El nuevo MacBook Pro esconde un desagradable secreto: mala decisión de Apple

Cuando Apple presentó el nuevo MacBook Pro con su nuevo chip M2, todos quedamos asombrados con las especificaciones sobre el papel. Sin embargo, las primeras reviews están llegando y han encontrado su gran Talón de Aquiles: el SSD y su velocidad.

Algunos youtubers de tecnología han podido probar el nuevo modelo de portátil y han descubierto la razón para evitar específicamente el modelo base: su SSD es muy lento.

Un SSD demasiado lento para el MacBook Pro M2

Tanto Created Tech como Max Tech han probado el modelo con el disco de estado sólido (SSD) más pequeño dentro de las configuraciones que ofrece Apple. El MacBook Pro M2 de 13 pulgadas (precio desde 1.619 euros) con un SSD de 256 GB, la capacidad más pequeña disponible, muestra unos resultados en los test por el que las velocidades de lectura de la unidad SSD son significativamente más lentas que las de su predecesor, el MacBook Pro de 13 pulgadas basado en M1.

Esta diferencia ni siquiera es pequeña. El MacBook Pro M2 tiene velocidades de lectura de SSD que son un 50 por ciento más lentas, mientras que las velocidades de escritura se reducen en un 30 por ciento.

El segundo canal desarmó el portátil y puede haber descubierto cuál sería el motivo por el que el SSD sufre este pobre rendimiento. Apple está usando un solo chip de almacenamiento flash NAND de 256 GB. Eso es diferente del modelo M1 que usa un par de chips de 128 GB: dos chips que realizan funciones de lectura/escritura son más rápidos que un solo chip que hace lo mismo.

Además, hay que recordar que Mac tiene memoria unificada, lo que se usa cuando la CPU está funcionando. Cuando la CPU se queda sin memoria unificada, mueve los elementos que no usa a un archivo de intercambio en el SSD. La CPU intercambiará elementos entre la memoria unificada y el SSD hasta que ya no sea necesario. Si el SSD es lento, la CPU tarda más en intercambiar y eso afecta el rendimiento general del Mac.

SSD más grandes, mejor rendimiento

Por ejemplo, los resultados del MacBook Pro con SSD de 1 TB mostraron un mejor rendimiento de lectura, mientras que el rendimiento de escritura era el mismo. Es probable que Apple esté usando dos chips de 512 GB para el SSD de 1 TB, lo que evitaría el problema que decíamos anteriormente usando SSD de mayor capacidad.

MacBook Pro con M2

MacBook Pro con M2

Hay un par de razones por las que Apple cambiaría a un solo chip, pero ninguna de ellas tiene mucho sentido. Si se trata de una medida de reducción de costes, no sería significativa. Podría deberse a la escasez mundial de chips, pero esto no parece afectar mucho al segmento de SSD. Es posible que Apple cambie silenciosamente a chips duales de 128 GB en futuros ciclos de producción del nuevo MacBook Pro.

Fuente > MacWorld

¡Sé el primero en comentar!