Respirar en el espacio será más fácil gracias a la nueva máquina de la NASA

La NASA ha estado trabajando en una solución para eliminar el CO2 de la Estación Espacial Internacional. El CO2 es negativo para la salud y las maquinas que ha probado la NASA sirven para eliminar el exceso de esta sustancia del aire y expulsarlo al vacío. El futuro sistema que eliminará el dióxido de carbono de la Estación Espacial Internacional está en camino y se trata de una tecnología importante para el futuro.

Una concentración de dióxido de carbono de un 8% puede llegar a ser letal para una persona.

Un nuevo sistema actualizado

Este sistema ha sido desarrollado en Estados Unidos y ha sido puesto a prueba varias veces después de todo el proceso de desarrollo y fabricación. Este nuevo sistema cuenta con mejoras tras que el anterior sufriera algunos problemas con algunos de sus componentes.

Al parecer, la mayor parte de la degradación que sufrió el anterior sistema se debió a un mineral llamado zeolita, el cual se usaba para tomar moléculas de CO2 del aire, que fue poco a poco obstruyendo el filtro ya que dejaba demasiado polvo.

Esto redujo el rendimiento e hizo que las válvulas se desgastaran mucho más rápido a causa de la acumulación de polvo.

La zeolita es un mineral compuesto de una mezcla de aluminio, silicio y oxigeno que tiene una gran utilidad para purificar el aire. El nuevo sistema recibe el nombre de 4BCO2 y se espera que mejore a la tecnología actual.

De hecho, en caso de ser un éxito absoluto, sería de vital importancia para usarlo en el futuro cuando los seres humanos vayan tanto a la Luna como a Marte.

Para arreglar el problema con la zeolita, las pruebas que se hicieron provocaron que se seleccionara una pieza de zeolita más fuerte, para así reducir la producción de polvo.

Un alivio para los astronautas

Fueron varias las combinaciones de zeolita que probaron los científicos de la NASA hasta que finalmente dieron con una muestra que estaba intacta después de someterla a muchas pruebas sobre cuanta presión, carga y temperatura podía soportar.

Además, las nuevas válvulas son mejores que las de su predecesor, ya que se han rediseñado para que puedan soportar más el polvo.

Incluso para extraer mejor el CO2 del aire se ha implementado en este nuevo sistema un “aspirador” mucho más eficaz, que dirige el aire purificado de vuelta a la cabina de los astronautas.

Gracias a este nuevo sistema, junto a otros muchos que se están desarrollando, es cada vez más posible pensar en un futuro cercano en el que los seres humanos podrán pisar tanto Marte como la Luna.

Fuente > syfy.com

¡Sé el primero en comentar!