Europa tendrá sus propios procesadores: ¿adiós a depender de Intel y AMD?

La industria de los chips nació en Estados Unidos. Compañías como Intel, Texas Instruments, AMD, Motorola o MOS Technology fueron claves en el desarrollo de la informática. En la actualidad, los fabricantes de chips más importantes del mundo son estadounidenses, con empresas como Intel, AMD, Apple o Qualcomm, aunque en el caso de estos tres últimos recurran a empresas como TSMC (taiwanesa) o Samsung (surcoreana) para fabricarlos, ya que son las compañías más avanzadas del mundo en ello. En Europa no encontramos ningún gran fabricante de chips, y la UE quiere ponerle solución.

En los últimos meses hemos asistido a uno de los mayores periodos de escasez de chips que se recuerdan. Es casi imposible encontrar una tarjeta gráfica potente en stock, y los fabricantes de vehículos han tenido que suspender parcialmente la producción de algunos modelos por falta de chips. Tesla está entre los afectados, donde tuvieron que detener la producción del Model 3 en su planta de Fremont durante dos días. General Motors ha detenido la producción en cuatro plantas incluso hasta abril.

La UE no quiere depender de procesadores extranjeros

La industria de los semiconductores es vital, ya que gran parte de la economía mundial depende de ellos. Por ello, la Unión Europea ha decidido que tiene que reducir su dependencia de Estados Unidos y Asia, y su plan es competir con las grandes empresas de fabricación de chips para el año 2030.

Así lo ha revelado Bloomberg, que ha accedido en exclusiva a un informe en el que se detallan los planes de la UE. Para ese año, la UE estima que el 20% de la producción de semiconductores avanzados estarán fabricados en fábricas ubicadas en países de la Unión Europea. Actualmente, los mejores chips están fabricados en nodos de 5 nm, como el Snapdragon 888 y el Apple A14 Bionic.

cpu-wafer

La UE planea empezar a producir directamente chips de 3 nm, donde TSMC y Samsung empezarían a fabricar los primeros chips comerciales en masa en torno a 2023 o 2024. Hace unas semanas saltó también la noticia de que podrían colaborar con TSMC y Samsung para llegar a fabricar estos chips.

Ordenadores cuánticos, 5G y centros de datos: otros objetivos

El plan está dentro del Digital Compass Project, e incluye también otras ideas. Entre ellas, se planea el despliegue de 10.000 centros de datos que con emisiones cero para garantizar capacidad para almacenamiento de datos en territorio europeo. Además, planean empezar a desarrollar ordenadores cuánticos en 2025, y tener cobertura completa de 5G SA en zonas densamente pobladas para el año 2030.

Todo esto son objetivos, y de momento no se han establecido mecanismos específicos para ejecutar este plan. Lo que sí han especificado es que habrá un mecanismo de revisión para garantizar que se vayan cumpliendo los plazos de un plan que busca que la UE tenga su propia soberanía digital sin que sus intereses se pongan en peligro. Ya hemos visto acciones similares con Galileo para no depender del GPS de otros países, y la fabricación de semiconductores es otro elemento clave.

La proposición tendrá que ser aprobada todavía por el Parlamento Europeo y por los Estados Miembros. El plan, en principio, será presentado este mes a la Comisión Europea.