Cables HDMI, diferencias entre un cable barato y uno caro

Cables HDMI, diferencias entre un cable barato y uno caro

Claudio Valero

¿Qué cable HDMI compro? Es una de las dudas que siempre nos surgen a la hora de conectar ese nuevo aparato que nos acabamos de comprar. El precio suele ser uno de los factores que decantan la compra hacía uno u otro cable, pero la realidad es que las diferencias son mínimas, por no decir, inexistentes a la hora de comprar cables HDMI.

Se trata de una pregunta repetida hasta la saciedad por los usuarios que compran tecnología. Como sabemos, los fabricantes son bastante reacios a incluir cables HDMI con sus dispositivos, por lo que el usuario se debe buscar la vida para conseguir conectar ese flamante equipo que acaba de adquirir. Además, con el paso del tiempo, se ha convertido en una de las conexiones más utilizadas.

cables-HDMI

HDMI son las siglas de High-Definition Multimedia Interface, un estándar para transmisión de vídeo y audio digital, utilizado actualmente en ordenadores, reproductores de Blu-ray, videoconsolas, sintonizadores de TDT y muchos más dispositivos. El protocolo ha ido evolucionando hasta la versión 2.0 presentada en 2013, con un ancho de banda de hasta 18 Gbps, adaptado a las nuevas necesidades de los usuarios. Pese a ello, la versión 1.4 es la más popular y seguirá prevaleciendo durante algunos años más.

Cuando estemos en la tienda, el dependiente intentará vendernos un cable HDMI al mismo tiempo que compramos el dispositivo en cuestión. Nos explicará que la calidad del cable se transmitirá a la calidad de imagen y sonido posterior, aunque es algo que no es del todo cierto. Realmente no existe ninguna diferencia apreciable para el usuario normal entre un cable de 3 euros y un cable de 1.000 euros.

cable-hdmi-caro

Para entender esto debemos pensar en que los cables HDMI transmiten contenido digital y no puede haber pérdidas “en el camino” o ruido provocado por interferencias, como sí puede ocurrir con los cables analógicos. La señal llega o no llega y las diferencias de precio obedecen más a cuestiones de marketing que a diferenciales reales de rendimiento. Ojo si necesitamos un cable HDMI muy largo, puede haber diferencias, pero el caso habitual de un usuario medio no es este.

¿En qué debemos fijarnos al comprar cables HDMI?

En lo que nos debemos fijar es en el estándar del cable HDMI en cuestión. Si el aparato que vamos a conectar no es compatible con la versión 1.4 y sí con la 1.3, ¿para qué vamos a realizar un desembolso mayor? Con comprar un cable compatible con la 1.3 será suficiente. Podemos decir que hasta 2-3 metros de cable HDMI, siempre optaremos por comprar el más económico (siempre compatible con la versión que necesitamos).

En la red podemos encontrar varios estudios que demuestran las inexistentes diferencias entre cables HDMI caros y baratos. Este estudio compara un cable de 12 euros con uno valorado en más de 200 euros, con escasas diferencias apreciables. En cNet nos explican por qué todos los cables HDMI son iguales. Para acabar con los estudios, tenemos la opinión de expert reviews sobre el tema.