Probamos Curve, el localizador GPS de Vodafone

Probamos Curve, el localizador GPS de Vodafone

Claudio Valero

El pasado mes de julio llegaba la primera gran novedad de la aplicación Vodafone Smart y de la apuesta de Vodafone en Internet de las cosas para 2020 y 2021. Este nuevo objeto conectado “Designed & Connected by Vodafone” se conoce como Curve y es un pequeño localizador GPS que tiene muchas posibilidades, tantas como podamos imaginar. Se puede llevar dentro de una maleta, en el collar del perro o en el bolsillo de la ropa de los niños. Nosotros lo hemos probado durante bastantes semanas y esto es lo que nos ha parecido.

¿Qué es Vodafone Curve?

Vodafone Curve es un pequeño localizador GPS que se puede colocar prácticamente en cualquier objeto o persona para determinar su posición, incluso en tiempo real. Dispone de un enganche de llavero (incluido como accesorio) para acoplarlo fácilmente y de un cable de carga USB. Este quiere un servicio de conectividad a la red móvil que se proporciona mediante el uso de la V-Sim específica de Vodafone, precargada dentro del propio dispositivo. Como ya hemos comentado, todo se gestiona desde Vodafone Smart App.

vodafone curve

Esta es una de las grandes diferencias con el resto de los dispositivos conectados de Vodafone que necesitaban dos aplicaciones. El cambio es posible ya que todo está diseñado y creado por la operadora, lo que le permite controlar todo el proceso. Otra de las ventajas es que el servicio Curve no tiene ningún tipo de compromiso de permanencia.

Una de sus ventajas es que tenemos cuatro tecnologías de localización, lo que hace que el dispositivo puede estar en prácticamente cualquier lugar y sea posicionado por la aplicación. Esto es algo que los localizadores Bluetooth más económicos no pueden hacer por limitaciones obvias de la tecnología utilizada.

Características técnicas

  • Cuatro tecnologías de localización (GPS, WiFi, Red móvil y Bluetooth).
  • Hasta 7 días de batería y cuatro modos de localización (ahorro de energía, normal, rendimiento y tiempo real).
  • Permite crear zonas en el mapa para recibir alertas cuando entre o salga el dispositivo.
  • Cuenta con botón de alerta inmediata para tener siempre localizados a niños y personas con dependencia.
  • Todo se controla en tiempo real a través de la Smart app de Vodafone.
  • Resistente al agua y al polvo con certificación IP 67.
  • Dimensiones: 16,4mm de alto x 42,1mm de ancho.
  • Peso: 30 gramos.

vodafone curve

Funciones de localización y modos

El dispositivo ofrece varios modos de localización, según el consumo de batería que queramos “experimentar”. Cuanto más frecuentes sean los datos que se envían desde Curve a la aplicación móvil, menos durará la batería. Lo importante es que podemos seleccionar un modo especial para diferentes situaciones. Por ejemplo, si vamos con el niño a un parque, podemos ponerlo en tiempo real, pero si lo metemos en una maleta, podemos pedir la localización cada 30 minutos o cada 2 horas.

  • Normal: la localización del dispositivo se actualiza cada 30 minutos.
  • Ahorro de energía: la localización del dispositivo se actualiza cada 2 horas.
  • Rendimiento: la localización del dispositivo se actualiza cada 5 minutos.
  • Seguimiento en tiempo real: la localización del dispositivo se actualiza cada 3-5 segundos.

vodafone curve

Precios para clientes y no clientes

Existen algunos requisitos para contratar Curve, aunque está disponible tanto para clientes como para no clientes de la operadora británica. De hecho, es necesario tener al menos una línea móvil, tanto de Vodafone como de otro operador, para poder contratar el servicio. El precio es de 2 euros al mes de cuota, un cargo mensual recurrente que se refleja en la factura de cliente con el concepto “Curve” y por el que se emite una factura especial para no clientes.

Su precio al contado es de 24 euros en pago único, al que tenemos que sumar la cuota mencionada anteriormente. Los cliente lo pueden tener por 3 euros durante 24 meses. Lo tenemos disponible en dos colores, el primero llamado Slate es como gris grafito casi negro y, el segundo, llamado Dove, es gris más claro. En ambos casos, está coronado con un borde dorado que le confiere un aspecto bastante elegante.

vodafone curve

Primeros pasos

El Curve de Vodafone viene dentro de una caja bastante compacta acabada en color gris. No vamos a tener ningún problema para abrirla gracias a su construcción y la pestaña que nos permite deslizar para extraer el contenido alojado en el interior. Ahí veremos el localizador GPS que nos sorprenderá por su diámetro para bien y por su grosor, para no tan bien. No es que sea exageradamente grueso, pero es algo en lo que se debería trabajar de cara a una segunda versión.

