Crean un aparato que avisa en caso de que se esté ahogando un niño

Un gran miedo que sufren muchos padres a la hora de llevar sus hijos a la piscina es el que se ahoguen. Hay varias formas de evitar esto, como por ejemplo usar manguitos en los brazos para asegurarse de que la cabeza va a estar a flote siempre o simplemente que los padres no se distraigan y tengan su atención en los niños para poder actuar rápido en caso de que ocurriese algo.

Sin embargo, una empresa ha creado un dispositivo que ayudaría a evitar este tipo de situaciones, ya que en caso de que un niño o niña se encuentre un tiempo más largo de lo normal debajo del agua, comenzaría a emitir un sonido muy llamativo que alertaría a todos de que puede haber riesgo de ahogamiento.

Un aparato cómodo y manejable

Este aparato se divide en dos partes: una que lleva el niño y otra que se encuentra al lado de la piscina. Lo que está fuera de la piscina puede llegar a funcionar a la vez con otros diez aparatos que haya en el agua. Este dispositivo se pone en la cabeza como si fuera una diadema, aunque también hay un modelo que se pega mediante imantación al bañador.

Su funcionamiento es de la siguiente manera: el sistema usa la conexión Bluetooth para su funcionamiento, pero si ambas partes están bajo el agua, deja de funcionar.

En caso contrario, ambas partes no dejan de enviarse señales entre sí pero si se dejan de recibirlas, comenzará a emitir el dispositivo un sonido después de un periodo de tiempo que anteriormente han elegido los padres. Además del sonido, también comenzaran a iluminarse unas luces.

Ya está en uso en Estados Unidos

Los creadores del producto recomiendan un tiempo de unos 30 segundos para hacer que la alarma suene. Tambien cuenta con un sistema que avisa cuando hay que recargar las baterías de los dispositivos.

Uno de los problemas que se ha encontrado es que en caso de que la parte que va junto al niño se despegue y se quede flotando en el agua, este va a seguir mandando las señales de forma inútil porque nunca detectaría que se está pasando mucho tiempo bajo el agua aunque el niño se esté ahogando.

Dispositivo

Sin embargo, ya se está trabajando en nuevo modelo que emita un sonido distinto en caso de que se desprendiera del niño. El dispositivo ya se encuentra funcionando en Estados Unidos en algunos complejos y se puede comprar por un precio de 677 euros en total adquiriendo las dos partes del dispositivo. La seguridad es muy importante y hay que tenerla siempre en muchos aspectos de la vida.