La mejor oferta del Black Friday para navegar seguro con una VPN

La mejor oferta del Black Friday para navegar seguro con una VPN

Érika García

La seguridad y la privacidad son dos elementos de vital importancia a la hora de navegar por Internet. La mayoría de los navegadores, sitios web y aplicaciones pueden acceder a nuestra información y rastrear nuestra actividad mediante el uso de cookies. Además, en muchas ocasiones compartimos datos sensibles como información bancaria, imágenes o datos de carácter personal, por lo que todas las precauciones que podamos tomar son pocas.

Una de las herramientas clave para navegar con completa seguridad en Internet son las Virtual Private Network o Redes Privadas Virtuales, más conocidas como VPN. Se trata de un servicio que te permite ocultar tu dirección IP y que, además, protege tus datos cuando navegas encriptando el tráfico.

En el mercado hay varios proveedores de servicios VPN que ofrecen distintos planes y servicios dependiendo de si eliges una suscripción mensual o anual y también según el uso y la cantidad de dispositivos en los que vayas a utilizarlo, pero no todos son igual de seguros ni completos.

Una de las mejores opciones que puedes encontrar ahora mismo es VPN Surfshark, una VPN muy rápida y con la mejor seguridad que, además, puedes contratar a un precio tremendamente competitivo aprovechando la que es sin duda la mejor oferta en este tipo de servicios en el Black Friday 2020. Y es que, si contratas la opción de 24 meses, el servicio de VPN Surfshark te saldrá por 2,11 euros mensuales. Además, obtendrás tres meses gratis, un gran descuento por todas las opciones que ofrece como verás a continuación.

Los puntos fuertes de Surfshark

El servicio utiliza dos de los protocolos VPN más seguros que existen hoy en día, y además, su cifrado simétrico es AES-256-GCM, por lo que nos brinda la mayor seguridad de extremo a extremo que existe actualmente. La configuración de la VPN te permite ocultar tu IP pública hasta tal punto que ni tu proveedor de servicios de Internet sabrá que estás utilizando una VPN.

Surfshark se basa en una política estricta sin registros, por lo que no monitoriza, rastrea ni almacena absolutamente nada de lo que hagas en Internet mientras lo utilizas. Otro de sus puntos fuertes es que, en caso de que tengas algún problema mientras navegas usándolo, el software te permite activar el “Kill Switch”. Esto significa que, si por cualquier motivo la navegación mediante la VPN se interrumpe, esta bloqueará tu acceso a Internet automáticamente para que tus datos sensibles jamás se vean expuestos o comprometidos. Además, Surfshark ofrece servidores DNS privados y con protección contra filtraciones para que no tengas que usar DNS públicas y obtengas así un plus de seguridad.

Por último, pero no menos importante, este servicio te permite elegir el país de conexión para evadir el geobloqueo que en muchas ocasiones nos impide acceder a contenido que no está disponible en nuestro territorio. Además, te permite configurar un sistema de bloqueo de publicidad y malware con el que evitar rastreadores e incluso nos protege de posibles ataques de phishing.

Ventajas de usar una VPN

Usar este tipo de herramientas tiene un montón de ventajas, aunque las principales son mantener tu confidencialidad cuando navegas por Internet, proteger tu actividad y poder acceder a contenido restringido desde cualquier parte.

Usando una VPN podrás acceder a cualquier sitio web o iniciar sesión en cualquier servicio sin que se muestre tu IP pública, por lo que ante un posible ataque, los piratas informáticos no podrán acceder ni a tus datos personales ni a tu dirección IP. Además puedes usar una dirección IP de otro país si necesitas acceder a algún servicio de otro país  o saltarte bloqueos geográficos. También puedes evitar filtros o acceder a sitios bloqueados por cortafuegos en países que aplican este tipo de restricciones como China, donde páginas como Facebook o Google están censurados.

Otro punto importante es la seguridad, ya que usando una VPN como Surfshark todos tus documentos y archivos están protegidos o cifrados cuando te conectas Internet.