Verano con Internet: Opciones y tarifas para segunda residencia

Verano con Internet: Opciones y tarifas para segunda residencia

Rocío García

Con el verano llega la posibilidad de irnos a segundas residencias: apartamentos en la playa, una casa rural que desconectar, la casa del pueblo… Y el mismo dilema: cómo tener Internet. Si vas a pasar solo un par de días podrá ser suficiente con tu teléfono móvil pero no si son más. En esos casos, son varias las opciones para tener Internet en segunda residencia, para tener las mejores tarifas de Internet para verano si vas a estar un par de meses fuera de casa y quieres poder seguir conectado.

Hay varias opciones diferentes si quieres tener Internet en segunda residencia y no todas pasan por contratar una línea nueva en tu apartamento o tu casa durante julio, agosto y parte de septiembre. Son varias las alternativas disponibles que dependerán de los días que vayas a pasar fuera, de qué necesitas. En algunos casos, las operadoras tienen ofertas especiales que salen muy bien de precio. Están especialmente pensadas para que aquellos usuarios que ya son clientes suyos y tienen contratada una línea principal en sus domicilios. Así ocurre con las principales compañías como Movistar, Orange o Vodafone.

En algún caso no hay permanencia y, en otros, ese es precisamente el hándicap. No obstante, puede convencerte si te vas a desplazar de forma habitual a tu segunda residencia. Pero también existen alternativas más económicas de operadoras de menor calado, pero no por ello ofrezcan peor servicio. Es posible incluso contratar fibra sin permanencia o con una permanencia muy reducida, opción muy valorable por parte de los usuarios más exigentes. Sea como sea, os vamos a ofrecer opciones muy variadas.

¿En qué debemos fijarnos? ¿Qué es mejor?

Como hemos dicho en el párrafo anterior, hay varias opciones. Y dependerá de cada usuario que necesitemos una cosa u otra. No hay una opción que sea la mejor y otras que sean peores, sino que depende de cada uno, de las circunstancias, del tiempo que pasemos en la segunda residencia, de lo que usemos Internet, de cuántos somos, de para qué vamos a usar Internet.

Antes de elegir algunas de las opciones a continuación debemos hacernos una serie de preguntas: ¿es una segunda residencia para todos los fines de semana, vacaciones y puentes? ¿O solo vamos en julio y agosto? ¿Es nuestro apartamento o es un apartamento alquilado en el que no somos dueños? ¿Cuánto tiempo estamos?  ¿Qué hacemos estando en esta casa o apartamento? ¿Vamos a teletrabajar durante el tiempo que estemos allí o simplemente necesitamos consultar algo en Google o pasar un buen rato mirando cosas por Internet? ¿Queremos ver series y películas en Netflix o en HBO Max o en Amazon cuando vayamos? ¿A qué distancia está la segunda residencia a la que vas? ¿Hay cobertura de fibra? ¿Hay cobertura de 4G?

Como explicaremos a continuación, no todo es recomendable en todos los casos. Si vas a estar solo diez días en vacaciones no te merecerá la pena pagar una tarifa extra ni contratar nada, simplemente haces tethering o pagas un extra de datos en tu tarifa habitual para enviar Internet o gigas al ordenador o a la tele o a cualquier otro dispositivo. Si vas a pasarte tres meses en la playa y necesitáis teletrabajar con buena velocidad y también necesitas que tus hijos no se aburran y vean dibujos y series, etc. O si vas con tu hija que es gamer y va a engancharse a videojuegos online todo el verano. Cada circunstancia es diferente y por eso debemos estudiarlas de forma individual a la hora de tomar una decisión, escoger cómo tener Internet.

Tethering

Hacer tethering es posiblemente la opción más sencilla para tener Internet en verano sin preocuparte de nada más. El teléfono móvil te permite hacer que funcione como un router y que puedas conectar a él los distintos dispositivos y dotarlos de Internet a través del WiFI durante el tiempo que quieras. Puede servir, por ejemplo, para ver series en la Smart TV o en la tablet o para trabajar con WiFi desde el ordenador. Puede ser interesante si simplemente nos vamos de viaje unos días y no podemos prescindir de Internet o desde el ordenador. O simplemente si tienes datos ilimitados el resto del año y no quieres ni tienes por qué pagar más.

