La justicia acaba con otra red de IPTV pirata: condena millonaria y cárcel para sus responsables

La justicia acaba con otra red de IPTV pirata: condena millonaria y cárcel para sus responsables

Justo Romanos

Una fuente anónima ha sido la responsable de ayudar a que la policía haga una detención que vuelve a impactar en el sector de la piratería de IPTV de forma atronadora. Los dos detenidos no solo irán a prisión, sino que tendrán que pagar una suma millonaria en daños por los delitos que han cometido. La policía avisa: no quieren dejar ninguna red pirata en activo.

La policía de Suecia se ha tomado esta importante investigación contra una red de piratería con calma, sabiendo que, al final, llegarían a cazar a los responsables. Y cuanto más tiempo estuvieran delinquiendo, más grande sería el castigo. En el año 2019 recibieron el primer chivatazo que puso el punto de mira de los agentes sobre los piratas. Poco después recibieron otro aviso: sabían que había algo gordo a lo que podrían echar el guante.

Una enorme red de IPTV pirata

El «premio» de la paciencia que tuvieron los agentes ha sido de gran valor. Los dos piratas a los que han detenido estaban operando una red de IPTV ilegal que estaba llegando a más de 12.000 clientes que les pagaban en vez de acceder a métodos legales para ver la TV gratis. Aparentemente, al menos por lo que se ha podido descubrir con los registros a los que han accedido las autoridades, la red ilegal comenzó a ofrecer su servicio en el año 2017. Dos años después, una fuente anónima se puso en contacto con la Nordic Content Protection, la agencia que se ocupa de la lucha contra la piratería en la región, y les informó de lo que estaba ocurriendo. Un año más tarde, otra persona contactó con esta misma organización y les dijo que acababa de comprar y recibir uno de los dispositivos que ofrecían estos piratas.

No solo les dio la información que la agencia necesitaría para continuar poniendo la investigación en la mano de las autoridades, sino que ese cliente se ofreció a venderles el dispositivo por el mismo precio que había pagado: 260 dólares. Cuando el terminal cayó en manos de la policía, seguir investigando resultaría mucho más sencillo. Se estaba acercando el final de la red pirata, el cual se produjo en el año 2021.

Antes de la redada, la policía ya tenía en sus manos la información de los lugares donde supuestamente residían los piratas y los datos necesarios para iniciar tareas de vigilancia. Pincharon sus líneas de teléfono y llevaron a cabo varias maniobras con las que poder obtener las pruebas necesarias para meterlos en la cárcel. Así acabaron haciendo una redada en la que dieron final a la red de IPTV pirata y confiscaron mucho más de lo que imaginaban.

Esto es lo que encontraron

Las redadas se llevaron a cabo en dos ciudades: Sandviken y Gävle. Los ordenadores que encontraron en sus casas les delataban de distintas maneras y todos los equipos estaban vinculados al dispositivo de reproducción pirata que esa fuente anónima había vendido a la agencia antipiratería. Descubrieron que uno de los dos detenidos se ocupaba de la gestión y el alquiler de los servidores donde se asentaba la red de televisión pirata, mientras que el otro era el especialista que gestionaba todo lo relacionado con el software. Teniendo el hardware y software repartido entre los dos, se aseguraban que ambos se necesitasen para continuar con la operación ilegal.

En la casa del delincuente de Sandviken hubo sorpresas, porque el detenido escondía 47 lingotes de oro macizo. El otro detenido tampoco se olvidaba de darse algún que otro capricho, dado que tenía una colección de botellas de whisky que, según las autoridades, está valorada en casi 100.000 dólares. Además de esto, los registros digitales dieron con el descubrimiento de dos wallets de criptomonedas en las que tenían almacenados 24.700 y 41.200 dólares en Bitcoin.

Aunque la detención se llevó a cabo en 2021, el caso no ha pasado por los juzgados hasta este mismo mes. Ahora ha sido cuando han sido condenados a pasar 36 meses en prisión y pagar una cantidad de 18 millones de dólares que irán a parar a quienes se han visto afectados por la existencia de su red de piratería. Teniendo en cuenta las empresas que ofrecen el servicio de televisión en el país, las beneficiadas de esta millonaria cantidad serán Warner Bros. Discovery, C More y Viaplay.

Se trata de una cantidad muy superior a las multas que se han tenido que pagar en otros casos en este tipo de delitos. Por ejemplo, otros piratas detenidos hace unos años tuvieron que pagar 6 millones y medio de dólares. Pero es obvio que las autoridades quieren mostrar a los piratas que todavía siguen manteniendo sus negocios que van a por ellos y que las consecuencias no son como para ignorarlas.