WhatsApp empieza a bloquear de forma permanente a los que no usan la versión oficial

La compañía de Mark Zuckerber -Facebook- cerró hace algunos meses la operación de compra de WhatsApp, el servicio de mensajería instantánea más popular a nivel global. Desde entonces, WhatsApp ha endurecido algunas de sus prácticas para el cumplimiento de las condiciones de su servicio. Recientemente, WhatsApp ha comenzado a bloquear de forma permanente a los usuarios que no utilizan la aplicación oficial.

Aunque WhatsApp distribuye de forma gratuita su propia aplicación oficial para los diferentes sistemas operativos móviles, el éxito del servicio ha dado lugar a la aparición de todo tipo de clientes alternativos, como es el caso de WhatsApp Plus. Anteriormente la compañía de Mark Zuckerberg ya se ha mostrado contraria a estas alternativas aplicando bloqueos temporales, lo que generó polémica por el más que justificado descontento de los usuarios afectados. Como otros servicios similares de los cuales han surgido clientes alternativos, WhatsApp justifica sus prácticas en la seguridad y el cuidado de la privacidad de sus usuarios.

apertura-problema-whatsapp

Estos clientes alternativos a la aplicación oficial de WhatsApp no podemos encontrarlos en las tiendas oficiales de aplicaciones como App Store o Google Play Store y, sin embargo, los usuarios sí que están consiguiendo sin apenas problemas descargarlas de otras fuentes, instalarlas en sus dispositivos y utilizarlas con normalidad. En el caso de iOS, no obstante, esta posibilidad se complica ligeramente, puesto que es necesario haber hecho jailbreak.

WhatsApp y los bloqueos permanentes ¿se han pasado?

Según apuntan los últimos rumores, la estabilidad del servicio de las llamadas de voz sobre el protocolo IP podría depender directamente de la utilización del cliente oficial. Y es que, según apunta esta misma información, el uso de otros clientes no oficiales podría significar importantes agujeros de seguridad, un problema que WhatsApp no parece dispuesta a asumir en ningún caso. Ahora bien, el bloqueo permanente es, probablemente, una medida más que exagerada por parte de los de Zuckerberg.