¿Cuándo es recomendable y cuándo no?

Si te vas una semana, diez días. Si vas a irte un mes o dos meses probablemente no aguantarán tus datos, aunque dependerá de la tarifa que tengas. En este caso, es una opción totalmente recomendable si tienes tarifas ilimitadas o si puedes apostar a bonos extra de datos. Son muchas las compañías que ya ofertan tarifas ilimitadas (Vodafone, Orange, Yoigo, Movistar) y puede que sea buen momento si te estás planteando cambiarte, así podrías aprovecharla en verano. Otra opción, como decimos, es esperar que los operadores regalen gigas en verano, algo que es habitual en algunas compañías y que podría solucionarlos.

También podemos acumular datos del mes anterior. Muchas compañías, por ejemplo, te permiten tener 50 Gb al mes, pero los que no gastes se pasan al mes siguiente. Si vas a pasar 15 días de julio en un apartamento puedes tener acumulados 45 GB del mes de junio y los 50 correspondientes a julio así que normalmente no tendremos ningún problema a la hora de gastarlos salvo que pases esos quince días enganchado a series o programas de Netflix.

¿Cuándo no es buena idea y mejor buscar otra opción? No es recomendable utilizar este sistema o método de conexión a Internet si vas a estar muchos días en ese apartamento o en esa casa (un mes, dos meses, tres…) o si vas a estar poco tiempo, pero no puedes vivir sin ver series online cada día, sin jugar, sin escuchar música, sin ver YouTube. Si vas a teletrabajar con el ordenador y necesitas una conexión estable tampoco sería la mejor opción.

Principales problemas y ventajas

La velocidad, la cobertura. Esto puede ser un inconveniente a la hora de navegar, pero dependerá del lugar en el que estés. No solo de la ciudad o si es el campo o la playa sino de la cobertura concreta en tu bloque, en tu piso. Dependerás de la cobertura 4G que haya en ese punto exacto y la velocidad no siempre va a ser la misma a la que estás acostumbrado con tu router de fibra óptica en casa, por ejemplo.

Pero también tiene una gran cantidad de ventajas: no tienes que hacer nada a la hora de contratarlo ni tampoco estás atado a la permanencia de una nueva tarifa, no tienes instalación ni dependes de técnicos, puedes usarlo fuera de casa y no solo cuando estés en ella, no tienes dependencia. Tienes libertad total para decidir si lo usas o no y no necesita antelación para pensarlo. Además, es gratis. Por otro lado, hay ciertas épocas del año, como en verano o en promociones ocasionales, en que tu compañía te ofrece más datos para que puedas utilizarlos cuando deseas. Si te coincide en estas fechas y tienes una tarifa limitada de datos, puedes aprovechar estas promociones para no pagar de más por tener internet en otra residencia.

Otro problema es que se nos pueden agotar los datos. Si resulta que se te han acabado los datos sin que te hayas dado cuenta o crees que no te van a llegar, pero consideras que es tu mejor opción, o la más cómoda, tienes varias opciones ante eso. Si se te han acabado los datos, solo te queda «aguantar» una velocidad extremadamente baja si reducen la velocidad en lugar de cobrarte más por ello o contratar un bono de datos.

También puedes prevenir esta situación contratando una tarifa superior a la que tienes, ya que te costará algo más, pero podrás acceder a más datos de internet el tiempo que vas a estar fuera. Después, puedes volver a utilizar la tarifa que ya tenías para no pagar de más innecesariamente. Si crees que no te compensa o no quieres cambiar de tarifa con frecuencia, puedes probar con los bonos de datos por el consumo que crees que vas a realizar.

¿Cuánto vale?

Hacer tethering es totalmente gratuito y sólo tendrás que pagar lo que cueste el bono de datos que vas a gastar o la tarifa ilimitada. O nada. Si te basta con los gigas de tu teléfono móvil y crees que es suficiente, adelante. No tendrás que pagar nada más, ningún extra por usarlo en diferentes dispositivos. También puedes apostar por bonos de extra de datos que dependerán de tu operador y tu tarifa contratada. Estos bonos podemos contratarlos generalmente desde el apartado correspondiente en el área de clientes o puedes llamar a tu compañía e informarte.

