La nave de despegue ultracorto que usará EEUU para mejorar sus defensas

Con la implementación de los drones años atrás los vehículos aéreos son cada vez más comunes y se están haciendo un hueco en la sociedad cada vez con más fuerza. Sin embargo, son varias las empresas y compañías que van un paso más allá y ya están desarrollando vehículos aéreos tripulados futuristas de cara a un futuro cercano.

La marca de vehículos híbridos y eléctricos Electra ha firmado un contrato con la Fuerza Aérea de Estados Unidos para desarrollar sistemas de propulsión eléctricos e híbridos para aviones eléctricos que tengan un sistema de aterrizaje y despegue ultracortos. El objetivo de este contrato es mejorar las capacidades defensivas del país además de acortar el tiempo de comercialización de tecnologías avanzadas de aviación comercial.

Un vehículo eficiente

El director de Tecnología e Innovación de Electra, Ben Marchionna, cree que estos sistemas futuristas con bajas emisiones de carbono serán la solución a varias brechas relacionadas con la defensa, a la vez que se aprovechan posibles soluciones comerciales en el mercado.

Esta aeronave de Electra cuenta con un sistema de propulsión híbrido y eléctrico y necesita tan solo 45 metros para iniciar el impulso de elevación y despegar. También podría ofrecer servicios de logística a media distancia e incluso actuar como una ambulancia aérea.

Nave

Este tipo de aeronaves son una mezcla entre un dron y un avion de carga tradicional. Aunque el avion de Electra necesita para despegar una pista para despegar y aterrizar, esta ofrece casi el triple de capacidad de carga útil, mayor alcance y opera a menos de la mitad del costo operativo.

La importancia de lo híbrido-eléctrico

La tecnología que usa este vehículo para impulsarse sobre el aire se conoce como “levantamiento soplado” y hace que las helices impulsadas por motor eléctrico de la aeronave soplan aire sobre las alas, lo que hace que los despegues se puedan llegar a realizar a velocidades muy cortas, como menos de 50 kilómetros por hora. También puede llegar a alcanzar en pleno vuelo una velocidad de hasta 320 kilómetros por hora. La aeronave podrá transportar hasta siete pasajeros y un piloto.

Nave

Un turbogenerador será el encargado de dar vida a los ocho motores eléctricos y a todas las baterías integradas de la nave durante el vuelo. El sistema de propulsión ofrece hasta 150 kilovatios de energía eléctrica y cuenta con otros sistemas como turbinas de gas, caja de cambios, generador, rectificador y software. Además, su tecnología hace que no produzca ruido.

La compañía ha declarado que quiere realizar pruebas en tierra este mismo año antes de empezar con las pruebas aéreas en el año 2022. Se espera que el lanzamiento oficial sea en 2026.