El truco para pagar menos por tu tarifa no ha cambiado en años

Independientemente de la operadora a la que pertenezcas, es bastante probable que en varios momentos te hayan llamado para ofrecerte descuentos o mejores tarifas. Esto es algo que hacen las operadoras, que siempre intentan tener a sus clientes lo más contentos posibles. Sin embargo, siempre suele haber mejor ofertas para atraer a clientes nuevos, y a estas ofertas no pueden acceder los ya clientes. Esto da lugar a un truco para pagar menos, y vamos a hablaros de ellos en este artículo.

Este truco en realidad es bastante viejo, y lo más curioso del asunto es que las operadoras lo conocen más que de sobra, pero son muy pocas las que han hecho algo al respecto. Como es lógico, este truco es totalmente legal, por lo que si tienes pensado hacerlo no debes preocuparte por ello.

Un truco llamado amago de portabilidad

El truco al que nos referimos no podía ser otro que lo que se conoce como amago de portabilidad. Explicado en pocas palabras, estos amagos sirven para que nuestra operadora nos intente retener a base de lanzarnos grandes ofertas. En la mayoría de ocasiones estas ofertas ni siquiera se ofrecen en tiendas o en la web, y de hecho en según que operadores o según que tarifas tengamos contratada puede que recibamos algunos descuentos auténticamente bestiales.

La forma de proceder es realmente sencilla. Para hacer un amago de portabilidad lo único que tenemos que hacer es, como su nombre indica, iniciar el procedimiento de portabilidad de una línea a otra compañía (ya sea de fibra o de móvil). En Internet tenemos cientos de páginas que explican como hace este procedimiento, porque hay compañías que facilitan más el hacer una portabilidad a ellas para luego cancelarla y quedarnos en la nuestra con una oferta mejor.

Una vez que hayamos empezado la portabilidad y la otra compañía nos informe de que el procedimiento está en marcha es cuando empieza la «magia». Nuestra operadora empezará a bombardearnos con llamadas de todo tipo para ofrecernos todo lo que esté en su mano para que no nos vayamos. El procedimiento es ciego para nuestra operadora, lo que quiere decir que no sabrá lo que nos ofrece la otra operadora o lo que nosotros hemos contratado.

Ofertas de todo tipo para que no nos vayamos

Como veis, es un proceso sencillo que puede hacer cualquiera. Si se hace bien además no tiene por qué haber ninguna consecuencia negativa, ya que aunque no nos convenza la oferta que nos haga nuestra operadora para que nos quedemos, siempre tendremos la posibilidad de cancelar la portabilidad y no habrá pasado nada.

Que sean necesarios no es nada bueno

Siguen pasando los años y este truco no desaparece de ninguna forma. Esto obviamente permite a las personas que lo conocen (que, por desgracia, no son demasiados) hacerse con ofertas y tarifas que sus operadoras ni siquiera están ofreciendo en tiendas o en sus páginas web. Como decimos esto es bueno, pero en el fondo que los amagos de portabilidad sean necesarios es una muy mala noticia para nosotros los consumidores.

Estamos en un punto donde la mayoría de operadoras miran más por captar clientes nuevos con ofertas rompedoras que en mantener a los que ya tienen, incluso si llevan ya muchos años utilizando sus servicios. Esto es algo que debería cambiar de cara al futuro, con programas que fidelizaran a los clientes a base de regalos o, simplemente, descuentos temporales (algo que no es demasiado difícil de aplicar).

La mayoría de operadoras grandes siguen teniendo departamentos enteros dedicados a hacer que sus clientes no se vayan, pero aun así prefieren tener estos departamentos a pleno rendimiento que fidelizar a sus clientes para que no necesiten de trucos para pagar menos. Algunas compañías como Pepephone u O2 ya no «pican» con estos amagos de portabilidad, pero mientras tanto como decimos la mayoría lo sigue haciendo, y es algo que de momento no tiene pinta de que vaya a cambiar.

¡Sé el primero en comentar!