Si tienes una tarifa ilimitada no te cobrarán extra por hacer tethering, pero es posible que tu operador tenga alguna limitación de gigas máximos a la hora de compartirlos con otros dispositivos o reduzca la velocidad al llegar a cierto límite establecido. Yoigo no tiene ninguna limitación a la hora de hacer tethering y simplemente nos avisa de un «consumo razonable» de los datos.

Con todo, si tienes que teletrabajar en tu segunda residencia y optas por hacer tethering debes tener en cuenta que, algunas compañías, limitan la conexión con el ordenador portátil a través de esta vía. Esto se lleva realizando desde hace bastante tiempo para evitar la saturación por un uso «desproporcionado» de los bonos de datos. Por tanto, es imprescindible que revises las condiciones de tu compañía telefónica.

4G en casa

Otra de las opciones más recomendables para tener Internet en verano o Internet en segunda residencia es apostar por el clásico módem portátil o Internet portátil, el que llevas toda la vida denominando “el pincho”. Las versiones clásicas consistían en un USB que conectabas al ordenador y te permitía tener acceso a Internet durante un tiempo o hasta consumir unos megas. A día de hoy, hay otras opciones como el 4G en casa que te permite tener un router sin instalación al que conectarte como si fuese tu router habitual de fibra y podrás acceder desde todos los dispositivos que quieras.

¿Cuándo es recomendable y cuándo no?

Cuando no sabes la fecha exacta en la que vas a irte o volver, por ejemplo, puede ser una buena opción. O si vas a pasar las vacaciones en varias residencias diferentes: una semana en la playa, una semana en el pueblo de tus abuelos… Basta llevarte contigo el Internet portátil y seguirás teniendo acceso.

En contra no es recomendable si sois muchos: los datos o gigas que tienen las tarifas de 4G en casa no son siempre ilimitados por lo que, si hay muchos dispositivos conectados, agotaréis los datos demasiado rápido. Es decir, puede que los 100 GB o 50 GB de algunas compañías resulten insuficientes o que sea demasiado lento si sois diez personas en casa consumiendo películas, series, juegos o descargas durante un mes. Si vais a ser muchas personas en un mismo lugar durante mucho tiempo, mejor dejar de lado esta opción.

Principales problemas y ventajas

El principal problema del Internet 4G en casa es que tiene permanencia de doce meses en la mayoría de los casos, pero no en todos. Si sueles ir los fines de semana a una segunda residencia o sueles viajar, merece la pena. Basta con que lleves contigo el pequeño router que la compañía te ofrece y tendrás Internet en otras casas, en hoteles, etc. Si solo vas a ir dos meses al año, ten en cuenta que pagarás el resto.

Otro de los problemas es que la velocidad no es comparable con la de la fibra óptica en casa y también, como en el caso anterior, dependerás de la cobertura. También el problema es que suele ir vinculadoa  un operador y no todos nos permiten contratarlo si no somos de este operador. Es decir, puede que seas de Digi y necesites el 4G en casa de Vodafone, pero no puedes tenerlo si no eres cliente.

En contra, una de las ventajas que tiene este tipo de conexión a Internet podrás llevarlo a todas partes y no tendrás que preocuparte de los datos en muchos casos si haces un uso normal, ya que muchos operadores te ofrecen datos ilimitados para que puedas usarlo sin problema, etc. No solo es útil durante ese tiempo, sino que podemos llevarlo de viaje si no queremos conectarnos a redes abiertas en hoteles o incluso en el tren porque puedes enchufarlo y empezar a funcionar.

¿Cuánto vale?

Dependerá de la opción que elijas y el operador. La mayoría de ellos (o todos) incluyen el router para que no tengas que comprarlo por separado. Algunos son:

  • Orange

Orange te ofrece el servicio Orange 4G en casa por 39,95 euros al mes (ahora con descuento del 50% durante 3 meses, 19,97€/mes) que incluye gigas ilimitados para conectarte a Internet a través del router WiFi 4G incluido. Antes eran máximo 50 GB, pero actualmente no hay ningún límite.

