Así se ven Killzone 3 y God of War 3 en el emulador de PS3 en PC

Así se ven Killzone 3 y God of War 3 en el emulador de PS3 en PC

Alberto García

RPCS3, el emulador de PS3 para PC, sigue avanzando a pasos agigantados. Cada vez son más los juegos compatibles con él, y en las últimas horas han lanzado una actualización que permite jugar a dos de sus mejores juegos sin apenas problemas en PC: Killzone 3 y God of War 3.

Hace unos días fue Heavenly Sword el que recibió múltiples mejoras a nivel gráfico y de rendimiento, pudiendo jugarlo incluso en 4K. Ahora, con los últimos parches lanzados para el emulador, es posible jugar a títulos como God of War 3 y Killzone 3 con un rendimiento espectacular que deja por los suelos el que hasta ahora ofrecía el juego. Los parches han sido creados por la comunidad, y viene de las manos de los mismos creadores (Illusion y What Cookie) que permitían jugar a The Last of Us incluso a cifras que superaban los 60 FPS en ocasiones.

1440p y 60 FPS: jugando con casi 8 veces más rendimiento que en PS3

En títulos como Killzone 3, antes sólo era posible jugar a 30 FPS y en 720p, su resolución nativa. Ahora es posible ejecutar el título a 60 FPS en 1440p. Estamos hablando de cuatro veces más píxeles y casi al doble de FPS, por lo que se puede decir que tener un rendimiento ocho veces mejor. En el siguiente vídeo podemos ver cómo funcionan y cómo se ven de espectaculares ambos títulos.

Killzone 3 fue lanzado en 2011, y supuso el fin de la saga de shooters de PlayStation que tanto habría sorprendido en PS2, y cuyos gráficos y jugabilidad sorprendieron para la época. En el caso de God of War III, Santa Mónica supo llevar un paso más allá la jugabilidad y los gráficos de una de las mejores sagas de la historia de los videojuegos.

Desactivar el MLAA de PS3 hace que los juegos rindan mejor

La clave para mejorar el rendimiento consiste en deshabilitar el Morphological Anti-Aliasing mediante SPU, o MLAA, de PlayStation 3. Esta técnica requiere de mucha capacidad de procesamiento del procesador, lo cual destroza el rendimiento en el emulador. Al desactivarlo, se consigue mejorar no sólo la calidad visual permitiendo resoluciones más altas, sino que se mejora el rendimiento. En el caso de PS3, se utilizaba usando el SPU del chip Cell de la consola en lugar del RSX para poder obtener un mejor rendimiento.

El emulador RPCS3 puede descargarse en este enlace, y los parches están disponibles en la Wiki de RPCS3.