¡Cuidado! Las estafas telefónicas más comunes y cómo protegernos

¡Cuidado! Las estafas telefónicas más comunes y cómo protegernos

Rocío García

Nos llaman por teléfono, nos piden nuestros datos y nos roban. Nos hacen devolver una llamada, nos dicen que han secuestrado a nuestro hijo, que hemos ganado un premio, que nos tienen que arreglar el ordenador… Las estafas telefónicas son habituales y se renuevan continuamente pero todas tienen el mismo objetivo: robarte. Robar tus datos personales, hacerte pagar a final de mes, robar tus datos bancarios.

Si recibes una llamada extraña, cuelga. Nunca sigas “por curiosidad”. Bloquea. Recopilamos algunas de las estafas telefónicas más habituales que solemos recibir y que deberías evitar a toda costa. Qué podemos hacer, cómo podemos evitarlas y cuáles son las más habituales y las más peligrosas que podemos recibir.

Consejos para evitarlas

Son muchas las estafas telefónicas que aparecen y continuamente se renuevan para tratar de engañar mejor pero siempre podemos seguir unos pasos básicos que nos evitarán caer. Aunque se renueven, todas nos piden dinero o devolver una llamada así que podemos actuar siempre igual, tener en cuenta una serie de pasos básicos. Lo primero, desconfía. Y ten en cuenta estos aspectos:

  • No compartas información personal
  • Nunca compartas información bancaria
  • Cuelga si el remitente tiene un prefijo extraño o desconocido
  • No devuelvas llamadas perdidas de números que no conoces
  • Busca el teléfono en Internet si te resulta extraño o sospechoso
  • Bloquea todos los números de posibles estafas telefónicas
  • Bloquea prefijos de los que hayan alertado las autoridades
  • No hagas transferencias ni vayas al cajero automático, aunque te lo pidan
  • Contacta con la policía
  • Conciencia y ayuda a los mayores para que no caigan en ellas

Estafas telefónicas habituales

Se renuevan y actualizan continuamente, pero algunas de ellas son habituales desde hace años y muchas personas siguen cayendo pese a los avisos de las autoridades.

Llamadas perdidas

Las estafas telefónicas de llamadas perdidas son habituales. Solemos recibir una llamada perdida y llamamos para ver quién es o qué quiere. Pero no es buena idea. Uno de los timos más habituales es el de la llamada perdida: recibimos una llamada con un número extranjero que no conocemos. Si respondemos, cuelgan inmediatamente. Si devolvemos la llamada, nos estafan. Se trata de una línea fraudulenta que hará que tengamos que pagar ‘extra’ en la factura de teléfono. Habitualmente, los prefijos del timo de la llamada perdida son: +355, +225, +233 y +234, +387. Aunque también puede haber otro similar. Son prefijos de países como Costa de Marfil, Ghana, Nigeria, Albania o Bosnia.

¿Qué hacemos? Nunca llames a estos prefijos o teléfonos si ves que hay una llamada perdida. Además, lo mejor que puedes hacer es bloquear estos números de teléfono o incluso buscar en los ajustes de tu teléfono móvil para bloquear los prefijos.

Premios que no hemos ganado

Habitualmente recibimos premios de concursos que no hemos participado y nos lo comunican por teléfono. Cuidado, es importante no hacer caso. No sólo las llamadas con prefijos extranjeros son una estafa, hay muchas otras. Bien a través de una llamada perdida, llamada perdida o por SMS.

Devolvemos la llamada, aparece un contestador automático que nos dice que hemos ganado un premio y que tenemos que llamar a un número que empieza por 806 o por 807… Es decir, tarificación especial. Si llamamos a este número no solo no tendremos un premio, sino que podremos ver hasta 50 euros de gasto extra en la factura porque encontraremos un contestador o espera que nos mantendrá al teléfono con un precio de más de 9 euros por minuto. Si te llaman para avisarte que has ganado un premio, ignóralo. Bloquea el número o elimina el SMS.