Además, no requiere ningún tipo de instalación y el router está incluido en el precio, puedes llevarlo donde quieras y puedes compartir la conexión entre diferentes dispositivos con velocidades de bajada de hasta 150 Mbps. La tarifa de Orange tiene una permanencia de 12 meses con el router wifi 4G de Orange en cesión. A diferencia del Internet para segunda residencia del operador, no hará falta que tengas previamente una tarifa Orange para contratar su Internet 4G en casa.

Actualización abril 2022: Si la opción de Orange 4G en casa te parecía interesante, quizás te gustaría saber que el descuento de 3 meses ha sido ampliado. Ahora son 6 meses los que podremos disfrutar de este servicio a mitad de precio, por lo que nos ahorraremos un buen dinero la mitad del tiempo que tendremos permanencia (que es, lógicamente, de 12 meses).

orange 4g en casaHasta ahora Amena nos ofrecía Amena en casa, Internet 4G en casa por 29,95 euros al mes, que te permite usar una red móvil 4G para conectarte a Internet hasta agotar los 60 GB de tu tarifa y con velocidades de entre 20 Mbps y 50 Mbps. No se puede contratar ya para quienes no lo hayan contratado antes.  Si ya dispones de este servicio seguirás manteniéndolo hasta que lo des de baja, ya que requiere ningún tipo de instalación y puedes llevarlo donde quieras porque basta con enchufar el router para hacerlo funcionar. No tiene ningún tipo de permanencia ni cuota de línea ni incluye teléfono fijo. Además, si te quedas sin datos puedes conseguir 40 GB extra los meses que quieras por 9,95 euros más.

Actualización 2022: Amena ya no existe, por lo que la opción de contratar Amena en casa no es posible en la actualidad. Amena ahora es Orange y debemos ir a la opción anterior si queremos tener contratado este operador.

Amena en casa - Internet para segunda residencia

  • Vodafone

Vodafone también ofrece la posibilidad de contratar lo que este operador llama Vodafone One Conecta. Este servicio está pensado para aquellos hogares a los que no llega la fibra, y por ello el operador ofrece un router 4G para poder navegar con 150 Mbps que serán tanto de subida como de bajada. Este operador también está ofreciendo, como verás más adelante, Internet en segunda residencia, pero en ese caso hará falta contar con otra tarifa previa, algo que no será necesario en el caso de apostar por One Conecta.

Son tres las modalidades de este servicio las que podemos contratar, aunque las tres ofrecen las mismas condiciones en lo que a navegación se refiere. La más básica solo ofrece Internet, por lo que nos estaríamos haciendo con un router 4G con datos ilimitados por el precio de 31 euros al mes. La segunda de estas modalidades ofrece además del router 4G un móvil con llamadas y datos ilimitados, todo por 45 euros al mes para siempre. La última de las modalidades disponibles ofrece una línea con datos y llamadas ilimitadas, una 2.ª línea con 15 GB y 200 minutos y TV con más de 30 canales por 55 euros al mes. Las tres modalidades no requieren que paguemos nada por la instalación, pero tendremos que estar un año elijamos la que elijamos.

  • Movistar

También nos encontramos con diferentes tarifas dentro del famoso operador azul. Y es que, en el caso de la tarifa 4G de Movistar, lo cierto es que nos permite llevar Internet a donde queramos ir. Estas tarifas tipo 4G ofrecen paquetes de datos móviles con los que podremos conectarnos a la red a través de un router radio que opera con 4G del operador azul.

Por ejemplo, nos encontramos con la tarifa Movistar Internet Radio. En ese caso, nos permite velocidades de hasta 20 Mbps de bajada y 800 Kbps de subida y la conexión 4G es ilimitada. Por tanto, no tendrás un máximo en el consumo de datos móviles. Y lo mejor de todo es que esta opción ya incluye router wifi gratis. Aunque, el inconveniente de esto es que nos obliga a tener una permanencia con Movistar de 12 meses. Por último, también contaremos con fijo que nos permitirá realizar llamadas ilimitadas a fijos nacionales y 550 minutos a móviles.

Internet en segunda residencia

Algunas compañías nos permiten tener una tarifa de Internet para segunda residencia siempre y cuando hayamos contratado con ellos previamente en casa. Es decir, si tienes una tarifa de Movistar o de Orange de forma habitual podrás contratar la opción de Internet Segunda Residencia con tarifas especiales por si quieres Internet en verano, por ejemplo, o en cualquier domicilio que no sea el habitual. Entre las compañías que ofrecen estos servicios encontramos Orange, Vodafone o Movistar.