Junto al localizador tenemos un texto que nos indica que debemos descargar la aplicación Vodafone Smart App, disponible para iOS y Android. Una vez que hemos sacado el Curve, tenemos acceso al resto de componentes. Estos son un accesorio para utilizarlo como llavero que está compuesto de un aro de plástico y una anilla para las llaves, junto con el cable cargador con puerto magnético. No tenemos adaptador de corriente, aunque nos servirá cualquier adaptador USB que tengamos por casa. Finalmente tenemos un libreto con las instrucciones de seguridad y la garantía.

curve

Encendiendo y configurando el Curve

Encender el Curve es tan sencillo como pulsar durante más de 3 segundos el botón de encendido colocado en la parte lateral. No debemos confundirlo con el botón de la zona superior para Avisos Inmediatos. Si lo pulsamos durante 3 segundos envía una notificación directamente a la aplicación. Sabremos que se ha enviado esa notificación cuando la luz verde parpadee. Esa misma luz verde será de color rojo cuando se esté agotando la batería. Pulsando el botón de encendido brevemente veremos si la conexión es buena (verde) o mala (rojo). Si se ha activado el seguimiento en tiempo real, parpadeará una luz blanca.

vodafone curve

Una vez encendido y descargada la aplicación, en la que tendremos que introducir el número de móvil y el código que nos envían por SMS, ya estamos listos para configurar Curve. El proceso es muy sencillo seleccionando el tipo de dispositivo a conectar, activando la conexión Bluetooth del móvil, seleccionando el dispositivo localizado y ya está. Aceptaremos los términos del servicio para continuar.

A partir de ahí, estableceremos una imagen, un nombre y ya podemos empezar a utilizarlo. Lo del nombre tiene su explicación en que podemos conectar hasta 20 dispositivos Curve en la misma cuenta y es la mejor forma de diferenciarlos. Con todos los pasos completados, ya podemos entrar a fondo en la aplicación. Esta se diferencia en varias pestañas.

  • Mapa: que nos localiza el Curve en un mapa y nos permite cambiar el modo entre Ahorro de energía, modo normal, modo rendimiento o modo seguimiento en tiempo real. También tenemos un botón actualizar para recargar la posición.
  • Historial: un listado por fecha de todas las localizaciones del dispositivo. La extensión de este dependerá del modo que hayamos activado.
  • Zonas: Esto nos permite configurar zonas virtuales que harán que el Curve envíe una notificación al entrar o salir de la misma. Sirve para evitar que algo salga de casa sin saberlo, que el niño no se aleje de la zona de columpios o que el perro no se vuelva demasiado curioso persiguiendo cualquier cosa.
  • Ajustes: apartado que, de nuevo, nos permite cambiar los modos de localización, nombre, imagen, notificaciones, información del dispositivo y más.

curve

Localización GPS muy precisa

Como vemos del apartado anterior, todo es muy simple, pero ahí está uno de los potenciales. No necesitamos hacer nada especial ni tener ningún tipo de conocimientos para localizar un objeto o una persona que porte Curve encima en cuestión de segundos. Sin duda, la precisión de la localización es lo primero que sorprende de este dispositivo, aunque es algo que sospechábamos al ver que utiliza hasta cuatro tecnología de posicionamiento. Esto lo convierte es una de las soluciones domésticas más avanzadas.

Otro de los aspectos que pudimos probar durante todas estas semanas es el relativo a la duración de la batería. En modo normal tenemos hasta 5 días y lo cierto es que cumple con lo prometido. Por su parte, ha aguantado casi una semana completa con el modo de ahorro de energía con notificaciones cada 2 horas, un modo bastante interesante. Sin duda, el seguimiento en tiempo real es preciso, pero la batería aguantó poco más de 13 minutos.

Mejor activarlo, configurarlo y olvidarse de él

Otra cosa que hemos apreciado es que el Curve funciona bien cuando dejamos un modo activado y nos “olvidamos”. Aquí las notificaciones de zonas y el historial se actualizan cuando consultamos la aplicación. Sin embargo, si estamos actualizando manualmente su posicionamiento, la cosa se vuelve algo más lenta y tarda unos segundos en devolver la posición, además de comprometer la duración de la batería.

Lo cierto es que, salvo que lo vayamos a usar en alguna situación en la que necesitemos tiempo real, lo mejor es olvidarnos de que lo tenemos. Es decir, si lo ponemos como llavero, solo será necesario consultar la aplicación cuando no encontremos las llaves o las hayamos perdido, no cada 2 minutos a ver dónde están. Lo bueno es que la carga completa lleva unas dos horas, por lo que lo podemos cargar una noche para funcionar toda la semana.

En nuestro caso, el modo de ahorro de energía para tener controladas las llaves ha sido lo mejor de este Curve. También lo hemos probado con los niños para evitar que se perdieran, aunque más por ver el funcionamiento del tiempo real que por otra cosa (son muy pequeños aún). Debate éticos a un lado, puede dejar tranquilo a más de una padre y una madre. En este caso, el botón SOS es bastante rápido y los avisos han llegado en el 100% de los casos.

Conclusiones: pros y contras

El localizador Curve de Vodafone es una gran primer paso como dispositivo creado y diseñado por la propia compañía. De hecho, pone los pilares para muchas otras cosas que pueden venir en el futuro y Vodafone Smart App demuestra su buen funcionamiento en todas las situaciones. Sin embargo, no todo es positivo, de su diseño mejoraríamos el grosor y añadiríamos algún tipo de aviso sonoro, ya que por la localización a veces es complicado ver dónde está algo exactamente. Esto es algo que ya hacen los móviles y no creemos que sea difícil de implementar.

Todo lo demás son cosas buenas, pero es necesario que analicemos nuestras necesidades. No es un dispositivo caro, aunque no todo el mundo le va a sacar partido. Para gente que sale con los perros al campo, personas que salen a montar en bicicleta solos, personas mayores, personas que viajan mucho… puede ser un gran aliado. Además, es bastante mejor que muchas otras opciones del mercado.

Lo mejor de Vodafone Curve

  • Precisión de la localización
  • Precio
  • Aplicación

Lo peor de Vodafone Curve

  • Grosor
  • Falta de aviso sonoro
  • Más batería para el modo en tiempo real
1 Comentario