Empleados de Microsoft

Otra de las estafas telefónicas que nunca parece pasar de moda es la de los empleados de Microsoft que llaman a tu casa. Es habitual encontrarse ante este problema y la Policía Nacional avisa continuamente sobre el riesgo. ¿Qué ocurre? Llaman a nuestra casa asegurando que son empleados de Microsoft porque en el ordenador que tenemos estamos sufriendo un virus.

Cuando nos llaman, nos solicitan una cantidad de dinero para que puedan arreglarnos el ordenador de forma remota. Para pagar para solucionar el problema tenemos que dar nuestra tarjeta de crédito. Como es lógico, es una estafa. Nadie va a llamarnos desde Microsoft y mucho menos para arreglarnos el ordenador. Si tienes sospecha de virus, descarga un antivirus fiable pero nunca debes dar tus datos personales ni bancarios por teléfono.

Secuestros de familiares

Una de las estafas telefónicas más difíciles y dolorosas es la de los secuestros. Es común en España y más difícil de detectar que otras de esta lista, pero la Policía advierte que se trata de una modalidad delictiva muy habitual. Se “popularizó” durante el verano de 2016 y se llegaron a registrar más de cuatro casos al día de este tipo de estafa en España. ¿Qué ocurre? Recibimos una llamada de una persona que dice tener secuestrada a un familiar. Un lenguaje violento y supuestas voces de esa persona distorsionadas nos hacen creer que es verdad. No podemos colgar (por tanto, no podemos avisar a la policía ni comprobar si es o no verdad) y nos piden que vayamos al cajero más cercano para pagar y que liberen a esa persona. Generalmente suelen llamar desde un teléfono oculto o con prefijo 0056.

¿Qué recomiendan las autoridades? Mantener la calma es lo más importante. Lo primero, no hacer el pago y ponerse en contacto siempre con el teléfono 091. Otra recomendación es que tratemos de verificar la situación real de la persona supuestamente secuestrada. Bien a través de otro teléfono o incluso por WhatsApp. Si utilizas tu teléfono móvil sin salir de la llamada puedes poner el modo altavoz y acceder a las diferentes aplicaciones sin ningún problema por lo que no tendrás inconveniente en mandar un WhatsApp, un SMS o un mensaje por Telegram o cualquier otra aplicación para pedir ayuda. Nunca caigas en la estafa y ponte en contacto con la policía.

Vacuna del coronavirus

Aprovechando la pandemia del Coronavirus, la Guardia Civil alertaba de una nueva estafa telefónica: llamadas fraudulentas que se hacen pasar por sanitarios para engañar a los ancianos que viven solos. Una llamada de teléfono te explica que van a vacunarte a domicilio, sin salir de casa. Así aprovechan para entrar a robar sin ningún tipo de oposición. Una estafa ocurrida en 2021 en España y en varios puntos de Andalucía, Baleares o País Vasco según la Guardia Civil. Las vacunas de la COVID19 nunca se ponen a domicilio y es importante alertar a los mayores para que no hagan caso de este tipo de estafas. Los timadores se hacen pasar por sanitarios y lo más recomendable es ignorarlo y llamar al centro de salud.

Tarjeta de crédito bloqueada

Una llamada de tu banco para decirte que tu tarjeta de crédito ha sido bloqueada. Se hacen pasar por trabajadores de tu entidad bancaria y nos explican que la tarjeta ha sido bloqueada. Incluso puede que tengan tus datos. Para ello, te piden el PIN o el código y así podrán desbloquearla. No caigas. Cuelga. Nunca proporciones información bancaria ni personal. Una vez que has colgado, busca información de contacto fiable de tu banco a través de la página web oficial y comprueba si se trata de algo real o simplemente era una estafa. En la mayoría de los casos jamás te llamarán desde tu banco pidiéndote el PIN de tu tarjeta de crédito.

Cuento del tío

El Cuento del tío es una de las estafas más habituales no solo en España sino en muchos países de Latinoamérica. Los estafadores llaman por teléfono a ancianos haciéndose pasar por una persona de su familia. Los convencen de ser sus familiares y le piden dinero. Para sacarlo, necesitan sus datos bancarios. Así roban miles de euros de la cuenta. Hay muchas versiones de esta estafa, pero todas ellas tienen la misma misión: robar tu dinero.