¿Cuándo es recomendable y cuándo no?

Si tienes contrato con estos operadores y hay opción, es buena idea apostar por las tarifas de Internet para segunda residencia que nos permite disfrutar de una conexión rápida e ilimitada sin preocuparte de agotar los datos de tu teléfono móvil o preocuparte de si hay o no hay cobertura. Si queremos irnos a teletrabajar a la playa o a cualquier otro lugar.

No es recomendable si vas a irte de vacaciones de forma esporádica, una o dos semanas. O si, simplemente te vas un fin de semana cada dos o tres meses. No tiene sentido apostar por una tarifa «fija». Tampoco si vas a irte un mes o dos meses, pero no pretendes conectarte a Internet. Suele ser algo pensado cuando vamos a ir todos los fines de semana o cuando pasamos medio año fuera de casa en el mismo lugar, pero no cuando vamos a hoteles o diferentes apartamentos, ya que nos conviene más otras opciones de esta lista como el tethering o como el Internet 4G en casa que podemos trasladar con facilidad de un lado a otro.

Ventajas e inconvenientes

El principal problema es que te exigirá ser de esa compañía para poder optar a esta opción. Los que no sean clientes de Movistar o del operador que sea no podrán, en la mayoría de los casos, contratar una de las tarifas, aunque le guste el precio y las condiciones que ofrece. Esto nos limita.

Como decimos, la gran ventaja es que se trata de una conexión ilimitada y con mayor velocidad que si haces tethering o apuestas por algunas de las opciones siguientes como un módem 4G o las tarifas de Internet en casa de algunos de los operadores. Además, suele tener mejor precio y ofrecer un servicio mucho más estable que el resto de opciones.

¿Cuánto vale?

Movistar ofrece a sus clientes Internet Segunda Residencia con un precio desde 15 euros al mes (para estudiantes ahora 50 % de descuento 3 meses), sin permanencia y con una cuota de alta de 50 euros. Esta tarifa está disponible para clientes Fusión de Movistar e incluye fibra óptica o ADSL en caso de no tener cobertura en la primera, router Smart WiFi gratis y línea fija de teléfono.

La fibra está limitada a 300 Mbps y podemos optar a 4G si no hay cobertura fibra en la zona. El precio es de 15 euros al mes para usuarios de Movistar Fusión Plus, 21,99 euros al mes para clientes de Fusión, con posibilidad de un 30 % de descuento 3 meses. Una gran ventaja de esta tarifa es que no tiene permanencia y el router Smart WiFi está incluido en el precio. Solo tendrás que pagar los 50 euros de alta y usarlo durante el tiempo que quieras.

Actualización septiembre 2022: Movistar ha tirado la casa por la ventana, y su Internet Segunda Residencia es ahora mejor que nunca. Si lo contratamos ahora ni siquiera tendremos que pagar el coste de la cuota de alta, que anteriormente estaba a 25 euros. La tarifa mensual, independientemente de si escogemos la versión básica o la versión Plus, es de 0 euros al mes hasta el próximo 30 de junio, por lo que es un momento ideal para hacerse con una de ellas.

Movistar - internet para segunda residenciaOrange permite a sus clientes Love contratar el Internet para Segunda Residencia de Orange desde 21,95 euros al mes, con un descuento que durará un total de 12 meses. No obstante, la promoción será mayor o menor dependiendo de la tarifa: promoción 13 euros de descuento durante 12 meses con Fibra hasta 1Gbps simétrica y 5 euros de descuento durante 12 meses para la fibra de hasta 500 Mbps. 

Por tanto, puedes elegir entre varias opciones de conexión: Fibra 50 MB y Fibra 1 GB o ADSL con una velocidad de hasta 20 Mb de bajada y 1 Mb de subida, según las necesidades y la cobertura y compatibilidad. También incluye línea fija con llamadas ilimitadas de fijo a fijo o 1.000 minutos a móviles dentro de un horario establecido. El inconveniente de la tarifa de Orange para segundas residencias es que te obligará a tener una permanencia de doce meses de contrato. Puede ser útil si también sueles desplazarte los fines de semana, en vacaciones de Navidad o durante los puentes, pero tendrás que pagar el año completo de tu tarifa o la penalización por baja.

