Pueden espiar lo que hablas en tu habitación a través de la bombilla

Pueden espiar lo que hablas en tu habitación a través de la bombilla

Alberto García

Un grupo de investigadores israelíes ha hecho realidad una de nuestras peores pesadillas: ha conseguido escuchar conversaciones privadas a través de las vibraciones en simples bombillas colgadas en una habitación, con un ataque de espionaje que han bautizado como “Lamphone” que deja atrás el uso de micrófonos en una habitación o pinchar teléfonos.

Para llevar a cabo el ataque, los investigadores utilizan un sensor electro-óptico para analizar la respuesta al sonido de la frecuencia de la bombilla a través de fluctuaciones en la presión del aire que genera las vibraciones. Para ello, sólo necesitan un telescopio, el sensor electro-óptico (que vale unos 400 dólares), un DAC y un portátil. En total, todo cuesta menos de 1.000 euros.

Lamphone: ni en nuestra habitación estamos seguros

Con todo, es posible escuchar lo que se está hablando en esa habitación desde más de 100 metros de distancia gracias a medir los cambios en la luz emitida por la bombilla por las vibraciones del sonido. Gracias a ello, es posible distinguir una conversación e incluso una canción sin tener que hackear nada. Sólo tienes que tener una línea de visión directa.

En la prueba, se pusieron a unos 25 metros de distancia de la bombilla, y pusieron los telescopios delante de un sensor electro-óptico Thorlabs PDA100A2. Posteriormente usaron un conversión analógico a digital (DAC) para convertir las señales eléctricas recogidas por el sensor en información digital. Cuando reproducían música y grabaciones de voz en la sala alejada, el portátil analizaba lo que leía.

Pudieron escuchar un discurso de Trump y la canción Clocks de Coldplay

El sensor es tan sensible que puede recoger las vibraciones de la bombilla en respuesta al sonido, a pesar de que son de apenas unos pocos cientos de micrones. Tras procesar el sonido para filtrar el ruido, reconstruyeron las grabaciones de sonido con una enorme fidelidad. Tanto es así, que por ejemplo pudieron reproducir un audio de un discurso de Trump de manera tan fiel que el sistema de reconocimiento de Google lo reconoció a la perfección. Lo mismo ocurrió con Clocks, de Coldplay, donde Shazam pudo reconocer la canción. En el siguiente vídeo podemos ver cómo funciona, y en la parte final podemos escuchar las grabaciones captadas por el sistema.

No obstante, el sistema tiene algunas limitaciones. Por ejemplo, usaron una bombilla colgante, y no está claro si una dentro de una lámpara o una fija en el techo tendría el mismo efecto. Las grabaciones de Trump y de Let it Be también estaban a un volumen superior al de una conversación humana media. A su vez, el equipo afirma que usaron un sensor y un DAC muy baratos, y que con otros de mayor calidad se pueden recoger conversaciones más silenciosas. Las bombillas LED también ofrecen un SNR de 6,3 veces superior al de una bombilla incandescente.

A pesar de todo ello, Lamphone abre la puerta a una nueva variedad de ataques para escuchas en tiempo real, ya que puede permitir obtener información en situaciones que de otra forma sería imposible. Además, siempre hay investigaciones que mejoran los métodos ya conocidos.