Trucazo para tener almacenamiento ilimitado en Telegram

Telegram es una de las mejores aplicaciones de mensajería de la historia. La app cuenta con multitud de funciones, incluyendo chat privado para dejarte notas a ti mismo, canales, supergrupos, sincronización con la nube para no depender del móvil, y almacenamiento sin límite para compartir todo tipo de contenido. Ahora, un grupo de desarrolladores ha aprovechado esta función para crear un sistema de almacenamiento en la nube ilimitado más cómodo.

Durante los últimos años, muchos se han preguntado cómo Telegram podía ofrecer almacenamiento ilimitado y todas sus funciones sin cobrar. La respuesta era que su creador, Pavel Durov, tenía mucho dinero tras vender la red social VK en Rusia. Sin embargo, ahora la plataforma ha recurrido a ofrecer una modalidad de pago con más funciones, así como a meter anuncios en los canales.

TeleDrive: almacenamiento sin límite por 10 $ al año

A pesar de ello, el almacenamiento sigue siendo gratis. La app permite subir archivos sin límite, aunque cada archivo está limitado a 2 GB de tamaño. Además, Telegram cuenta con una API que permite a los desarrolladores usar la función de almacenamiento en la nube, y a través de ella han creado un proyecto open source llamado TeleDrive para tener almacenamiento ilimitado.

Los creadores de TeleDrive han aprovechado esa funcionalidad para crear un servicio con dos modalidades. La modalidad gratis tiene un límite de 1,4 GB de tráfico diario, pudiendo subir y bajar archivos de hasta 2 GB. Sin embargo, hay una modalidad de pago, donde, por 10 dólares al año, tienes velocidad de subida y bajada ilimitada sin límites diarios. El servicio permite incluso previsualizar los contenidos multimedia que subamos, ya sean vídeos o audios.

Puede cerrar en cualquier momento

El problema de pagar por este servicio es que Telegram puede capar en cualquier momento este tipo de usos. Si lo limitan, el servicio dejará de funcionar y perderás el dinero que hayas pagado. Además, aunque no tiene anuncios, el proyecto contará con publicidad más adelante para reducir el coste de desarrollo y operación.

Otro problema grave de este servicio es el tema de la privacidad. Cuando almacenamos algo en la nube, sólo nosotros podemos acceder a ello. En este caso, nada impediría a los desarrolladores acceder a los contenidos que almacenes. Los archivos que se suben son privados por defecto, pero siempre podemos hacerlos públicos generando una URL para que cualquier persona pueda descargarlos con sólo usar el enlace. Además, es necesario loguearse con nuestro móvil y nuestra cuenta, aunque en principio sólo se utiliza un token que valida la propia Telegram, por lo que no podrán acceder a nuestros datos.

Así, aunque el precio es muy atractivo, es mejor buscar servicios donde tengamos la certeza de que no va a ser capado en el futuro. Uno de los más competitivos por lo que ofrece es Backblaze, que cuesta 7 dólares al mes o 70 dólares al año, y que permite, desde un dispositivo, almacenamiento ilimitado en la nube de todo lo que queramos. Además, si perdemos los datos, la compañía nos puede enviar el disco duro por mensajería para copiar todos los archivos a nuestro ordenador.