Si usas Windows 10, no podrás descargar algunos torrent

Si usas Windows 10, no podrás descargar algunos torrent

Carlos González

Hay miedo en torno a Windows 10, y ya es una evidencia. El sistema operativo recién lanzado por Microsoft recolecta demasiada información por defecto, lo que no sólo asusta a usuarios, sino también a administradores de algunos portales web. En este caso hablamos de descargas P2P, de trackers, y de cómo los usuarios de Windows 10 son vetados por precaución. La piratería teme que Microsoft use Windows 10 como arma arrojadiza.

Es un hecho singular, qué duda cabe, y la medida la han iniciado los administradores del tracker iTS. No quiere esto decir que los usuarios de Windows 10 no vayan a poder descargar todo lo que les venga en gana, dado que sólo se trata de un único tracker que, por el momento, ha decidido dar la espalda a Windows 10. Ahora bien, el revuelo en torno a Windows 10 está tomando una dimensión que no habíamos visto nunca antes, y los ajustes de privacidad suponen un importante problema no sólo para usuarios, sino también para administradores web.

windows 10 error

 

Algunos administradores de trackers .torrent están bloqueando usuarios de Windows 10, mientras otros ya han asegurado que están considerando hacerlo, y el problema con este sistema operativo no es otro sino la cantidad de información que recolecta. Y es que, según su postura, no efectuar el bloqueo supone un riesgo, en la medida en que cierta información se podría compartir con compañías anti-P2P. Y si bien es cierto que Microsoft ya ha colaborado de forma activa con MarkMonitor anteriormente, el nuevo sistema de privacidad de Windows 10 hace temer a estos administradores.

Por la parte que toca a los usuarios, esto supone no poder efectuar ciertas descargas, puesto que el intento de conexión entre Windows 10 y los trackers que lo bloquean resulta en error. Ahora bien, la solución pasa por utilizar otro sistema operativo, y eso no implica sustituir Windows 10, sino que podemos utilizar para nuestras descargas una virtualización de Windows, con versiones anteriores del sistema operativo, o bien virtualizar Linux. En definitiva, la solución es no descargar con Windows 10, aunque hay aún decenas de fuentes de torrent que no han bloqueado Windows 10.