Cómo dejar de recibir llamadas publicitarias

Actualidad

Nadie está a salvo de las llamadas publicitarias. Algunas se hacen de forma dirigida, mientras que muchas otras se llevan a cabo de forma aleatoria, y quien llama no sabe exactamente quién hay detrás del teléfono. Pero hay formas de evitar las llamadas publicitarias. Y evidentemente, cuantos más de estos pasos llevemos a cabo, más complicado será que nos llegue una llamada publicitaria. Si llegara a ocurrir, podemos presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos.

La Lista Robinson

La Lista Robinson es un fichero de exclusión publicitaria, gestionado por la Asociación Española de Economía Digital. Si inscribimos aquí nuestros datos, de forma voluntaria y gratuita, los comerciantes los verán al realizar una campaña publicitaria y te excluirán. Es algo que debe hacerse siempre; no obstante, nos puede llegar publicidad si hemos dado el consentimiento expreso o si somos clientes. En la Lista Robinson, por otro lado, se escoge a través de qué medios y canales no se desea recibir publicidad. La efectividad de la Lista Robinson arrancará desde el tercer mes desde el registro.

Apúntate en la Lista Robinson

Formularios específicos por empresa

Si existe relación contractual previo y tus datos se han obtenido de forma lícita, efectivamente las empresas pueden enviarte publicidad. En este sentido, los formularios específicos por empresa son la clave. Lo habitual es que las empresas cuenten con sistemas que permiten rechazar el uso de datos con fines publicitarios, con una casilla en la que se expresa el rechazo o la aceptación. En los SMS y mensajes de correo electrónico, por ejemplo, nos ofrecen la vía para cancelar las comunicaciones comerciales.

Evita la publicidad en Gmail

stop spam

No des tu consentimiento o retíralo

En concursos, promociones, ofertas y similares, es habitual que se solicite consentimiento para el uso de nuestros datos con fines comerciales o publicitarios. Hay que tener cuidado con este tipo de cosas y no dar el consentimiento si no queremos que usen nuestros datos para fines publicitario. Ocurre exactamente lo mismo cuando nos registramos en páginas web y en servicios online; desde la entrada en vigor de la GDPR en Europa, se requiere del consentimiento explícito del usuario para recopilar datos, e indicar para qué se van a utilizar.

Pero en caso de que ya hayamos dado el consentimiento, siempre podemos revocarlo. Depende de la empresa en cuestión, pero podemos hacerlo a través de una llamada telefónica o un servicio de atención al público, según se haya establecido. Si no disponemos de la información de contacto para revocar el consentimiento, siempre le podemos pedir esta información al responsable del tratemiento de datos con fines publicitarios.

Ejercer el derecho de oposición para evitar la publicidad

Si una empresa está usando nuestros datos para fines publicitarios, puede hacerlo si cuenta con una relación contractual previa, aunque los datos se recogieran para otros fines. Estas empresas, en este tipo de situaciones, nos deben ofrecer la posibilidad de oposición a recibir publicidad. Y deben hacerlo de forma gratuita y sencilla, tanto cuando se recogen los datos personales como en todas y cada una de las comunicaciones dirigidas hacia nosotros.

Al ejercer nuestro derecho de oposición debemos comunicar, en la solicitud, el canal por el que se está recibiendo publicidad, los datos que no queremos que se utilicen para ello, y también especificar que no queremos que se utilicen nuestros datos para fines publicitarios. De nuevo, a través del responsable de tratamiento de datos para este fin.

Ejercer el derecho de supresión para evitar la publicidad

Más allá de todo lo anterior, contemplando que una empresa ya tenga nuestros datos y que los esté usando para fines publicitarios, también contamos con el derecho de supresión. El derecho de supresión se recomienda se ejerza cuando no existe relación contractual; es decir, cuando no somos clientes de la empresa en cuestión, caso en el que sería preferible ejercer el derecho de oposición, o retirar el consentimiento que anteriormente se haya prestado en relación con el tratamiento de datos para fines publicitarios.

Si ejercemos el derecho de supresión, entonces tendrán que proceder a la eliminación de todos nuestros datos de los tratamientos de la entidad. Esto, evidentemente, supone problemas para la relación contractual para la prestación de servicios.

Elimina tus datos personales de las guías telefónicas

Por último, también podemos recurrir a la solicitud de eliminación de guías telefónicas. Con el operador de telecomunicaciones con el que tengamos contratado un servicio telefónico podemos contactar por diferentes vías para solicitar que nuestros datos sean retirados de las guías telefónicas. A partir de la solicitud, nuestra información personal y de contacto se eliminará de las guías telefónicas en su versión online; el efecto de esta solicitud puede tardar algo más de tiempo, puesto que a partir de la versión online se llevan a cabo ediciones en papel y en otros soportes físicos.

Escrito por Carlos González

Fuente > aepd