¿Por qué cambian las frecuencias de la TDT y la radio en cada provincia?

La televisión lleva ya más de 60 años operando en España, y la radio va camino de cumplir un siglo. Los canales y estaciones que escuchamos suelen operar a nivel local, provincial, autonómico o nacional, pero hay algo que cambia en cada provincia: las frecuencias. ¿Por qué cada provincia tiene una frecuencia distinta para TDT y radio?

Seguro que, si cambias frecuentemente de provincia, estarás harto de tener que resintonizar la radio para escuchar las estaciones de la nueva provincia, u odiarás que conforme vayas alejándote del último repetidor de tu estación y vayas acercándote al de la nueva provincia vayas perdiendo calidad de sonido y finalmente ambas señales acaben solapándose.

tdt antena tv frecuencia señal

Con la TDT, por suerte, no hay un cambio de provincia constante como sí hay con el coche, ya que, aunque hay TDT para portátiles o móviles, normalmente suele usarse para televisores que están fijos. A pesar de ello, la situación es la misma: las frecuencias cambian. En el caso de la TDT, hay incluso más áreas geográficas de señal que provincias, mientras que en la radio hay incluso más de una decena de frecuencias diferentes para la misma cadena.

Imaginad que esta situación se diera con las frecuencias de telefonía móvil, donde el móvil tendría que ir buscando una frecuencia diferente dependiendo de la provincia en la que estemos. Aunque esto se hace automáticamente en la actualidad, hay pocas frecuencias donde elegir, y hay armonización en todo el territorio nacional. Pero eso es debido a que el contenido que se ofrece, la conexión a Internet en este caso, es la misma sin importar dónde estemos de España.

Con la radio y la televisión esto no es así, ya que no es lo mismo escuchar Onda Cero en Madrid que en Málaga. Con las cadenas de televisión ocurre lo mismo, donde hay comunidades e incluso provincias que tienen contenidos adaptados a ellas, como es el caso de algunos informativos de televisión.

Desconexiones territoriales: contenido adaptado a cada zona

Este hecho se conoce como desconexiones territoriales, también llamadas desconexiones regionales. Este tipo de desconexiones se dan cuando una emisora o cadena emite de forma simultánea varios programas diferentes dependiendo del área geográfica hacia lo que lo esté haciendo.

Esto permite, por ejemplo, que la publicidad esté adaptada a cada provincia o municipio, ya que si estamos en Málaga puede que no nos interese mucho escuchar la oferta de un cerrajero en Galicia. Así, las cadenas pueden orientar el contenido hacia el público objetivo dependiendo de los repetidores, lo cual ocurre con la radio. Las frecuencias en la radio cambian incluso de una ciudad o comarca a otra para poder poner publicidad aún más local.

Con la televisión esta desconexión ocurre también. Un ejemplo muy claro son los informativos de noticias que RTVE ofrece en cada comunidad, donde de lunes a viernes se emiten dos informativos regionales a las 14:00 y a las 16 para cada autonomía, centrándose en las noticias de esa comunidad. En el caso de Cataluña, ese informativo se emite en catalán. En Canarias, el contenido es más diferente que el de la península, con programas exclusivos.

Las cadenas autonómicas van un paso más allá, y por ejemplo en Andalucía, Canal Sur se emite un informativo provincial tanto a mediodía a las 14:05 como por la tarde/noche a las 19:45. Es por motivos como este que se hace necesario que haya una frecuencia distinta para las provincias; sobre todo si éstas están una al lado de la otra.

Que cada zona tenga su señal genera un caos de frecuencias

En España vemos que no hay autonomías adyacentes con provincias que compartan frecuencias de TVE. Sin embargo, sí vemos provincias adyacentes dentro de una misma comunidad que la comparten, como es el caso de Córdoba, Granada y Sevilla; Lugo y Ourense o Lérida y Barcelona.

En este caso no se hace imprescindible que tengan frecuencias distintas porque por ejemplo La 1 emite la misma señal a nivel autonómico y lo que importa es que no se solape con otra provincia de otra comunidad autónoma que tenga al lado. Así, las señales que sí emiten contenido diferente en esas provincias sí tienen muxes diferentes, como es el caso de Canal Sur en Andalucía, donde no coincide ninguna cercana entre sí a pesar de que el mux autonómico sea el mismo.

Así, al requerir que en cada comunidad autónoma haya una frecuencia distinta para la TDT, tenemos frecuencias diferentes y cada una se agrupa como puede dentro del espectro radioeléctrico. Por tanto, mientras sigan existiendo las desconexiones territoriales, será necesario que cada provincia o al menos comunidad autónoma tenga su propia ordenación de canales. La nueva reordenación de canales que estamos teniendo en la actualidad con el Segundo Dividendo Digital no va a solucionar el problema, donde cada provincia agrupará los muxes como vea y tendremos que seguir reordenando los canales a mano cuando resintonicemos la TDT.

Para el Segundo Dividendo Digital, en el que los canales del 49 al 60 (de 694 a 790 MHz) van a dejar paso al 5G y se va a emitir televisión sólo de los canales 21 al 48, la Administración española ha dividido el país en 76 áreas geográficas diferentes en lugar de en provincias. Esto se hace porque las ondas tienen una propagación que no distingue entre fronteras provinciales, sino naturales.

Por ejemplo, hay provincias que están divididas en dos áreas geográficas, o puede haber provincias que compartan una misma área geográfica. En los mapas podemos ver los múltiplex RGE-1 y RGE-2 que usa RTVE para emitir sus canales, donde por ejemplo Granada está dividida en dos áreas geográficas.

La desconexión territorial es algo que actualmente se hace en la TDT, pero que dependiendo del operador de TV por Internet que uses podrás ver o no. Por ejemplo, en fibra Vodafone y Orange lo hacen, pero Movistar emite la señal nacional independientemente de dónde esté el usuario que lo recibe. En el caso del satélite las señales emitidas son las mismas también. En el caso de Movistar, al obtener la misma señal para canales como La 1 HD con mucho más bitrate, la calidad es mejor que verla desde la TDT.