Actualización 2022: Orange también ha dado un «tijeretazo» a sus precios para la tarifa Internet Para Segunda Residencia. Tal y como podemos ver en su página web, el precio de esta tarifa es ahora de 21,95 euros al mes durante 12 meses. Este precio se mantendrá para nuevas altas en el servicio hasta el próximo 3 de octubre, por lo que si te interesa procura no dejarla escapar.

orange - internet para segunda residenciaVodafone, desde junio de 2020, ofrece a sus clientes Internet Vodafone para Segunda Residencia por 28 euros al mes que incluye datos ilimitados y router 4G gratis, más una línea ilimita básica (datos y llamadas ilimitadas) o por 3 al mes si somos clientes de Vodafone y únicamente queremos tener conexión en una segunda residencia.

A diferencia de las anteriores, Vodafone apuesta por una conexión 4G que no requiere ningún tipo de instalación y utiliza redes móviles por las que podremos navegar sin límite de datos. La gran ventaja de Vodafone es que no nos obliga a quedarnos durante varios meses: no tiene permanencia. Pero, a cambio, debemos pagar el router que incluye tiene un precio de 54 euros que podemos hacer en un único pago o financiándolo con 2,25 euros al mes durante 24 meses o 4,5 euros al mes durante 12 meses. El router es autoinstalable con 4G y se recibe en dos o tres días. Tenemos aquí la ventaja de que podremos llevarlo a cualquier parte y enchufarlo en cualquier lugar.

Así, ofrece el servicio de internet segunda resistencia para clientes y no clientes. Solo tienes que contratar el bono de internet flexible que se adapta a tus necesidades, de 2 días, una semana o un mes. Para contratarlo solo tienes que elegir la tarifa que te interesa, de móvil y fibra o solo móvil. Estas pueden tener descuentos promocionales de un 50 o 30% durante un período determinado.

Actualización 2022: La tarifa de Internet para Segunda Residencia de Vodafone sigue estando disponible, aunque ahora ha cambiado un poco la manera de ofertarla. Ahora tendremos que pagar el router en 24 meses, tanto para nuevos clientes como para los que ya tienen una tarifa de Vodafone contratada. Una vez contratada, tendremos que ir adquiriendo bonos según los vayamos necesitando, como si de una tarjeta de prepago se tratara. Los bonos son de 2, 7 y 31 días.

vodafoneMásMóvil tiene su tarifa de segunda vivienda que ofrece 100 MB o 600 Mb. Fibra simétrica y fijo con llamadas ilimitadas a fijo. Tiene un precio desde 18,99 euros al mes para la tarifa de 100 Mb. La instalación es gratis y está incluida en el precio junto con un router de última generación. Contratarla tiene permanencia de doce meses y si te das de baja antes de este tiempo la penalización es de 181,5 euros con IVA incluido. Además, como es habitual, debes comprobar primero la cobertura antes de ponerte en contacto con el operador para solicitar la instalación y el contrato.

Si ya tienes una tarifa de fibra y móvil de MásMóvil puedes contratarla con un descuento de 11 euros en la fibra de segunda residencia. Si tienes sólo Fibra puedes contratar una tarifa de Fibra y Móvil y el descuento de 11 euros se aplicará en esta.

MasmovilJazztel dispone de diferentes tarifas para segundas residencias, ya sea fibra de 300Mb, 600Mb o fibra 1.000Mb. Además, podrás incluir llamadas desde el fijo o no. Su red de Fibra Simétrica permite tener la misma velocidad de bajada como de subida. Podrás enviar y descargar archivos a gran velocidad y podrán conectarse varios dispositivos de forma simultánea. Su tarifa más económica es la fibra de 300 Mg con un precio de 28,96 euros al mes (no incluye llamadas ilimitadas). Incluye instalación gratuita y router wifi (gratuito). Eso sí, cuenta con compromiso de permanencia de 12 meses.

Por unos euros más (32, 95 euros al mes) podrás llevarte fibra de 600 MB así como llamadas ilimitadas a fijos y móviles. Finalmente, su tarifa más elevada (33,95 euros mensuales) ofrece fibra de 1000 Mg y llamadas ilimitadas tanto a fijos como a móviles, si bien las condiciones de permanencia son idénticas.

