¿Qué es WiFi Mesh? La solución para tener conexión en toda tu casa

¿Qué es WiFi Mesh? La solución para tener conexión en toda tu casa

Rocío GR

La cobertura del Wi-Fi en casa suele ser un problema habitual y las redes no llegan correctamente a todos los rincones del hogar si es grande o si no contamos con la instalación adecuada. Una de las mejores soluciones que han aparecido en los últimos tiempos son las redes WiFi Mesh que nos permiten solucionar los problemas de conectividad en cualquier rincón y que se han convertido en una gran alternativa a los repetidores de WiFi habituales que usábamos hasta ahora.

Una red WiFi Mesh o WiFi mallada es una de las mejores opciones si buscas mejorar la cobertura de la red en tu casa o en cualquier lugar de ámbito profesional: hoteles, restaurantes u oficinas que utilizan esta solución de Internet sin cables para que la señal llegue correctamente a cada rincón sin perderse en el camino. Solemos conectar todo tipo de dispositivos (móviles, tablets, televisores portátiles, consolas…) y la conexión funciona cada vez peor o es más débil. Es especialmente útil, además, en casas con gran tamaño o en las que encontramos muchas habitaciones o cuya distribución hace que la señal no llegue correctamente.

¿Qué es una Red WiFi Mesh?

Una red WiFi Mesh o red de malla en español es una red en la que hay un router o estación base y varios puntos de acceso, también conocidos como satélites o nodos. Hasta aquí, no deja de ser una red convencional con repetidores que amplían la señal. Pero no es así. La principal diferencia entre una red WiFi de malla y una red con repetidores es que en el primer caso tenemos nodos que se conectan entre sí. Los diferentes puntos de acceso no sólo están conectados al router sino que también son capaces de conectarse entre ellos, lo que permite una mejor cobertura y una mejor gestión de la red.

WiFi Mesh

Cómo funciona

Una red WiFi Mesh es capaz de redirigir el tráfico por toda la red de la forma más óptima posible para que en todo momento dispongamos de la mejor señal posible. Pueden determinar qué satélite o nodo es el mejor al que nos podemos conectar en cada momento según el estado de los mismos, la saturación de la señal, distancia a cada uno de ellos, potencia de la señal, etc.

Algo que, además realiza de forma totalmente transparente para el usuario, lo que evita que tengamos que hacer nada de forma manual ni realizar complejas configuraciones únicamente al alcance de aquellos con ciertos conocimientos. Por lo tanto, cualquier usuario conectado a una red en malla podrá disfrutar de la mejor conexión en cualquier momento de manera automática gracias a su gestión inteligente.

En el caso de que un nodo o satélite se cayera dentro de una red mesh o mallada, la propia red derivaría el tráfico de forma automática al mejor nodo posible dentro de la misma red. Por lo tanto, esto significa que en ningún momento perderíamos conexión, algo que sí ocurre con el uso de repetidores. Es decir, si estamos conectados a un repetidor y éste se cae, perderemos la conexión.

Diferencias con un repetidor convencional

Los repetidores WiFi hacen que la señal llegue a cada punto y desde ahí podamos conectarnos. Pero, en el caso del sistema de malla no sólo la señal llega desde el router a los distintos satélites, sino que también permite que vaya de un satélite a otro, comunicados entre sí y con una única red WiFi con una amplia zona de cobertura, evitando además cualquier tipo de micro corte como los que se producen cuando saltamos de la cobertura que da un router al de un repetidor.

La principal diferencia entre los repetidores convencionales y la red de malla WiFi es que no siempre te conectarás al punto más cercano, sino que será capaz de decidir cuál es mejor en cada momento. No sólo tendrá en cuenta la cercanía sino la saturación de la red, la calidad global de la conexión. Por ejemplo, si un repetidor o nodo está caído, no nos quedaríamos sin Internet, sino que nos conectaría a otro. Es decir, nos permite gestionar nuestra conexión de una forma inteligente y de forma totalmente transparente para el usuario.

