La Luna contará con un sistema de navegación similar a un GPS

Son muchas las misiones que se han realizado en la Luna desde la primera vez que el hombre aterrizó en ella para tratar de conocerla mejor y estudiarla. Se tiene pensado también en un futuro crear allí estructuras donde pudieran vivir personas o incluso cultivar plantas o extraer recursos de allí.

Una empresa estadounidense se ha unido a estos trabajos relacionados con la Luna y, además de pensar en una misión de aterrizaje en el satélite para dentro de dos años, también tiene pensado crear un sistema de navegación muy parecido a los GPS que conocemos hoy en día.

En colaboración con el ejército de EE.UU

Se está desarrollando junto al ejército americano y una vez que se acabe de fabricar, será la primera vez que un sistema con estas características se encuentre fuera de nuestro planeta.

Aunque han sido pocas las misiones tripuladas que se han realizado en la Luna, se tiene en cuenta que próximamente varias compañías hagan más viajes espaciales al satélite con personas a bordo, ya que han sido muchas las empresas privadas que han innovado en este tipo de viajes y han permitido abaratar mucho los costes.

Luna

Por tanto, un sistema de navegación implantado en la Luna sería de gran ayuda para todas las compañías que quieran hacer misiones espaciales en los próximos años. Por ejemplo, EE.UU planea a través de uno de sus muchos programas espaciales ir dentro de dos años a la Luna con una nave en la que vayan en su interior más de un cosmonauta.

De gran utilidad y permite ahorrar dinero

Todas las naves que se dirijan a la Luna se conectarán por método inalámbrico al sistema de navegación a través de un sistema de red. Este sistema sería muy útil ya que todas las aeronaves que han realizado trabajos en la Luna trabajan en la oscuridad.

El hecho de crear un sistema de navegación global para todas las naves implicaría que a la hora de desarrollar cada aeronave no hubiera que añadir todos los sistemas de navegación necesarios para su trabajo, por lo que esto implicaría ahorrar enormes cantidades de dinero en el proceso de desarrollo y construcción de estas naves.

Luna

Hasta el momento ya se ha concluido con la primera fase del sistema, que consiste en el diseño. Sin embargo, ahora viene lo más difícil: desarrollar todos los sistemas para que funciones a la perfección, sin errores y que puedan soportar las complicadas situaciones que se viven en la Luna.

Para hacer esto más fácil, varias empresas están trabajando juntas para crear un sistema lo más resistente posible. Lo esperado es que dentro de dos años esta segunda fase esté terminada.