Los nuevos canales de TDT no llegarán hasta pasado el verano

Los nuevos canales de TDT no llegarán hasta pasado el verano

David Valero

La subasta de nuevos canales de la TDT sigue envuelta en una madeja de polémicas debido a haber sido convocada de forma tardía e insuficiente para cubrir la demanda de las cadenas que previsiblemente verán su parrilla cercenada en breve. La justicia puede decidir acerca del cierre de más canales pero por su parte los nuevos no llegarían hasta después del verano.

Ha sido el ministro de Industria, José Manuel Soria, el encargado de confirmar que el reparto de los nuevos canales sacados a concurso hace unas semanas será adjudicado en septiembre u octubre como muy tarde. La preocupación en la industria de la televisión sigue en aumento ya que tras el cierre de nueve canales el pasado año, donde opciones como La Siete o La Sexta 3 echaron el cierre, una nueva oleada podría tumbar también las opciones del TDT más populares de los grupos privados españoles.

Canales como FDF, Neox o Nova están en el punto de mira ya que los grandes grupos verían limitadas sus licencias y protegerían las emisiones de los principales canales generalistas como Antena 3, La Sexta, Telecinco o Cuatro.  El ministro ha recordado que el plazo marcado por la legislación para poder presentar las ofertas y hacerse con alguno de los nuevos seis canales finaliza el jueves de la semana que viene. Será entones competencia de la Secretaria de Estado de Telecomunicaciones analizar las candidaturas que se hayan presentado para adjudicar el concurso de canales a las mejores.

apertura-tdt

La adjudicación de canales de TDT está bajo sospecha

El plazo concreto para adjudicar los canales no se ha delimitado ya que según el ministro, esto dependerá de la complejidad de las distintas ofertas admitidas, entre las que podría haber incluso de cadenas de televisión extranjeras que pueden plantearse este momento como el ideal para entrar en España. Desde algunos medios ya se ha acusado al Gobierno de presentar una subasta de canales  excluyente con las cadenas de televisión más modestas al requerir una garantía de 6 millones de euros para poder presentarse, lo que ha llevado incluso a la impugnación del propio concurso, algo que la justicia podría estudiar próximamente.

Como suele ocurrir en estos casos, la concesión de los canales quedará marcada por la sombra de la sospecha de poder favorecer a unos o a otros aunque desde el Gobierno se ha defendido que se intentará mantener la pluralidad a favor de los espectadores. Esta adjudicación que ha sido fijada para después del verano con lo que quedará encuadrada cerca de las elecciones generales, con lo que muchas voces claman que el escenario político pueda jugar un papel clave.

¿Creéis que puede influir la cercanía de las elecciones con el reparto de la nueva parrilla de TDT?