Mantenemos la misma red WiFi, la misma SSID y la misma contraseña, pero tenemos un sistema de satélites colocados estratégicamente que nos ayuda a tener siempre la mejor señal según cómo esté la conexión o dónde estemos nosotros. Estos satélites se retroalimentan entre sí para conseguir esta señal cuando uno u otro no llega correctamente al router.

plc wifi mesh

Ventajas e inconvenientes de estas redes

Una vez que hemos visto en qué consisten las redes WiFi Mesh, lo cierto es que es el momento de pasar a ver cada una de las ventajas que nos pueden aportar a nuestros hogares, así como una serie de inconvenientes que nos pueden llegar a pensar que, realmente, no son todo lo beneficiosas que nos podríamos haber llegado a pensar en un primer momento. Pero, para que puedas sacar tus propias conclusiones, aquí os dejamos los siguientes puntos a favor y en contra:

Todas sus ventajas

Las principales ventajas de las redes WiFi Mesh es que optimizan los recursos. Tienes mayor cobertura en zonas más “remotas” o menos comunicadas de la casa o de la estancia y la calidad de la señal suele ser mejor gracias a la conexión entre todos los nodos. Estés donde estés, encontrarás una señal que sea buena ya que siempre te ofrecerán la ruta más corta posible o la que menos saturada esté en ese momento. El sistema de satélites decidirá en tiempo real y rápidamente, según donde estés o la cantidad de dispositivos conectados, a qué nodo debes conectarte para tener la mejor señal y la mejor potencia mientras te estás desplazando. No obstante, hay más ventajas que deberías valorar si estás pensando en instalar WiFi Mesh. Te las relatamos a continuación:

Wi-Fi Mesh

  • Instalación sencilla 

Otra de las principales ventajas de este tipo de sistemas es que tiene una instalación bastante sencilla en cuanto al sistema de satélites. Al contrario que otros repetidores, sólo necesitan conectarse a un cable de alimentación y se gestionan fácilmente desde un software especializado o desde una aplicación muy intuitiva. No requiere una instalación muy técnica y facilita la instalación por parte de cualquier usuario, incluso si no tiene un conocimiento avanzado en este tipo de tecnología.

De hecho, la mayoría del software de las marcas se reducen a aplicaciones para nuestros smartphones que son bastante sencillas de usar (la interfaz es minimalista siempre) pero que nos permiten hacer un buen montón de cosas con ellas. Por ejemplo, algunas incluso nos permiten crear en un par de sencillos pasos redes WiFi para invitados dentro de la propia malla. Esto es muy interesante si no queremos que nadie se conecte a nuestra red sin permisos, ya que esta red de invitados estará separada de la normal, y por tanto, será «independiente».

  • Se evitan las interferencias

También es importante tener en cuenta que ciertos equipos WiFi Mesh no usan para la comunicación entre el router o base y los nodos las mismas bandas reservadas para la red WiFi, por lo que, en este caso, se evitan ciertas saturaciones e interferencias. De hecho, la mayoría de fabricantes recomiendan que para evitar interferencias usemos el nodo principial (es decir, el que está conectado directamente al router) como si fuese el punto de acceso principal de la red. Con ello lo que haremos será que el router que nos cede la operadora telefónica sea simplemente un punto de paso entre el ONT y el nodo principal del WiFi Mesh (suponiendo que tengamos fibra óptica, claro). Esto puede sonar muy complejo, pero lo cierto es que es bastante sencillo y te asegurará que no haya interferencias de señal.

  • Diseño agradable

Otra de las ventajas es que no supondrá un problema en cuanto a estética ya que los sistemas de WiFi Mesh actuales suelen apostar por un diseño cuidado que no molestará en la decoración o en la estética del hogar, la oficina o la estancia en sí.

Wi-Fi Mesh Xiaomi

¿Qué inconvenientes tienen?