Módem 4G

Como el anterior, otra de las mejores opciones para Internet en verano o segundas residencias es apostar por tu propio módem 4G y añadir la tarjeta que quieras. Es decir, tú compras el dispositivo que quieras que sea compatible con una tarjeta SIM. Una vez que lo tengas, eliges operador y tarifa e introduces la SIM.

modem 4g

¿Cuándo es recomendable y cuándo no?

Si vas a hacer un uso normal de Internet (emails, redes sociales, aplicaciones… pero sin streaming) y no quieres dependencia o si vas a estar en varios sitios diferentes. En las mismas ocasiones que el apartado anterior, pero sin preocuparte de la permanencia del dispositivo.

Si vas a ir a zonas remotas o si necesitas mucha velocidad para conectarte a Internet no es recomendable utilizar este método. No dejará de ser 4G y eso implica que la cobertura sea limitada y también lo sea la velocidad a la que navegues.

Ventajas e inconvenientes

Uno de los principales problemas que encontramos es que necesitas contratar una nueva tarifa de datos (o duplicar tu SIM si tienes datos suficientes) y deberás comprar el propio router 4G que puede rondar los 50 euros. También dependerás de la cobertura, los datos que gastes, las personas que vayan a usarlo a la vez, etc.

Si eliges una tarjeta prepago, podrás decidir cuándo lo necesitas, cuándo no. Eso es una ventaja interesante que debemos tener en cuenta. Además, el router podrás guardarlo para el verano siguiente o para cualquier escapada o vacaciones que vayas a necesitarlo. Es una opción muy personalizable y versátil y no necesita instalación, por lo que te ahorrarás problemas.

¿Cuánto vale?

Tendrás que sumar el precio del router 4G y el de la tarifa. El router podrás usarlo siempre que quieras y en próximos veranos y viajes y encontrarás modelos que rondan los 50 euros, aunque su precio variará dependiendo de la calidad que quieras, la cobertura, la velocidad, la compatibilidad.

En cuanto a las tarifas, puedes elegir la opción prepago de algunas operadoras y OMV en España o bien contratar sin permanencia para darlo de baja cuando ya no te haga falta, en septiembre o en octubre. En cualquier caso, busca siempre el máximo de gigas.

  • DIGI Mobil

DIGI Mobil te permite tener 40 GB acumulables y llamadas ilimitadas (las llamadas no las usarías) por 20 euros al mes con opción de contrato o de prepago. Además, si no los gastas puedes acumularlos para el mes siguiente si te hiciesen falta. También Digi ofrece la posibilidad de tener Gigas ilimitados y llamadas ilimitadas por solo 25 euros al mes y usar esta tarjeta para navegar.

  • Lebara

Te permitirá tener 40 GB por 30 euros cada 28 días y con Internet acumulable. Además, la tarifa tiene 40 GB de regalo así que tendrás un total de 80 GB disponibles en el primer mes de Internet en verano o en segunda residencia, También te ofrece 1.000 minutos a España y a 63 países en caso de que te hiciese falta. Si necesitas menos gigas, podrás ahorrar con tarifas más económicas.

  • Virgin

Virgin también nos ofrece la opción de tener una tarjeta con tarifa de datos sin permanencia ni nada más. La tarifa de Virgin está pensada si necesitas navegar poco por Internet con un precio de unos 14 euros al mes y con 25GB para navegar. Una vez que lo gastes no tendrás que pagar más, sino que navegas algo más lento. Es una opción recomendable para las personas que buscan algo barato y que no quieren consumir una gran cantidad de Internet. Puede ser útil si vas a usar WhatsApp o navegar por Internet, pero sin recurrir a plataformas de streaming o a escuchar música online.

Mejores tarifas 4G para casa

Fibra sin permanencia

La última de las opciones es una de las mejores si vas a pasar mucho tiempo fuera, si sois muchos o si vais a hacer un gran uso de Internet: fibra óptica sin permanencia. Requiere instalación, pero podrás navegar tanto como quieras sin preocuparte del consumo o la cobertura. Es la mejor opción para teletrabajar o para ver películas o series en streaming y es la mejor opción si vas a pasar dos o tres meses en el mismo lugar. Hay opciones de fibra óptica sin permanencia y bastará solicitar la baja al final del verano para no tener que pagar más meses de la cuenta una vez que te vayas.