Estafa timo de descuento en gas y luz

Una llamada nos promete una mejora en el contrato que tenemos con nuestro proveedor de luz y gas. Un número nos llama, nos asegura que podemos pagar menos mes a mes y que nos reducirían un 30% las facturas. Se presentan como trabajador de una empresa proveedora de este tipo de servicios y van a hacer que ahorremos a la hora de pagar la factura. La Policía ya ha alertado sobre esto y suele haber un repunte de estafas telefónicas o casos en momentos concretos como durante la ola de frío de principios de 2021 o en momentos en los que el precio de la luz se dispara. Cuidado. Si descuelgas el teléfono y lo primero que escuchas es: ¿Quiere usted ahorrar en su factura de la luz? Cuelga. No hagas caso y nunca comuniques tus datos bancarios o información personal en estos teléfonos.

Timo del aniversario de Telefónica

Otro de los timos habituales es el del aniversario de Telefónica. No se trata de una estafa telefónica sino a través de Internet, pero relacionada con tu teléfono: aparece un mensaje mientras navegamos por Internet y que nos indica: “Estimado Usuario de Telefónica, Estamos celebrando nuestro aniversario, y ¡has sido seleccionado como ganador del Premio gratis de hoy! ¡Simplemente tienes que responder a nuestro cuestionario anónimo para reclamarlo!” Pero ojo, no has ganado ningún premio y es una estafa que nada tiene que ver con tu operador.

Cuidado con el 11828

El 11828 no es como tal una estafa telefónica pero sí es un número de pago con el que podemos llevarnos una terrible sorpresa en nuestra factura. Se trata de un número de tarificación especial que habitualmente no se muestra como tal. Es decir, se trata de un número que habitualmente se encuentra “camuflado”. Por ejemplo, puede que creas que estás llamando al centro de salud o a la Seguridad Social porque has buscado el número en Google, pero encontrarás ese 11828 en la factura de tu teléfono a finales de mes.

Basta con una búsqueda rápida en Internet para ver quejas de usuarios: personas que aseguran que han pagado ochenta euros por una llamada supuesta a su centro de salud o veinte euros por llamas a pedir cita para la ITV. Alrededor de 10, 15 o 20 euros por una llamada muy corta ya que el teléfono implica hasta cinco o seis euros por un solo minuto de llamada. No se trata de una estafa, como decimos, pero sí un número de tarificación especial que aprovecha que buscamos en Internet los teléfonos para vendérnoslo como tal. Nos entretienen, nos ponen en espera y al final nos cobran una gran cantidad que veremos en la factura.

Por eso en estos casos lo mejor es que vayamos a la web oficial del sitio que queremos y buscar en “Contacto” o en “Quiénes somos”.

18828

Bloquear números de teléfono

Lo mejor que podemos hacer en la mayoría de las estafas telefónicas es bloquear los números de teléfono la primera vez que nos llamen. Así evitaremos sufrir las molestias o caer en una de ellas. Algunos teléfonos incluso nos permiten bloquear números desconocidos por defecto o números que son potencialmente peligrosos. Los pasos que debemos seguir son muy sencillos tanto desde Android como desde iOS.

En Android:

  • Abre la app de llamadas
  • Toca en Filtro
  • Elige “Reglas de filtro”
  • Abre el apartado “Reglas de filtro de llamadas”

Puedes elegir las siguientes opciones:

  • Filtrar números desconocidos
  • Filtrar números privados / retenidos

También desde este apartado podemos acceder a la lista negra y bloquear números concretos que nos estén llamando. Basta con tocar en “añadir” y elegirlos desde llamadas, desde contactos o incluso podrás filtrar por prefijos.

En iOS:

  • Ve a la aplicación de teléfono de iOS
  • Toca en Recientes
  • Pulsa al lado del número de teléfono que te ha llamado
  • Elige Bloquear este contacto