Aunque se trata de un sistema totalmente recomendado y una de las mejores opciones para ampliar la cobertura, las redes de malla de WiFi pueden suponer algunos problemas en el día a día. Con todo, son una gran solución si necesitas mejorar la señal baja de tus dispositivos. A continuación, te explicamos cuáles son los principales inconvenientes del WiFi Mesh, para que puedas tomar una decisión con toda la información disponible:

  • Confusión en la señal 

Es posible que no coloques correctamente los satélites en los lugares que corresponde y esto suponga confusión a la hora de moverte por la casa: es posible que haya momentos o zonas en las que los nodos no sepan realmente cuál es la que debes conectarte en ese momento.

  • Inversión económica

Otro de los problemas que podemos encontrar es que deberemos invertir una cantidad de dinero mayor que en otras soluciones similares ya que siempre han estado enfocados a aspectos o ámbitos más profesionales como distribuir la red WiFi en un hotel, un restaurante o zonas comerciales en las que queremos ampliar al máximo la cobertura sin que se pierda de un lugar a otro. Aun así, cada vez es más frecuente encontrar routers compatibles con esta tecnología y a mejor precio. No obstante, siempre debemos valorar si esa diferencia de precio puede compensar el gran funcionamiento y el mejor rendimiento de nuestra red.

  • Funcionamiento de la red 

Aunque ofrecen una gran solución para los problemas de cobertura WiFi en espacios o casas de grandes dimensiones, lo cierto es que las paredes muy gruesas, determinadas ondas electromagnéticas y otros agentes externos pueden afectar al correcto funcionamiento de la red y la comunicación entre nodos. Normalmente, cuando acudimos a una red WiFi Mesh en casa es porque otras soluciones más tradicionales como los PLC no nos han dado resultado, y de hecho estos serán mejores con la red WiFi Mesh.

Eso sí, si en tu vivienda o el lugar donde tengas pensado ponerla tienes paredes gruesas como hemos dicho antes, lo más probable es que te toque situar los nodos de la red en sitios estratégicos. Es más, el nodo principal deberás conectarlo con casi toda seguridad por cable a la red principal, por lo que te tocará hacer algo de «obra» (ya sea pasar el cable por una canalización o directamente a través de un agujero).

Con todo, en la actualidad hay muchos modelos en el mercado, así como marcas de todo tipo, por lo que los fabricantes están perfeccionando esta solución tecnológica. Sin embargo, elegir un modelo u otro dependerá del presupuesto que hayas fijado y de la cantidad de dinero que quieras invertir.

  • Enfoque profesional

Otro de los principales inconvenientes de esta solución tecnológica es que están enfocados a entornos muy concretos. Sobre todo a las empresas, aunque pueden emplearse en domicilios particulares sin ningún tipo de problema. Esto hace que tengan un coste mucho más caro y que no siempre sean la mejor opción. De hecho, la mayoría de personas suelen optar por un sistema de router y un amplificador de señal WiFi para mejorar la señal en su hogar.

repetidor wifi

EasyMesh

Para unificar e integrar todo en la misma red, la WiFi Alliance crea Easy Mesh. Easy Mesh usa el protocolo IEEE 1905.1 y ofrece ventajas como facilidad de instalación o la posibilidad de mezclar routers y repetidores de cualquier marca. Además, cuenta con el apoyo de fabricantes como Qualcomm, MediaTek, Broadcom o Intel, aunque aún no se ha incorporado en dispositivos del mercado. Entre las funciones de EasyMesh, hay cuatro que destacan y se han presentado en los últimos tiempos:

  • Client steering a través de Agile Multiband que permite mejorar el proceso de cambio de un punto WiFi a otro punto WiFi y así podemos usar un repetidor u otro de manera más rápida y fiable cuando cambiemos de habitación.
  • Separación del tráfico dentro de la propia red: habrá una red principal y una red WiFi de invitados que funcionan de forma independiente, pero ambas pueden beneficiarse de las ventajas y la tecnología de WiFi Mesh.
  • Mejorar la disponibilidad coordinada de canales con Dynamic Frequency Selection (DFS) para que se puedan usar canales menos saturados.
  • WiFi Data Elements es otra de las funciones que nos permite Easy Mesh, que permite que los fabricantes tengan datos de diagnóstico de la red y puedan analizarlos para mejorar la experiencia de los productos que se usan.

