Todo sobre microLED, los televisores del futuro

Todo sobre microLED, los televisores del futuro

Rocío García

TamaLCD y OLED son las tecnologías que encontramos actualmente en el mercado a la hora de comprar televisores, monitores. Paneles que nos permiten una excelente calidad y con los que disfrutamos habitualmente del cine en casa incluso en 4K. Pero la tecnología avanza rápido y son otros sustitutos los que llegarán al mercado: televisores y pantallas más grandes pero con LEDs más pequeños. ¿Qué es microLED y por qué se habla de esta tecnología para un futuro muy próximo?

MicroLED y mini LED se han convertido en tecnologías de los televisores y pantallas “del futuro” aunque lo cierto es que ya están aquí, ambos están disponibles ya en el mercado. LEDs mucho más pequeños y millones de ellos en un mismo panel. ¿Qué es microLED? ¿Qué diferencia tiene con mini LED? ¿Qué ventajas tiene o qué hay en la actualidad en el mercado si quieres probar esta tecnología?

¿Qué es la tecnología microLED?

La tecnología microLED es similar en cuanto a sistema a las pantallas OLED. Es decir, en estas pantallas tenemos píxeles que se iluminan de forma independiente. En los paneles Mini LED o televisores QLED hay una serie de LEDs que son iluminados por una fuente principal de luz. Aquí no.

La tecnología microLED cuenta con píxeles independientes y cada uno de sus píxeles se ilumina por sí solo sin necesidad de una fuente de iluminación o foco general en el fondo. Esto tiene como ventaja unos negros más puros o profundos, generalmente. Ocurre igual que en las pantallas de muchos teléfonos móviles actuales: los píxeles se iluminan de forma independiente y si tienes píxeles en negro en la pantalla no hará falta que se iluminen, lo que evitará un consumo de energía innecesario y conseguirás un negro totalmente negro.

La herencia OLED

Como decimos, las pantallas o paneles micro LED heredan la tecnología de las pantallas OLED (Organic LED Emitting Diode) que destacó, en su lanzamiento, por ser paneles que no necesitaban luces detrás, un foco que emitiese luz, sino que los subpíxeles se iluminaban. En concreto, cada píxel tiene tres subpíxeles verde, rojo y azul y emiten su propia luz a través de la aplicación de una corriente eléctrica que ha sido estimulada por elemento químico que forma cada uno de los colores del subpíxel. Cada color lleva un elemento químico concreto: para el uso del rojo se utiliza arseniuro fosfuro de galio, por ejemplo.

Los microLED, pues, heredan de OLED un sistema parecido aunque, como es lógico, hay diferencias y mejoras.. Las pantallas micro LED pueden conseguir alrededor de 5.000 nits pero las pantallas OLED se estima que pueden conseguir, aproximadamente, unos 1.000 nits. Más allá de la mejora en el brillo, también hay otras: hay micro módulos LED que iluminan de forma individual cada uno de los subpíxeles de los que hemos hablado.

La principal ventaja de microLED frente a OLED es que no hay componentes orgánicos en su fabricación que hacen que vaya desgastándose con el tiempo y produzcan el efecto screen burn-in en la pantalla. Aquí no existen esos componentes por lo que evitaríamos el efecto negativo que produce: los diodos de los paneles microLED son inorgánicos.

Pantallas de cualquier tamaño

Gracias a que cada LED funciona de forma independiente o que el panel es una unión de estos sin necesidad de un foco trasero, los paneles microLED cuentan con la ventaja de que pueden abarcar cualquier resolución. No solo son interesantes para uso doméstico con 30, 40 o 50 pulgadas sino que son totalmente recomendables para enormes paneles de 100 pulgadas o pensados para el ámbito empresarial.

No tienen limitaciones y esto lo convierte en una opción muy interesante de cara al futuro no solo en televisores convencionales sino que también es posible crear paneles modulares

¿Son todo ventajas?

