No te quedes sin saldo, cómo y dónde puedes recargar saldo en Yoigo

Operadores

Entre todos los servicios que ofrece Yoigo, encontramos la posibilidad contratar una de sus tarifas de prepago. Sí, lo cierto es que es un servicio disponible desde hace años, pero sigue contando con gran demanda entre ciertos usuarios. Ahora bien, para poder hacer uso de una línea de prepago, necesitamos disponer siempre de saldo en ella. Si ya eres de la compañía o estás pensando dar de alta una línea de prepago con el operador, estas son todas las formas de recargar saldo en Yoigo.

Si somos de los que preferimos tener controlado en todo momento el gasto de nuestro teléfono móvil o queremos dar de alta una línea que usamos poco y por la que no queremos atarnos con contratos, las líneas de prepago son una gran alternativa. Ahora bien, es importante tener siempre controlado el consumo para evitar quedarnos sin saldo cuando menos lo esperamos. Que además, suele coincidir siempre con el momento en el que más lo necesitamos.

Traslado de fibra de Yoigo

Dónde puedo recargar el saldo de mi línea de Yoigo

Lo cierto es que el operador ofrece diferentes formas para poder recargar el saldo de nuestra tarjeta para que todos los usuarios puedan realizar una recarga de la forma más rápida y cómoda posible:

  • En Yoigo.com con una tarjeta de crédito o débito.

Yoigo

  • A través del servicio Recarga Directa.
  • En cualquier tienda Yoigo.
  • En otros establecimientos como The Phone House, tiendas de telefonía, locutorios, estancos, gasolineras, supermercados, kioskos, etc.
  • En el banco, a través del cajero automático o la banca por Internet (excepto en Bankia).

Por lo tanto, en cualquier momento y a cualquier hora, vamos a tener la posibilidad de realizar una recarga. Aquellos que prefieran hacerlo de una manera más «física» podrán ir a una tienda, establecimiento o banco que les permita realizar la recarga, mientras que aquellos que buscan una mayor comodidad, seguro que elegirán la opción de recargar a través de la web de Yoigo o bien haciendo uso del servicio Recarga Directa. Un servicio que mostramos a continuación en qué consiste y cómo funciona.

Qué es y cómo funciona el servicio Recarga Directa

Recarga Directa de Yoigo es el servicio de recarga de saldo que permite pagar con tarjeta de crédito o débito sin necesidad de tener que dar los datos cada vez que queremos realizar una recarga. Para ello, es necesario darnos de alta en Yoigo.com o llamando por teléfono al 622 y eligiendo la opción Recargas. Además, también permite dar de alta diferentes tarjetas y consultar el historial de recargas, importe y número al que hemos hecho la recarga.

Su funcionamiento es bastante sencillo y ofrece dos opciones:

  1. Por teléfono: En el menú, elegimos la opción Recarga y automáticamente se nos pedirá la clave que dimos cuando realizamos el alta en el servicio. A partir de ahí, todo tendremos que seguir los pasos que nos indiquen.
  2. A través de un mensaje de texto: También podemos enviar un mensaje de texto gratuito al 22580 indicando recarga y sin dejar ningún espacio, añadimos el importe de dicha recarga. Posteriormente, dejamos un espacio y escribimos los últimos 4 dígitos de la tarjeta con la que queremos pagar dicha recarga y que será una de las que tengamos dadas de alta en el servicio. Por ejemplo, para hacer una recarga de 20 euros mediante el envío de un SMS, tendremos que escribir recarga20 XXXX (donde XXXX son los últimos 4 dígitos de nuestra tarjeta) y enviarlo al 22580.

Yoigo

Si lo preferimos, también es posible programar recargas de forma periódica y automática con el servicio de Recarga Directa. De esta forma, podremos estar tranquilos de no quedarnos sin saldo si tenemos programada una recarga semanal, mensual o cada el tiempo que estimemos oportuno.

Cuánto es el saldo máximo y qué hago si no me llega la recarga

Yoigo establece un mínimo y máximo de recarga cada día. De esta manera, podemos realizar cuantas recargas queramos, siempre y cuando no sobrepasemos los 150 euros diarios. Ahora bien, en el momento que nos dispongamos a realizar una recarga de saldo, el importe mínimo tendrá que ser de 5 euros. Además, cada recarga tendrá que ser múltiplo de 5, es decir, 5, 10, 15, 20 euros… etc.

Si después de cargar el saldo de nuestra tarjeta no nos llega el mensaje de confirmación de la operación, podemos comprobar de forma totalmente gratuita nuestro saldo marcando el código *111# seguido de la tecla de llamada en nuestro móvil.

Si la recarga no se ha realizado pero el pago se ha descontado de nuestra tarjeta, entonces tendremos que llamar a la compañía para solicitar ayuda al 622. Si por el contrario, la recarga la hemos hecho desde una tienda Yoigo o uno de los establecimientos asociados, tendremos que acudir a esa misma tienda y reclamar la devolución. Eso sí, siempre y cuando el saldo no se haya utilizado ni hayan pasado más de 24 horas desde que hicimos la recarga.

¿Caduca mi saldo?

No, el saldo no caduca pero si que debemos tener en cuenta que si durante un plazo de 6 meses seguidos no disponemos de nada de saldo en nuestra tarifa de la tarjeta, ésta se desactivará. Por lo tanto, si no queremos que esto ocurra, a pesar de que no vayamos a usarla durante un tiempo, lo mejor será que tengamos algo de saldo para evitar esta situación.

En el caso de que tengamos una tarifa de tarjeta sin consumo mínimo obligatorio, para que no se desactive, tendrás que hacer como mínimo cada 9 meses una recarga de 5 €.

Cómo puedo consultar el saldo que tengo

Consultar nuestro saldo es también bastante sencillo en Yoigo. De esta manera, podremos saber exactamente lo que nos queda para no llevarnos sorpresas y quedarnos son poner llamar en el momento menos oportuno. Estas son las distintas maneras para consultar nuestro saldo:

  • Marcando el código *111# y luego tecla de llamada en nuestro móvil
  • Por internet en Mi Yoigo.
  • Además, recibiremos una notificación automática con el saldo que nos queda disponible cada vez que hagamos un consumo.
Escrito por Roberto Adeva

Fuente > ADSLZone