Mesh con operadores

Más allá de lo que podemos conseguir instalando un router mesh de forma independiente, como explicamos en los próximos párrafos con algunos de los modelos más destacadios,  Los operadores en 2021 ya ofrecen redes WiFi mesh o routers compatibles.

En febrero de 2021 anunciaba Euskaltel su nuevo router WiFi Mesh que buscaba acabar con las quejas de los clientes y conseguir una mejor cobertura. De hecho, multiplica hasta cuatro veces la cobertura existente. Para conseguir el router o red de malla de Euskaltel podemos hacerlo pagando cuatro euros al mes durante 14 meses e incluye dos amplificadores que tendrían un precio total de unos 94 euros aproximadamente. Los clientes de la tarifa OSOA Infinity no tendrán que pagar una cuota mensual pero sí una única cuota de alta de 15 euros por tener los dos amplificadores inteligentes. Cada dispositivo se conecta entre sí y se comunican para mejorar hasta cuatro veces la mencionada cobertura.

wifi mesh virgin

Es lo mismo que ofrece Virgin en el resto de España: dos amplificadores (los mismos) con un precio de cuatro euros al mes para los clientes de fibra de 300 MB y de un euro al mes para los clientes de fibra 600 Mb. Como siempre en este tipo de aparatos están en cesión por lo que debemos devolverlos en caso de que demos de baja la fibra con el operador. Su funcionamiento es sencillo: simplemente hay que conectar uno de los amplificadores al router y el otro colocarlo en la parte de la casa o la oficina donde necesitamos más cobertura.

Vodafone cuenta también con su Super WiFi que incluye hasta dos puntos de acceso y una plataforma en la nube. Para crear la red, un experto del operador acude a tu domicilio y calcula cuántos extensores inteligentes necesitas. Es decir, cuántos nodos de la red de malla necesitas según las dimensiones o las características de tu casa. Y, prometen desde el operador, tendrías una mejor velocidad y alcance y menor latencia. Super WiFi 6 incluye la instalación de hasta dos extensores, pero permite incorporar más con tres euros por cada extensor extra. El máximo es de cinco extensores adicionales

Sistemas Wi-Fi Mesh

Si te ha convencido esta tecnología y quieres apostar por la conexión en formato malla, puedes comprar algunos de los sistemas de Wi-Fi Mesh. Si tu operador no ofrece el servicio o simplemente si quieres un equipo en propiedad y no cedido son muchos los aparatos que podemos utilizar para crear una red de malla que mejore la cobertura en casa o en la oficina. Generalmente estas opciones serán más caras, pero no tendrás que devolverlas si cambias de operador. Además de que os diremos algunas de las mejores opciones que podremos comprar para nuestro hogar. Hay que tener en cuenta que el precio no será bajo en ningún momento, pero habrá sistemas más «económicos».

D-Link COVR-1102 (dos nodos) y COVR-1103 (tres nodos)

Las principales características de este sistema Wi-Fi Mesh son que es doble banda simultánea con Wi-Fi AC1200, esto significa que podremos conseguir velocidades de hasta 300Mbps en la banda de 2.4GHz, y una velocidad de hasta 867Mbps en la banda de 5GHz gracias al Wi-Fi 5. Otras características inalámbricas muy importantes son la incorporación de SmartBeam para focalizar la señal inalámbrica en los clientes, SmartConnect para que el dispositivo sitúe en una banda de frecuencias o en otra a los clientes, y, por supuesto, Smart Roaming para pasar de un nodo a otro sin corte en la conexión inalámbrica y MU-MIMO para optimizar el rendimiento de forma global.

Este sistema Wi-Fi Mesh cuenta con la certificación EasyMesh de la Wi-Fi Alliance, para tener la máxima compatibilidad y que todo el sistema Wi-Fi Mesh funcione perfectamente. Por último, es compatible con seguridad WPA3-Personal, para proteger lo mejor posible las comunicaciones de los clientes que se conecten vía Wi-Fi.

