Cae uno de los mayores vendedores de decos y receptores para IPTV pirata

La IPTV pirata sigue estando en el ojo del huracán. Son muchas las organizaciones a nivel mundial que no paran de perseguirlas, pero esto parece un cuento sin fin, ya que cada poco tiempo aparece una nueva. Mientras esto ocurre, uno de las mayores vendedores de decos y receptores piratas de IPTV ha cerrado sus puertas definitivamente, dejando sin nada a todos los usuarios de su servicio.

Este servicio, denominado All-in-One-Premium-TV, llevaba siendo perseguido algún tiempo, pero no ha sido hasta este mes de mayo cuando han conseguido que deje de operar. Así lo ha anunciado la asociación para la Protección de los Derechos de la Industria del Entretenimiento de los Países Bajos (o BREIN según sus siglas en inglés), que ha sido la encargada de identificar al responsable que se encontraba detrás.

Así funcionaba esta IPTV pirata

La forma de actuar del servicio All-in-One-Premium-TV era la de revender dispositivos IPTV ya configurados que contenían una suscripción con la que se le daba al usuario acceso a miles de canales de pago y también a contenidos pirateados de plataformas de streaming. Las suscripciones se encargaban de recuperar los feeds de servicios de pago de todo tipo, entre los que se encontraban Canal+, BeIn Sports, OCS o incluso Netflix.

Uno de los mayores alicientes de este tipo de servicios es ofrecer al consumidor un paquete enorme de canales por un precio irrisorio, algo que por supuesto hacía esta plataforma. La suscripción necesaria para disfrutar de All-in-One-Premium-TV tenía un coste anual aproximado de 20 euros, cuando tener toda la oferta de canales que ofrecía de forma legal habría costado fácilmente los 100 euros al mes.

La asociación BREIN ha conseguido dar con el administrador del sitio, algo que es clave para poder acabar con un servicio IPTV pirata. Generalmente, la justicia no suele tener piedad hacia los responsables de las IPTV piratas, que se embolsan grandes sumas de dinero por ofrecer sus decos o sus suscripciones. Este no ha sido el caso, ya que la asociación BREIN ha conseguido que el administrador de este cese en sus actividades y transmita todos los datos de su empresa a la organización a costa de una multa de «tan solo» 2.500 euros, evitándole así un procedimiento legal.

Otra iptv pirata cae

Otra IPTV pirata cae.

Los investigadores responsables de acabar con All-in-One-Premium-TV no han sido capaces de dar una cifra de suscriptores del servicio. Sin embargo, debemos tener en cuenta que este sitio ofrecía envíos a todo el mundo, y que en su catálogo reunía de todo. Cabe añadir que, como suele ocurrir en estos casos, todos los usuarios de All-in-One-Premium-TV se han quedado «en la estacada», y no se prevé que haya ningún tipo de compensación económica.

1 Comentario