Vodafone segunda residencia ahora es más barato con estas tarifas

Vodafone para las segundas residencias es una de tantas tarifas que han lanzado los grandes operadores para los clientes que tienen más de una casa y que necesitan tener Internet. Siempre que tengan una tarifa de fibra y móvil principal, pueden acceder a un precio especial para tener una segunda conexión de fibra (en algunos, como Adamo, no es necesario ni tener esta conexión principal). Con el paso del tiempo, el precio y condiciones de estas tarifas ha ido ajustándose, animado también por la creciente competencia. Hoy, conocemos que Vodafone segunda residencia ahora es más barato con estas tarifas.

El pasado mes de junio de 2020, Vodafone lanzaba Internet para segundas residencias por 25 euros. En un primer momento, se trataba de una conexión para navegar sin límite de datos a máxima velocidad de la red 4G. Contaba con una permanencia de 12 meses, estando disponible para los usuarios de Vodafone que tuvieran Vodafone One. Más tarde, el precio se actualizó a 24 euros y se incluyó una opción sin permanencia de 12 meses abonando 75 euros en concepto de compra de router. En todos los casos, el consumo está sujeto a las habituales políticas de uso razonable.

Nueva rebaja en el precio y en la permanencia

Según podemos ver en la web oficial de Internet Segundas Residencias de Vodafone, ahora tenemos un precio diferente en función de la tarifa que tengamos. Si tenemos una tarifa familiar, es decir, Hogar Ilimitable 2.0, 3.0 o 4.0, el precio bajará a sólo 15 euros al mes. Por el contrario, con el resto de las tarifas de fibra y móvil, el precio seguirá siendo de 24 euros al mes.

vodafone

En las tarifas familiares, Vodafone nos explica que, como el router necesita vincularse a una línea adicional de teléfono, si tenemos una tarifa familiar Hogar ilimitable 2.0 o 3.0, estas pasarán a ser 3.0 y 4.0 respectivamente para disponer de una línea extra. En caso de tener Hogar ilimitable 4.0 sólo se añadirá una línea adicional.

Otra de las novedades es el precio de la instalación para no tener permanencia. Los 75 euros del pasado ahora pasan a ser 54 euros. Además, estos pueden ser pagados al contado de golpe o bien financiados de dos maneras diferentes. Por un lado, podemos abonar 2,25 euros al mes durante un periodo de 24 meses. Por otro lado, tenemos la opción de abonar 4,5 euros al mes durante un periodo de 12 meses. En ambos casos, pagaremos los mismos 54 euros que al contado, ya que no tenemos ningún tipo de intereses.

¡Sé el primero en comentar!