En la guerra PlayStation 4 vs Xbox One, los videojuegos son lo de menos

Escrito por Carlos González
Videojuegos
0

¿Os acordáis de cuando utilizábamos un “Multitap” para conectar más de dos mandos en nuestras PlayStation? Sí, suena lejano, pero entonces no jugábamos multijugador online, ni accedíamos a Internet a través de la videoconsola, ni existían los videojuegos en formato digital, ni podíamos reproducir MP3. Entonces, los videojuegos era lo que realmente importaba. Ahora, años después, en la guerra entre PlayStation 4 y Xbox One los videojuegos son lo de menos.

Recientemente PlayStation 4 y Xbox One cumplían su primer año en el mercado, unos primeros doce meses -ahora algo más- marcados por el liderazgo de la videoconsola de Sony, aunque la campaña navideña ha supuesto un atisbo de luz en la cuota de mercado de Xbox. Desde la presentación de ambos sistemas, tanto Microsoft como Sony han presumido de muchas cosas, pero los videojuegos han ido siendo relegados a un segundo plano, puesto que los títulos en exclusiva parecen no surtir el efecto de años atrás.

En cuanto a Nintendo, es evidente que la japonesa juega en una liga completamente diferente, manteniendo su foco en los usuarios de menor edad y olvidándose del apartado técnico a nivel imagen y sonido. Aunque es un campo en el que los desarrolladores que trabajan para PlayStation 4 y Xbox One también se esfuerzan especialmente, lo cierto es que en el catálogo específico de Wii U prima la jugabilidad por encima de la calidad de los gráficos, una generación más.

PS4-Xbox-One-658x370-03866409428bd1e1

PlayStation 4 y Xbox One, dos opciones y por qué cada cual

He aquí el problema. Tenemos dos sistemas de entretenimiento de sobremesa realmente similares en la hoja de especificaciones técnicas. Mientras que generaciones anteriores se han diferenciado notablemente por sus componentes de hardware, PlayStation 4 y Xbox One pueden ofrecer unos resultados prácticamente idénticos, por lo que no es este un motivo para decantarse por una u otra videoconsola. Por otra parte, como ya adelantábamos, Microsoft y Sony siguen batallando con títulos exclusivos, pero al mismo tiempo acostumbran a ofrecer alternativas que suplen las carencias de su competidor, respectivamente. Podemos ver esto en la competencia entre Gran Turismo y Forza Motorsport, por ejemplo.

El mando y la continuidad siguen siendo importantes

Una de las claves que llevan a los usuarios a decantarse en favor de PlayStation 4 o Xbox One viene dada por la “continuidad” con el fabricante. Aunque hay quien ha cambiado de Xbox a PlayStation y viceversa, la fidelidad con la marca en el sector de las videoconsolas es un factor con el que Sony y Microsoft saben que juegan. Y es que mantener la base diseño de sus mandos impide que algunos jugadores sacrifiquen sus horas en acostumbrarse a controles diferentes.

FSB-controles

Los servicios añadidos son el futuro de las videoconsolas

Lo estamos viendo en los últimos meses y se trata ya de una realidad que no podemos negar. Sony y Microsoft han sabido ver el futuro de la competencia en los servicios añadidos, es decir, prácticamente todo aquello que va “más allá de los videojuegos”. Cada cual está escogiendo sus herramientas para diferenciarse  de su competidor, pero básicamente la estrategia de ambos pasa por ofrecer a los usuarios servicios exclusivos de los que sólo podrán disfrutar si se introducen en el mundo Microsoft, o bien en el mundo PlayStation.

Como hemos visto hoy, Sony ofrecerá a sus usuarios la exclusiva de Spotify a través de PlayStation Music, un servicio que permitirá reproducir los más de 30 millones de canciones de Spotify también mientras estamos jugando, todo ello sin dejar de disfrutar de los efectos especiales de nuestros videojuegos.

tumblr_mz1ukpSH6P1tocz7ko1_1280

Jugar a Xbox sin consola Xbox, y a PlayStation sin consola PlayStation

Microsoft ha anunciado recientemente que con la próxima versión de su sistema operativo de escritorio, Windows 10, los usuarios de PC contarán con una aplicación Xbox que les ofrezca acceso a la comunidad de juego. Esto quiere decir que, si tenemos una Xbox conectada a la misma red WiFi que el PC, podremos utilizar nuestro ordenador como si de la videoconsola Xbox One se tratase, ejecutando nuestros videojuegos vía streaming y utilizando nuestro mando inalámbrico de Xbox con el PC.

Sony, por su parte, ha optado por un servicio con menos barreras que permitirá convertir un teléfono inteligente, una tableta o un televisor inteligente en una PlayStation. Gracias a PlayStation Now, los videojuegos se ejecutarán directamente en los servidores de Sony, y desde nuestro dispositivo tan solo tendremos que tener conectado un mando DualShock compatible y acceso a banda ancha para jugar en streaming.

Y a ti ¿Qué “servicio añadido” te haría decidir entre una u otra videoconsola?

Fuente > ADSLZone