Un implante cerebral le permite volver a hablar tras sufrir un derrame

La tecnología ha logrado que se consigan grandes descubrimientos en la medicina. Tanto es así que son muchas las enfermedades que se han descubierto e incluso como curarlas gracias a la creación de nuevos aparatos y dispositivos.

Esta vez se ha hecho historia en la Universidad de California ya que ha sido la primera vez que se ha conseguido que una persona paralítica pueda volver a hablar gracias a un implante que se le ha hecho en el cerebro.

Este paciente sufrió una lesión en el cerebro hace más de una década y tan solo podía hablar mediante un sistema basado en un dispositivo de escritura. Esta persona tiene 30 años, por lo que poder volver a hablar siendo tan joven es de gran importancia para él.

Este nuevo aparato, un éxito

Aunque tan solo puede hablar algo más de 40 palabras, esto supone un éxito, ya que este sistema es totalmente diferente a otro hecho anteriormente para tratar de ayudar a articular palabras a personas con parálisis.

Su funcionamiento es así: este implante explora las zonas del cerebro encargadas del habla. Entonces, aunque la persona no puede físicamente mover la boca, este aparato manda las señales a la garganta para poder emitir los sonidos. Esto se diferencia de otros aparatos que usaban pantallas y letras para ayudar a hablar a estas personas.

Para implantar este dispositivo en el cerebro del paciente se requiere una operación quirúrgica. Durante un tiempo se hicieron registros de cómo se comportaba el cerebro para después crear una especie de red que ayudara a traducir lo que la persona trataba de contar.

Se llegó a demostrar que a diferentes preguntas que le hacían los investigadores al paciente, este era capaz de responder con frases cortas, pero enteras.

Mucho potencial, pero hay que mejorarlo

Esto supone una tecnología con un gran potencial para el futuro y que podría ayudaren el futuro a todas aquellas personas que sufren dificultades a la hora de hablar.

Sin embargo, aún hay que tratar de optimizar el sistema para que ofrezca un rendimiento perfecto ya que ha conseguido tan solo algo más de un 70% de precisión en todos los ensayos realizados.

Mediante una serie de nuevas mejoras como introducir nueva información dentro de la base de datos del implante o una interfaz que ayude a comprender mejor lo que quiere decir alguien y la traducción correspondiente del implante, se espera que se pueda mejorar pronto el funcionamiento de este aparato.

Se espera que más personas utilicen esta innovación tecnológica y se aprovechen estas nuevas pruebas para tratar de optimizar el implante y conseguir que estas personas afectadas puedan ampliar a más todas las palabras que puedan decir.