No. El principal inconveniente de los paneles microLED en la actualidad es su precio y la poca variedad: aún no es accesible para cualquier bolsillo, vale cientos miles de euros y apenas hay fabricantes que estén apostando por esta tecnología.

Diferencias con los miniLED

Puede que hayas escuchado hablar también de miniLED y son muchas las ocasiones en las que se habla de una guerra entre ambas, las dos serían las herederas y las que competirían entre sí en el mercado pero, ¿son rivales? ¿hay uno mejor y otro peor? No exactamente. Hay ventajas en ambos pero también inconvenientes.

En el caso de MiniLED tenemos LEDs más pequeños que los que se utilizan en televisores LED o QLED pero un mayor número de ellos aunque con la misma tecnología: hay un foco o emisor de luz principal. Se utilizan diodos más pequeños (hasta 1.000 veces inferiores) pero más cantidad, lo que se traduce en tener muchísimos más en un mismo espacio y conseguir así mejor brillo o mayor contraste. Se agrupan en zonas pequeñas que pueden apagarse o encenderse y se tiene mejor control sobre la atenuación local que en tecnologías anteriores.

En cuanto a tamaño, como ya se ha explicado en párrafos anteriores, los paneles Micro LED no tienen limitaciones pero sí el panel mini LED ya que dependen de un panel LCD que funciona como iluminación general. Puedes conseguir sin ningún problema hasta cien pulgadas con un panel MiniLED por lo que a nivel doméstico no supondrá un gran cambio y ya se están creando televisores con esta tecnología. Sí a nivel profesional o comercial ya que microLED permitirá crear todo tipo de pantallas o paneles modulares de más de 100 pulgadas de tamaño y estará menos limitado.

Otras diferencias están en brillos, contrastes y negros: como ya se ha explicado, el Micro LED nos permite apagar de forma individual cada pixel y el Mini LED funciona a través de grupos de luces que pueden ajustarse con bastante precisión pero no dejan de ser “partes” y no de forma independiente. Conseguimos así negros más puros en el microLED, un mejor brillo y mejor contraste.

microLED en el mercado

¿Podemos comprarnos ahora un televisor microLED? La tecnología está empezando a llegar pero está lejos de convertirse en lo más habitual en cualquier casa. Al menos por ahora. ¿Hay televisores? Sí, ya hay anunciados algunos modelos disponibles de gran tamaño anunciados por Samsung aunque aún está lejos y queda mucho.

En la actualidad los fabricantes están apostando por pantallas MiniLED mucho más asequibles y adaptadas a un público más amplio (precios de 2.000 o 3.000 dólares aproximadamente) pero el microLED aún tiene camino por delante para ser “para todos”: actualmente presumir de panel microLED tiene un precio que supera los 100.000 euros y no hay muchas opciones entre las que puedas elegir…

Samsung The Wall y microLED 2021

Samsung presentó en 2018 su primera pantalla MicroLED con el nombre “The Wall” y como un sistema de módulos configurables. Un televisor modular de 146 pulgadas que se presentaba como “la pantalla del futuro” y que presumía de alguna de las ventajas que hemos explicado en párrafos anteriores: eliminaba la luz del fondo y permitía mejor experiencia visual con LEDs mucho más pequeños que los actuales.

MicroLED

En 2020, Samsung volvió a utilizar la tecnología MicroLED con un nuevo panel de 110 pulgadas que estaría disponible a nivel mundial a partir del primer trimestre del próximo año y en preventa en Corea desde ese momento, en diciembre de 2020. Un panel con luces LED de un micrómetro que elimina luz de fondo y con una vida útil de hasta 100.000 horas (equivalente a unos 10 años en total) además de una calidad de imagen brillante y realista y de un diseño que carece de bordes: ocupa el 99,99% del televisor.

Pero no todo son ventajas y, como hemos explicado antes, la tecnología está lejos de estar en todas las casas: la televisión de Samsung presentada en diciembre de 2020 tiene un precio de unos 130.000 euros al cambio.