Condenados por IPTV pirata se libran de la cárcel renunciando a un millón de euros

La persecución a los negocios de IPTV pirata se recrudece cada día más. Son muchas las fuerzas policiales mundiales que persiguen este tipo de piratería. En muchos países de Europa, los servicios, proveedores y revendedores IPTV pirata se han convertido en objetivos principales para los grupos de la industria del entretenimiento.

En mayo de 2019, el grupo de gestión de derechos audiovisuales EGEDA (Entidad de Gestión de Derechos de los Productores Audiovisuales) presentó una denuncia penal contra Comprarccam, un proveedor de suscripciones piratas de IPTV y tarjetas compartidas (card-sharing) que daba servicio a al menos 15.000 clientes en España.

Un negocio de IPTV pirata en Salamanca y Zamora

La investigación policial siguió el rastro del negocio de Comprarccam y se identificó que dos de sus líderes eran de las ciudades de Salamanca y Zamora. La operación policial siguió su curso con dos operaciones en febrero y marzo de 2020, en las que se incautaron documentos e información de cuentas equipos informáticos, teléfonos móviles, más de 10.000 euros en efectivo e incluso siete lingotes de oro.

Otra iptv pirata cae

Otra IPTV pirata cae.

Según los informes policiales, este grupo era liderado en esas dos provincias castellanoleonesas. El de Zamora realizaba tareas como la administración del panel de IPTV y la atención de usuarios a través de mensajes en línea. El salmantino era el administrador de un servicio que redireccionaba a los usuarios a streams que permitían el acceso ilegal a contenidos deportivos, películas y programas de televisión.

En total, se realizaron registros en seis lugares y se detuvo a siete personas, una en Zamora y otra en Salamanca, una en Córdoba, tres en Valencia y otra en Málaga. Se les congelaron las cuentas tras ser acusados de delitos contra la propiedad intelectual y los cálculos son que el grupo costó a los titulares de derechos alrededor de 11,8 millones de euros. El sitio web del grupo y los servicios piratas asociados fueron cerrados.

Se consideró que los otros cinco miembros eran los encargados de distribuir las suscripciones infractoras a los clientes, por los que su importancia en la organización criminal era secundaria.

Condena y devolución de las ganancias

La Audiencia Provincial de Zamora, organismo judicial encargado de la sentencia al ser la sede del principal cabecilla, condenó a los siete imputados a delitos de estafa a esta organización IPTV pirata por facilitar el acceso a contenidos protegidos. Los dos líderes fueron condenados a 23 meses de prisión, otros dos a sentencias de 18 meses y 16 meses, y los tres restantes recibieron sentencias de 9 meses cada uno.

Redada IPTV

Se libran de prisión por IPTV pirata

Sin embargo, los acusados ​​evitarán una sentencia de prisión inmediata después de declararse culpables y tomar medidas para devolver el dinero que ganaron durante el período de fraude. Ya han devuelto la mayor parte de los 1,2 millones de euros que ganaron y quedan 250.000 euros como cantidad pendiente. Si alguno de los acusados ​​comete algún nuevo delito durante los próximos dos años, será enviado directamente a prisión para cumplir su condena.