El Asistente de Google te ha estado espiando por «error»

Los altavoces inteligentes y los asistentes de voz están programas para activarse sólo cuando escuchan la palabra de activación, como «Ok Google», «Alexa» u «Oye, Siri». Sin embargo, un usuario acaba de descubrir que el Asistente de Google se ha estado activando incluso sin que el usuario le dijera nada.

Hace unos días, el usuario brazedowl recibió una extraña notificación en el móvil. Él estaba cocinando en su casa, y se le quemó algo de comida, lo que hizo que saltase el detector de humos de 10 dólares que tenía instalado en la cocina. Sin embargo, lo curioso vino cuando el Asistente de Google a través de la app de Google Home, le dijo «He oído la alarma de humos», para posteriormente decir que ya había dejado de oírla. El detector de humos no tiene ningún tipo de conectividad inteligente, por lo que la detección fue por el pitido emitido por el detector y escuchado por su altavoz Google Home.

asistente de google alerta

Esto es realmente curioso, ya que los dispositivos de Google sólo se deben activar usando las palabras clave. Otros usuarios afirman que este caso no es único, sino que también han visto cómo el Asistente de Google les alertaba de haber escuchado sonidos como vasos rompiéndose, plástico de burbujas explotando, un compresor de aire, y otros sonidos agudos como los pitidos de las alarmas.

Google ya ha desactivado la función activada «por error»

Google ha emitido un comunicado afirmando que la activación de esta función por defecto fue accidental a través de una reciente actualización de software, pero que ya han desactivado la función.

Aunque la función es muy útil en términos de seguridad, en realidad estamos ante una gravísima invasión de la privacidad, ya que al parecer el asistente de voz está escuchando mucho más de lo que la compañía afirma sin que el usuario tenga que llamar al asistente.

Amazon tiene Alexa Guard, pero es opcional

Esta función es similar a Alexa Guard, lanzada en 2018, y que hace que el altavoz esté escuchando sonidos ambiente sospechosos, y también puede detectar si quienes hablan lo hacen susurrando para responder a un menor volumen de lo normal. Alexa Guard ha de activarse por parte de los usuarios mediante un comando de voz cuando salen de casa, por ejemplo, en lugar de estar activo siempre como ha ocurrido con Google.

Este no es el primer escándalo de privacidad en el que Google se ha visto involucrado. El año pasado se descubrió que tiene a humanos escuchando interacciones con el asistente, al igual que Apple y Amazon. A eso hay que sumarle casos como el del Home Mini, que tenía un «fallo» de serie donde el altavoz estaba siempre escuchando por problemas con los botones táctiles, por lo que Google decidió desactivarlos mediante una actualización de software.

También, en 2019, se descubrió que en sus alarmas Nest Secure habían incluido micrófonos ocultos, y sólo se descubrió cuando Google anunció que iban a ser compatibles con el Asistente de Google, por lo que la compañía podría haber estado escuchando en todo momento a los usuarios.