedores de Internet a nivel nacional, el ranking lo encabeza ONO-Vodafone, que llega a 3,85 Mbps, Jazztel con 3.85 Mbps y Orange con 3,72 Mbps.

Ranking de velocidad media en prime time de operadores Españoles en Netflix

Si nos fijamos en las medias que hay en el resto de Europa, y que nos dejaron ver fugazmente de cara al mes de noviembre, se observa que, excepto Movistar, el resto de operadores españoles se encuentra en la media entre 4 y 3 Mpbs que parece lo habitual. En concreto, las cableras regionales se encontrarían entre los 20 operadores con mejor conexión para Netflix en el último mes mientras que Movistar, por los datos que nos mostraron, es la cuarta operadora por la cola, sólo por delante de la austriaca A1, la irlandesa Imagine y la italiana Linkem.

Un ranking con algún punto discutible

Ahora bien, el gran “pero” al ranking de Netflix es que es una media pura de las velocidades que registran desde la plataforma a través de los clientes y sus dispositivos en «primer time», y en este dato pesa mucho el número de clientes, algo que no se tiene en cuenta para la ponderación posterior. Está claro que contar con una gran masa de usuarios aún conectados al cobre, y que tienen pocas opciones aún de pasarse a la fibra, penaliza la media que puede obtener Movistar frente a otros que sólo ofrecen un tipo de conexión de alta velocidad y a un número más reducido de clientes.

De hecho, si habláramos de los clientes de Fibra de Movistar, fuentes internas de la compañía nos han indicado que según sus propias mediciones en las mismas condiciones, la cifra sube de forma importante, llegando a duplicar la media obtenida por los primeros clasificados del ranking.

Además, otro detalle importante, es la distancia. Si bien esto comentaremos algo más al final. Los clientes de Movistar reciben los contenidos directamente desde EE.UU. y no de sus servidores en España. Recorren, por tanto, una distancia importante lo que se traduce en menos calidad de imagen viendo Netflix. Ahora bien, aquí radica la polémica ¿es Movistar quien debe preocuparse de esto o Netflix, que al fin y al cabo, es quien cobra la suscripción? Lo veremos después.

Las comparaciones dentro y fuera de nuestras fronteras

Cómo antes mencionábamos, Netflix nos destacó en la presentación de estos datos, especialmente, la comparación entre Movistar y BT (British Telecom), dado que las dos tienen el compromiso de ofrecer y mantener un acceso general a las comunicaciones, sea cual sea el lugar de la geografía de sus respectivos territorios. En el caso de la británica, que también es cierto que cuenta ya con más experiencia lidiando con el streaming de Netflix, se sitúa la segunda de su país con 3,70 Mbps de media en octubre. Pero también hay que detallar que BT no sólo está conectada al sistema de peering de Netflix, sino que, como nos han confirmado, cuenta con servidores de Netflix dentro de sus centros de datos.

Ranking de operadores Netflix en octubre en Reino Unido

Aunque lo cierto es que, en cuanto a modelo de negocio, quizás hay que fijarse más en Sky, que se sitúa la penúltima en Reino Unido, siendo el operador con la propuesta de contenido más fuerte de entre las británicas – de hecho, BT Sports se ha integrado en su plataforma y son numerosos los operadores de televisión en Reino Unido que dan acceso a Sky Movies y Sky Sport de forma independiente -. Aún así, Sky alcanza los 3,31 Mbps frente a los 2,15 Mbps que obtiene Movistar en el ranking de Netflix.

Pero ¿al final quién tiene la culpa de que Netflix no se vea bien en Movistar?

No vamos a esconder que esta lista de los operadores y la velocidad media a la que acceden sus usuarios a Netflix en “prime time” tiene cierto morbo. Y en concreto, es por la batalla entre Netflix y Movistar a raíz de la polémica de quién tiene la culpa de que los usuarios de la operadora incumbente tengan problemas para mantener la calidad de la retransmisión en Netflix. Movistar niega que se esté penalizando el acceso a los contenidos de la plataforma de streaming multimedia en favor de su propia oferta mientras que Netflix ataca, precisamente, con este ranking y remarcando que Movistar es la única operadora española con cobertura nacional que no ha querido colaborar con ellos con un acuerdo de peering.

La postura oficial de la operadora es la siguiente:

‘Telefónica cumple con las recomendaciones y reglamentaciones de interconexión que dictan las autoridades y los reguladores, y que aseguran la interconexión de sus redes y las de otros proveedores de contenidos con la mejor calidad de servicio. Este modelo es el que Telefónica y el resto de operadores en todo el mundo lleva practicando desde hace años con otros emisores de contenidos’.

Telefónica, según comunican, mantiene capacidad excedente de interconexión con al menos tres redes locales independientes para que cualquier proveedor de servicios pueda llegar a sus clientes con calidad, además de tener la posibilidad de conectarse directamente.

Aquí es donde tenemos la postura encontrada. Netflix afirma que cuentan con su propio CDN (Content Delivery Network) y establecieron un PoP (Point of Presence) en Madrid con Interxion. A este es al que se ofrece la posibilidad de conectarse gratis a los operadores españoles, siempre que sean ellos los que extiendan los cables y habiliten puertos libres. Pero aquí llega el problema porque, salvo casos contados como Comcast o Verizon, Netflix presiona a los operadores para que sean ellos los que asuman los gastos que conlleva conectarse y mantener este sistema de peering con sus servidores, como señalaron desde Sabemos y os recogimos en este reportaje.

apertura-netflix-españa

Vodafone, por el evidente interés en añadir Netflix a su plataforma de televisión, firmaba el acuerdo con Netflix al igual que Orange. Pero de nuevo, Movistar – como ocurre con BeIN – considera que no está dispuesta a pasar por el aro, como dice el castizo refrán. Netflix es quien, en su opinión, debería ser la que se preocupara de ofrecer su servicio con la calidad que promete y por el que le están pagando los usuarios – dinero del que no ven un céntimo las operadoras – en unas condiciones que evitaran los cuellos de botella y, sobre todo, no delegar en los operadores la responsabilidad de solucionarlo, el coste que esto supone y echarles la culpa cuando algo va mal.

Netflix necesita más a Movistar que al contrario

Por su parte, como también comentamos, Netflix sigue enrocada en su postura y admitía que en los casos de Verizon y Comcast tuvo que ceder y ser ellos los que se pusieran manos a la obra para que los usuarios pudieran tener un servicio de calidad. Esta es la baza que puede estar jugando Movistar. Y es que al final, tiene la sartén por el mango y la mayoría de usuarios en su campo. Si estos no pueden disfrutar plenamente de Netflix, sea de quien sea la culpa, serán éstos, pudiendo contar con los contenidos de Movistar+, los que quizás no vean necesario pagar por lo que ofrece un servicio de streaming que, al fin y al cabo, no funciona en sus conexiones.

Veremos si Netflix puede aguantar ese pulso y si a Movistar, realmente, le puede llegar a afectar que Netflix no funcione bien en sus conexiones más modestas, es decir, ¿realmente se arriesga a una pérdida notable de clientes por los problemas con la plataforma de contenidos estadounidense? Creemos que no y es probable que acabemos viendo un resultado al enfrentamiento similar al de otros mercados.