La Policía utiliza un IPTV pirata para mostrar avisos a los usuarios

La tecnología IPTV se ha apoderado de la distribución de contenidos de televisión de pago y bajo demanda. Además, también ha habilitado un mercado paralelo e ilegal de suscripciones que permiten ver miles de canales por poco dinero. Ese IPTV pirata es precisamente lo que se ha convertido en el objetivo de policía, entidades gestoras de derechos de autor, justicia e industria audiovisual. Conforme avanza la lucha contra este problema se van actualizando los métodos de “combate”. ¿El último? Confiscar un IPTV pirata y utilizar sus emisiones en streaming para mostrar avisos antipiratería a los usuarios del servicio.

El gran problema, para los que luchan contra el IPTV pirata, es su facilidad de acceso. Basta una conexión a Internet y alguna de las aplicaciones IPTV para Smart TV, móviles o cualquier otro tipo de dispositivo. A partir de ahí, se contrata algún servicio a través de Internet y se empieza a disfrutar de la televisión de pago por mucho menos dinero. Acabar con los proveedores principales, y no tanto con los revendedores, es la obsesión de la justicia en los últimos meses.

Golpe al IPTV pirata en Inglaterra e Irlanda

Pese que a principios de junio cuando la Policía Nacional española cerraba 1.000 webs de IPTV pirata con 40.000 canales y 2 millones de clientes, no ha afectado demasiado al panorama de la piratería en el viejo continente. Esta operación se llevó a cabo a nivel europeo con la participación de varias fuerzas y cuerpos de seguridad, pero también a nivel mundial con la colaboración de Estados Unidos y Canadá.

Ahora, se ha registrado una nueva operación en Hollesley, en Suffolk, como sospechoso de ser el responsable de un IPTV pirata. La novedad del caso está en que la policía de Reino Unido ha utilizado su propia infraestructura para emitir contenidos en streaming para emitir un aviso antipiratería para todos los clientes. Este es el mensaje que han podido ver al encender sus “retransmisiones”.

iptv

Este es la primera vez que la policía de Reino Unido utiliza esta técnica, aunque es posible que lo siga haciendo en el futuro. De hecho, en otros países sí es más habitual que se muestren este tipo de mensajes para advertir a los usuarios de su ilegalidad. Además de eso, la operación se ha completado con la incautación de varios vehículos de lujo. A los detenidos se les acusa de blanqueo de capitales y fraude contra la propiedad intelectual.