Este equipo también incorpora dos puertos Gigabit Ethernet, el nodo que actúa como router principal tendrá un puerto Gigabit Ethernet para la WAN y el otro para la LAN, para los nodos extensores tendremos 2 puertos Gigabit Ethernet para la LAN. En caso de querer unir los nodos vía cable, este sistema Wi-Fi Mesh soporta Ethernet backhaul para tener un ancho de banda entre nodos de 1Gbps, ideal para proporcionar el mejor rendimiento inalámbrico posible.

Otras características del D-Link COVR-1102 y del COVR-1103 (versión de tres nodos) son que es compatible con Amazon Alexa y Google Assistant para enviar comandos por voz, y que es realmente barato, ya que por menos de 100 euros podrás tener un completo sistema Wi-Fi Mesh de alto rendimiento.

TP-Link Deco M9 Plus

Este sistema de Wi-Fi Mesh funciona con doble banda simultánea de WiFi AC1300, cuenta con tecnología Beamfoming, MU-MIMO, Roaming Wi-Fi o con Band Steering. Además, en el TP-Link Deco M9 Plus los nodos funcionan con triple banda simultánea y con una de ellas (funcionando a 867 Mbps) dedicada exclusivamente a la comunicación entre los nodos, así que nos aseguraremos que la red funciona correctamente en cualquier parte.

Más allá de esto, nos permite la conexión entre nodos por cable y cuenta con tecnología Zigbee o Bluetooth en todos los nodos, lo que nos permitirá conectar los dispositivos Smart Home directamente. El precio puede variar, pero el pack de TP-Link Deco M9 Plus ronda los 200 euros.

TP LInk Wi-Fi Mesh

ASUS Lyra Trio

En este sistema de nodos, la interconexión se hace con banda de 2.4 GHz o 5 Ghz o bien a través por cable. El equipo nos permite una banda simultánea con WiFi AC1750 y con velocidad de hasta 450 Mbps en la banda de 2.4 GHz y de hasta 1.300 Mbps en la banda de 5GHz. Más allá de la velocidad, cuenta con tecnologías como MU-MIMO, Beamforming o Band Sterring y tiene Roaming Wi-Fi para que podamos “saltar” de un nodo a otro sin ningún tipo de problema.

Además, ASUS cuenta con un sistema ASUS AiMesh que permite que los routers se conviertan en nodos para la malla de WiFi Mesh y nos permiten tener roaming Wi-Fi entre los distintos aparatos y band steering. Esto nos permite reutilizar un posible router antiguo de la marca y convertirlo en nodo si hemos comprado uno nuevo más potente y queremos hacer la malla nosotros mismos, por lo que es un sistema que puede resultar más asequible que otras opciones.

ASUS Lira Trio para Wi-Fi Mesh

FRITZ! Repeater 3000

Este repetidor Wi-Fi es, actualmente, uno de los más avanzados en el mercado y nos proporcionará un alto rendimiento. Además, nos permitirá crear una red Mesh Wi-Fi de alta calidad si hacemos uso de un router FRITZ!Box. Se trata de un repetidor Wi-Fi con tecnología Beamforming para focalizar la señal o con Smart Connect que permite unificar las tres redes en una sola que el propio aparato gestionará de manera eficiente en las dos o tres bandas de frecuencia.

Además, cómo no, cuenta con la tecnología roaming Wi-Fi e incorpora triple banda simultánea con Wi-Fi AC3000. En el repetidor de FRITZ! Conseguiremos una velocidad de hasta 400 Mbps en la banda de 2.4 Ghz y una velocidad de hasta 867 Mbp en la primera banda de 5GHz y velocidad de hasta 1733 Mbps en la segunda banda de frecuencias de 5GHz.

FRITZ!Repeater 3000 para Wi-Fi Mesh

Netgear EAX80

Este Netgear EAX80 es un repetidor WiFi Mesh con 8 flujo de datos y 4 puertos LAN Gigabit que permite una conexión simultánea de hasta 30 dispositivos inalámbricos. Ofrece compatibilidad universal, por lo que lo podemos usar con cualquier router, dispone de 4 puertos Ethernet, puerto USB 3.0, tecnología MU-MIMO y OFDMA.

