Un revendedor de IPTV pirata con 500 canales ignora a la justicia

Un revendedor de IPTV pirata con 500 canales ignora a la justicia

Claudio Valero

Podemos pensar que el IPTV pirata es complicado de erradicar, pero tenemos más o menos claro que, una vez que se enfrentan a la justicia, los servicios suelen desaparecer de la faz de la tierra. Sin embargo, eso no ha ocurrido en esta ocasión, un revendedor de IPTV pirata condenado a pagar 90 millones de dólares en daños y perjuicios ha sido cazado ofreciendo de nuevo sus servicios. De hecho, sigue siendo posible acceder a más de 500 canales de pago a cambio de una pequeña cuota mensual.

DISH Network ha vuelto a denunciar a un exvendedor de los servicios IPTV pirata conocidos como SET TV y Simply-TV. Según parece, este ha sido pillado ofreciendo sus servicios de nuevo sin ningún tipo de problema pese a haber sido condenado a pagar más de 90 millones de dólares. Esta sentencia también buscaba evitar que siguiera ofreciendo sus servicios en el futuro, algo que no ha terminado de conseguir.

¿Se puede acabar con el IPTV pirata?

Supuestamente, una sentencia de 2018 había puesto fin a las actividades de SET TV, pero ni el operador DISH ni NagraStar las tenían todas consigo. Por esa razón, en marzo de 2019 presentaron una nueva demanda contra Simply-TV, un servicio que se ofrecía a cambio de 20 dólares al mes y que era casi idéntico a SET TV.

iptv cierre

La operadora de televisión de pago acusaba a todas estas plataformas de “capturar” y emitir ilegalmente sus canales. Además, Simply-TV incluso tenía una estructura para revender los servicios a terceros o revendedores, que eran los encargados de ofrecerlos posteriormente en el mercado. Rápidamente, la justicia les dio la razón para restringir estos servicios.

Sin embargo, parece que la cosa no ha terminado de funcionar. Hace algunas semanas, DISH presentó una nueva demanda contra un revendedor de SET TV y Simply-TV. Este revendedor ha evolucionado conforme iban llegando las sentencias y ahora utiliza las marcas Prime Tyme TV, Lazer TV Streams, Griff TV y Flix Streams para ignorarlas y seguir vendiendo sus servicios.

Estos servicios tienen detrás a una persona llamada Lisa Crawford con varias empresas creadas para estos menesteres. La idea de la demanda es evitar que pueda seguir actuando de esta forma y buscan que se le imponga una prohibición personal que no pueda eludirse con nuevas empresas o marcas.

Por lo que parece, no es tan sencillo acabar con el IPTV pirata, o al menos las leyes no son capaces de conseguir lo que persiguen. Pese a todo, esto no es algo nuevo y ya lo hemos visto con otros servicios pirata en los últimos años. Como se suele decir, cuando cierra uno, abren dos, tres o cuatro nuevos.