  • ¿Cuándo es recomendable?

Como decimos, si vas a teletrabajar o vais a hacer un uso intensivo de Internet desde diferentes dispositivos: televisión, tablets, móviles, ordenador. Si vas a pasar todo el verano en el mismo domicilio y tienes la opción de hacer instalación de fibra.

  • ¿Cuándo no es recomendable?

No merece la pena hacerlo para solo un mes o si sois pocas personas porque quizá te baste alguna de las opciones anteriores, más asequibles y menos complicadas y también te permitirán tener Internet en segunda residencia sin permanencia ni complicaciones.

  • Principales problemas

La instalación puede ser el principal problema, pero también debes tener en cuenta que quizá la cobertura de fibra óptica no está disponible si vas a un pueblo remoto. Otro de los aspectos a tener en cuenta es que planifiques tu estancia y contrates con antelación porque no tendrá sentido que el técnico vaya cuando ya llevas quince días.

  • Ventajas

La velocidad es la mejor ventaja, pero también que se trata de una opción para tener un consumo ilimitado desde los dispositivos que quieras y sin preocuparte de si se te va a gastar o no. Será lo más parecido a estar en casa y no tendrás permanencia. Es la opción ideal si pasas muchos meses en tu segunda residencia, como es el caso de las personas que están 6 meses en una casa y 6 en otra, estudiantes o los que se van a su casa de vacaciones todo el verano.

  • ¿Cuánto vale?

El precio dependerá de la fibra óptica que contrates y hay muchas opciones, desde operadoras clásicas sin permanencia cuyo precio ronda los 40 euros hasta otras opciones que pueden ser más recomendables en estos casos, como las OMV. Por tanto, debes elegir la opción que más te conviene teniendo en cuenta cuánto vas a estar, cuánto tendrás que pagar por el servicio y si te compensa.

  • Permanencia de corta duración

Asimismo, también hay disponibles algunas tarifas bastante económicas con una permanencia de unos pocos meses. En este caso, se trata de opciones ideales para los meses de verano, cuando muchos solemos pasar julio, agosto y septiembre en el pueblo familiar o en nuestra casa de la playa. Hay compañías que te ofrecen la instalación gratis a cambio de una permanencia de 3 meses o de corta duración, como es el caso de Low o Digi, entre otras, por lo que si vas a pasar ese tiempo fuera puede compensarte.

Incluso puede ser interesante si pasas menos tiempo en caso de que te salga más barato que pagar el router e instalación en otras compañías o pagar la permanencia, si mantienes contratado el servicio el tiempo de permanencia, aunque no lo necesites y después lo das de baja. Esto es algo que debes valorar y hacer cuentas, que no es algo agradable cuando te vas poco tiempo a otra residencia, pero merece la pena para conocer tus mejores opciones.

Otras alternativas como satélite y WiMax

Puede que donde vayas a ir no tenga fibra y ni si quiera una buena conexión de ADSL, por lo que puedes optar por utilizar el WiFi de los datos del móvil si te llega buena cobertura u optar por alguna de las ofertas de internet por satélite, WiMAx  y otras que te puede ofrecer tu propia compañía o un operador local.

Las conexiones vía satélite suelen ser más lentas y más costosas, pero pueden convertirse en tu mejor solución cuando no tienes otra opción disponible. También hay operadores locales que te pueden ofrecer sus tarifas de fibra local propia o WiMax. También puedes plantearte las conexiones por radio de tu operadora, si tiene alguna tarifa para ello. Lo mejor es que consultes con tu compañía por si te ofrece algo interesante.

Esta es una opción que debes valorar en zonas con poca o nula cobertura si no puedes tener Internet de otra forma. Puedes consultar las tarifas de Eurona, Viasat o Embou, aunque puede que te encuentres con que alguna tenga permanencia o los costes sean elevados para lo que vas a utilizar Internet en tu segunda residencia. No es lo más recomendable ni la mejor opción ni te pueden ofrecer un buen servicio dependiendo de lo que necesites, pero pueden ser una alternativa cuando realmente lo necesites y no te quede otra opción.

2 Comentarios