Es capaz de ofrecer una gran velocidad, hasta 6Gbps, que permite disfrutar de transmisiones en alta definición, 4k o incluso 8K, de manera fluida, disfrutar de nuestros juegos online sin cortes, videollamadas, etc. Estamos ante un dispositivo que nos ayudará a tener una cobertura WiFi de hasta 175 m2 y conectar hasta más de 30 dispositivos. Su precio actualmente en Amazon supera los 300 euros.

TP-Link AC1200 Deco M4

Este es un repetidor de WiFi y sistema Mesh que es capaz de abarcar una estancia de hasta 260 metros cuadrados. Nos proporciona un WiFi estable de hasta 1167 Mbps, proporcionando mucha cobertura gracias a ser un pack de 2 unidades. Se instala y se controla desde la aplicación de móvil Deco, desde la cual podemos ver quien se conecta a la red, quien le concedemos acceso o a quien bloqueamos. También posee control parental para dar la mayor de las seguridades a los niños.

Incluso, desde la aplicación para smartphones que podremos utilizar para el control parental, nos encontraremos con la posibilidad de asignar una cierta prioridad a cada aplicación, con el objetivo de mantener la fluidez de la red de casa de la mejor manera posible, especialmente, cuando esté congestionado o haya cualquier tipo de ralentización en la conexión a Internet.

 

TP-Link AC1200 Deco M4

Tenda Mw6 Nova

En este caso estamos ante un pack con 3 decos con cobertura de doble banda, pudiendo dar servicio a una estancia de hasta 500 metros cuadrados, aunque se le pueden acoplar hasta 9 nodos y ser capaz de dar servicio a más de 1.000 metros cuadrados. Es compatible con el asistente virtual Alexa, algo que le provoca mucha versatilidad.

Puede llegar hasta los 1200 Mbps de transferencia de datos y tiene WPA-PSK, WPA2-PSK como protocolos de seguridad. Admite hasta 90 dispositivos al mismo tiempo y gracias a la aplicación WiFi se podrá establecer el acceso a invitados, bloquear dispositivos, dar prioridad a otros e incluso activar el control parental. El diseño es otra de las bazas importantes que presenta este pack de repetidores, puesto que son originales con respecto a lo que suele ver.

Tenda Mw6 Nova

Mención honorífica: el Nova Mesh MW5C

Dentro de esta misma marca también tenemos otra opción aún más económica y especialmente recomendada para crear ecosistemas gaming: el Nova Mesh MW5C. Por apenas 98 euros amplificaremos nuestra señal y, además, estaremos acompañados en todo momento de la tecnología Mu-Mimo, que a su vez es capaz de soportar la conexión inalámbrica de hasta 50 dispositivos que se conecten simultáneamente.

En este sentido, estos tres rúters te ayudarán a distribuir de forma más eficiente la conexión a lo largo de la casa y esquivar el temible lag además de la posibilidad de sufrir desconexión alguna, especialmente en nuestras largas sesiones de gaming. Para ello, claro está, debemos distribuir los tres aparatos de forma estratégica y así asegurar una cobertura completa del hogar para ofrecer ese ‘paraguas’ a todos los dispositivos allí recogidos.

Tengamos en cuenta que, bien distribuidos a lo largo y ancho de nuestro domicilio, este trío de rúters puede crear una red que cubra hasta 300 metros cuadrados. Además, a ellos se les puede sumar hasta seis nodos para incrementar dicha cifra hasta los 700 metros con lo que podemos incluso compartir nuestro Internet con vecinos o amigos cercanos, si es que ese es nuestro propósito, claro.

En definitiva, estamos ante un producto especialmente interesante muy orientado al juego en línea pero que también puede mejorar nuestra conexión a escala general en toda nuestra casa e incluso las cercanas, si doblamos la apuesta y lo llevamos un paso más allá.

Sistema WiFi Mesh Nova

4 Comentarios