Retrasan el Segundo Dividendo Digital para no dejar a España sin TDT

Retrasan el Segundo Dividendo Digital para no dejar a España sin TDT

Alberto García

El Segundo Dividendo Digital lleva ya meses en curso. Las cadenas de televisión han reestructurado las frecuencias en las que emiten para dejar libres los 700 MHz que utilizarán los operadores con el 5G. Sin embargo, el aislamiento por el coronavirus ha retrasado todo el proceso, incluida la subasta.

Aunque algo retrasada por haberse tardado tanto en formar gobierno, la subasta de los 700 MHz iba a hacerse en los plazos estipulados en torno al mes de mayo, y finalmente los operadores iban a poder empezar a operar a partir del 30 de junio de 2020 ofreciendo servicios de 5G.

Los 700 MHz no estarán listos para el 5G en julio

Sin embargo, el estado de alarma impide a los técnicos realizar todos los trabajos de adaptación que están haciéndose por zonas en España para ir liberando el espectro y evitar que las antenas de televisión hagan interferencias con las de telefonía. A este hecho hay que sumarle que la situación es muy delicada, y no se puede dejar sin televisión a los ciudadanos en pleno estado de alarma al eliminar algunas frecuencias, ya que hay algunos edificios que todavía no han adaptado sus antenas y, si se eliminan las frecuencias que usan actualmente, pueden quedarse sin ver canales tan importantes como La 1.

Así, el gobierno ha comunicado ya a las empresas que están adaptando las antenas que dejen de hacer cambios, lo que hará que la fecha prevista del 30 de junio no se vaya a cumplir. El comunicado de la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones hace, por tanto, que queden suspendidos todos los cambios en las zonas donde no se está realizando emisión simultánea con el fin de evitar que los ciudadanos se queden sin el servicio básico que les proporciona la TDT.

La UE contempla retrasos de hasta 2 años

España no es el único país que se está viendo afectado por esto. Por ejemplo, Francia ha paralizado también la subasta de los 700 MHz que iba a producirse en abril. La Unión Europea tenía fijada como fecha límite el 30 de junio para que los 700 MHz quedasen libres de emisiones de televisión y pudiesen empezar a usarse para telefonía. Se quiere evitar también los problemas de señal de la TDT.

Sin embargo, en la regulación se contempla la posibilidad de retrasos por “razones justificadas” con un margen de hasta 2 años más (30 de junio de 2022). Y la situación actual es una razón más que justificada para dar un margen mayor. Por tanto, es de esperar que la UE tome una decisión al respecto en las próximas semanas.

Los operadores también quieren aplazar la subasta, ya que mayo sería demasiado pronto porque va a ser necesario realizar un gran desembolso (se espera que de miles de millones de euros) para poder comprar el espectro. Y dado que las portabilidad están canceladas, no quieren asumir riesgos innecesarios por la delicada situación económica. A su vez, es necesario movilizar todo tipo de recursos humanos a nivel técnico, financiero y económico para completar con éxito la subasta, y la situación actual no propicia las reuniones para tratar estos temas en profundidad.