Esta batería flexible se carga con sudor humano y no contamina

El desarrollo de la tecnología ha permitido que a día de hoy se puedan fabricar dispositivos flexibles que no sufren ningún tipo de rotura al doblarse. Sin embargo, estos aparatos usan baterías convencionales que se tienen que recargar. Parece que este problema se podría solucionar después de que un grupo de científicos haya desarrollado un modelo de batería que es flexible, elástica, blanda y que funciona con el sudor humano.

Sus dimensiones son de dos centímetros tanto de largo como de ancho. Por tanto, se trata de un tamaño que lo hace muy dinámico y muy cómodo de usar. La batería se encuentra impresa bajo un tejido que es el encargado de absorber el sudor.

Genera electricidad absorbiendo sudor

Hay diferentes compañías y universidades alrededor del mundo que también están desarrollando sus modelos de baterías flexibles que funcionan con el sudor del ser humano.

Este tejido se puede acomodar a algunas partes del cuerpo. Por tanto, podríamos llevar de forma cómoda esta batería para que recargue nuestro Smartwatch cuando por ejemplo salimos a hacer deporte o a correr.

Es clave hacer este tipo de tareas mientras uno lleva encima la batería ya que al realizar este tipo de actividades se suda y eso permite a la batería alimentarse gracias a su tejido absorbente.

La batería está compuesta de un elemento que atrae el agua y de “escamas” plateadas. Cuando estos componentes se exponen al sudor, se produce una reacción química que genera electricidad. La prueba que se hizo para comprobar el funcionamiento de la batería fue colocarla en la muñeca de un apersona voluntaria que se puso a hacer bicicleta estática durante treinta minutos.

Los resultados fueron que se generó un voltaje de más de 4 voltios y una potencia de salida de casi 4 milivatios, lo cual era energía más que suficiente para dar energía a un sensor de temperatura que se encontraba continuamente enviando datos a un Smartphone mediante una conexión Bluetooth.

Cómoda, pequeña y no contamina

Otra ventaja de esta nueva batería es que no está hecha con ningún producto químico ni ningún metal pesado, algo que es de gran importancia a la hora de reciclar.

Tal y como asegura el jefe principal del grupo de científicos, esta nueva batería podría ser más duradera que la tecnología de hoy en día, ya que esta puede soportar todo el esfuerzo y las actividades que hace una persona al largo del día, además de poder estar expuesta al sudor.

Además, su diseño flexible y su pequeño tamaño le permiten acomodarse al usuario con ese diseño tan sutil.

Fuente > ntu.edu.sg

¡Sé el primero en comentar!