Cómo comprar seguro por Internet sin morir en el intento

Cómo comprar seguro por Internet sin morir en el intento

Carlos González

Las compras por Internet llevan ya muchos años entre nosotros y, sin embargo, incluso los «nativos digitales» a veces se enfrentan con miedo al comercio electrónico. ¿Es seguro comprar por Internet? Igual que en una tienda física, o prácticamente, pero siempre y cuando conozcamos algunos de los aspectos fundamentales que nos alejaran de estafas, timos y otros problemas relativamente comunes.

Todos conocemos a alguien que ha comprado por Internet y no le ha llegado el producto, o le llegó excesivamente tarde, o incluso le llegó pero era una imitación. A diario se producen millones de estafas en compras por Internet, pero no es algo que no ocurra en «la vida real». Internet es «demonizado», como centro de transacciones electrónicas, por los que por algún error de seguridad han sido estafados. ¿Cómo podemos comprar seguro por Internet?

conexion-detalles

El comprador

Como compradores, utilizaremos una cuenta con credenciales que nos den acceso a la tienda y nos identifique, -por lo general-, y en este punto hay que cuidar, como en otros servicios de Internet, utilizar una contraseña segura. Y es que, si no la complicamos, nuestra contraseña no sirve de nada. Para utilizar una contraseña fiable, puedes utilizar nuestros «10 mandamientos para una contraseña segura». Ahora bien, ¿compramos en cualquier sitio? Evidentemente, no.

En la captura de pantalla anterior podemos ver los detalles de conexión de una transacción a través de PayPal. Lo encontramos en la barra superior del navegador web y los detalles se despliegan haciendo clic con el botón derecho sobre el candado verde, accediendo al menú «conexión». En este caso podemos ver una conexión SSL con cifrado de 128 bits, entre otros detalles. Este tipo de conexiones son seguras, aunque existen otras, y debemos prestar especial atención a que así sea.

  • Conexión segura con la tienda y en el proceso de pago.
  • Contraseña adecuada según los consejos de seguridad.

detalle-vendedor

El vendedor

En las grandes tiendas de Internet encontraremos siempre un sistema de valoración de los vendedores como el que podéis apreciar en la captura de pantalla anterior. Esta es, en ciertas ocasiones, la única referencia que podemos encontrar para conocer la fiabilidad del vendedor. En el caso concreto anterior, el vendedor tiene un 100% de valoraciones positivas, lo que nos llevaría a «confiar» en él. Ahora bien, el total de valoraciones es 1. Por lo tanto, con una única valoración positiva no sería lo más apropiado comprar, puesto que supone un importante riesgo. Cuantas más valoraciones encontremos, mejor, siempre y cuando sean positivas, claro.

  • Valoraciones positivas.
  • Comentarios de otros compradores.

imitacion-nike

El producto

Ahora queda la mejor parte. La conexión es segura y cuento con todos los sistemas necesarios para hacer una transacción correctamente, además de que el vendedor es fiable por sus valoraciones y los comentarios de los demás clientes. Vale, pero ¿cómo sé que lo que vende no es un producto falso? Aquí toca el trabajo de investigación y la habilidad de cada uno. Para saber que no se trata de un producto falso, además de revisar los comentarios de otros clientes que hayan comprado anteriormente, podemos preguntar directamente al vendedor, que posiblemente nos resuelva la duda.

Ahora bien, si seguimos dudando, siempre es recomendable comparar las fotografías que el vendedor ofrece con las del producto original para encontrar posibles variaciones. Además, siempre debemos comprar en tiendas reconocidas como eBay o Amazon, aunque esto no quita que encontremos estafas. Debemos desconfiar, a priori, si nos encontramos con lo siguiente:

  • Precios sospechosamente bajos.
  • Productos que aún no han sido lanzados.
  • Comercios chinos como AliExpress (en China, las imitaciones son algo muy común).

Otros consejos para compras seguras

Además de a los aspectos anteriores, siempre debemos atender a las condiciones de envío y garantías que ofrece el vendedor. Es decir, los plazos de entrega estimados y máximos para solicitar una devolución y, por otra parte, las condiciones para el reembolso por haber quedado insatisfechos, problemas de fabricación y demás. Por lo general, los envíos no deben superar un plazo de 15-20 días, pero hay vendedores que se conceden un amplio plazo de manipulación de los artículos.

Como siempre, si dudamos de la fiabilidad de una tienda podemos buscar su nombre en Google y, probablemente, encontraremos en foros y páginas web la experiencia de otros compradores. Si encontramos a alguien que ya ha comprado allí, podemos tratar de ponernos en contacto de forma personal para conocer con mayor detalle los detalles de la transacción. Por otra parte, no podemos olvidarnos que lo mejor es utilizar el sentido común, porque también hay tiendas que se dedican a escribir opiniones positivas en foros con la intención de hacernos «picar». Conoce las mejores webs para comprar seguro alternativas a Amazon.