El WiFi 7 será tan sensible que podrá saber la velocidad a la que respiras

El WiFi 7 será tan sensible que podrá saber la velocidad a la que respiras

Alberto García

El WiFi 6 está empezando a tener presencia en cada vez más dispositivos, incluyendo móviles, ordenadores y routers. El IEEE se encuentra investigando nuevas funcionalidades para el WiFi, y algunas del WiFi 7 llegarán de manera progresiva al WiFi 6. Sin embargo, hay una que llegará sólo con el último estándar. WiFi 7, nombre técnico 802.11be Extremely High Throughput (EHT), está basado a su vez en WiFi 6, y podrá usar las bandas de 2,4 GHz, 5 GHz y 6 GHz. El estándar incorporará mejoras como la sincronización de varios puntos de acceso a la vez para, por ejemplo, estar conectado a dos routers a la vez para tener una mayor velocidad, y hará un uso más eficiente del espectro. A nivel de velocidad se espera que alcance los 30 Gbps, con velocidades que superen 1 Gbps a larga distancia gracias a una utilización más eficiente del espectro. Y como todavía falta algo más de un año para que se publique el primer borrador del estándar (mayo de 2021), y aún más para su aprobación (primavera de 2024), es de esperar que vayan añadiendo más funciones de las que fueron publicadas en el estudio sobre la nueva generación de conectividad WiFi. Nuevas funciones que llegarán al WiFi 7 Una de las nuevas funciones que están estudiando introducir es la detección de movimientos dentro del hogar, de manera que por ejemplo un móvil sepa cuándo ha cambiado de habitación sin que se utilicen sensores adicionales. De hecho, el sistema de detección será tan sensible que el móvil podrá detectar la frecuencia respiratoria del usuario, ya que con la respiración cambiamos las características de la señal de radiofrecuencia, y el móvil será capaz de discernir esas pequeñas modificaciones. Así, con esta función sería posible saber si una persona mayor se ha caído o ha tenido un accidente simplemente a través de las modificaciones que haga el cuerpo en las ondas del WiFi. El propio Paul Nikolich, presidente de la IEEE 802, afirma que podría saber automáticamente si su abuela de 93 años se ha caído o tiene algún problema de salud. También se encuentran estudiando la posibilidad de usar este nuevo estándar para que los coches eléctricos se comuniquen entre sí, a pesar de que en este caso es mucho mejor usar otros estándares como el 5G. Con WiFi 7, los coches podrían hablar entre sí para comunicarse y evitar un accidente, aunque tendrían que estar muy cerca y establecer el handshake muy rápido para que sea viable. El estándar también incorporará mejoras a nivel de seguridad y privacidad, aunque de momento no han dado muchos detalles al respecto. El hecho de que los móviles vayan a poder saber tanta información sobre nosotros a través de la gran sensibilidad que van a tener abrirá la puerta a nuevas invasiones de nuestra privacidad, donde empresas como Facebook o Google seguro que ya se están frotando las manos.