¡Se acabó! ya no podrás comprar ni alquilar películas en tu PlayStation

En la actualidad, hay multitud de plataformas de streaming que nos permiten acceder a miles de películas y series. En España reinan Netflix, Prime Video, Disney+ y HBO entre las OTT, donde además podemos comprar o alquilar películas en Google Play Películas o en Amazon Prime Video. Sony también permitía comprar y alquilar películas online directamente desde la PS Store en sus consolas, pero eso va a dejar de ser así desde este año.

Así lo ha anunciado hoy Sony en un post en su blog. La compañía ha afirmado que han visto cómo los usuarios de PlayStation utilizan cada vez más otros servicios de streaming de pago, así como otros servicios gratis con anuncios. Así, la compañía se ha dado cuenta de que los usuarios han dejado de consumir contenido de la PS Store.

Sony ha decidido cerrar el alquiler y compra de pelis y series en PS Store

Por ello, desde el 31 de agosto de 2021 no será posible comprar ni alquilar películas y series haciendo el pago desde la PS Store. Los usuarios que ya hayan realizado compras para ver contenido en PS4, PS5 y dispositivos móviles no tienen nada que temer, ya que podrán seguir accediendo a ese contenido sin problemas.

Entre los motivos para que Sony deje de ofrecer este servicio encontramos que éste ya no genera ingresos a la compañía como sí ocurría en el pasado. Además, es necesario mantener unos servidores y una capacidad de red para ofrecer ese contenido a los usuarios, de manera que han preferido cortar por lo sano.

Los usuarios prefieren otras alternativas, como las plataformas de streaming

Curiosamente, la competencia sí que sigue permitiendo comprar y alquilar películas y series desde la Microsoft Store para Xbox, con la ventaja de poder verlas también cómodamente desde el ordenador. Por desgracia para ambas compañías, la mayoría de usuarios que decide comprar o alquilar una película para verla lo hace a través de Google Play Películas o de Prime Video, ya que permiten verla desde cualquier dispositivo, con una calidad excelente, y con la certeza de que algo muy malo tiene que pasar en el futuro como para que las compañías lo den de baja. Tanto Google como Amazon cuentan con servicios de almacenamiento en la nube y capacidad más que de sobra para mantener un negocio muy lucrativo para quienes quieran comprar contenidos concretos sin estar limitados a lo que ofrece una plataforma de streaming cuando ésta licencia su contenido cada mes.