Autorizada la compra Euskaltel por parte de MásMóvil

En los últimos coletazos del mes de marzo saltaba el bombazo que llevábamos tiempo esperando: el Grupo MásMóvil se iba a hacer con el control de Grupo Euskaltel a través de una OPA con un coste de 2.000 millones de euros. Como suele ser habitual en este tipo de operaciones, es necesaria la autorización de las autoridades de competencia competentes en la materia. En este caso, necesitaba el visto bueno de la CNMC (Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia) que se produjo ayer a última hora del día.

El Grupo MásMóvil lanza una OPA (Oferta Pública de Adquisición) del 100% de sus acciones sobre el Grupo Euskaltel. La operación se realizará a través de Kaixo Telecom, una sociedad participada íntegramente por MásMóvil Ibercom, contando con el apoyo del 52,32% del actual capital social del operador, incluyendo a Zegona y Kutxabank. Sin embargo, está condicionada a conseguir el respaldo de un 75% del capital social.

Visto bueno de competencia

Además, también estaba condicionada al visto bueno de competencia. Con fecha 16 de junio de 2021, la CNMC ha aprobado en primera fase de la operación de concentración MásMóvil/Euskaltel. Este organismo nos explica que la operación consiste en “la adquisición por parte de Masmovil Ibercom S.A.U. del control exclusivo de Euskatel, S.A. mediante una oferta pública de adquisición de acciones (OPA) representativas de la totalidad del capital de Euskaltel”.

másmóvil

La CNMC expone que estamos ante una operación de concentración entre el cuarto y el quinto operador de nuestro país. El primero, ofrece servicios a través de las marcas Yoigo, MásMóvil, Pepephone, Llamaya, Lebara, Ocean y Lycamobile. El segundo, con presencia importante en Asturias, Galicia y País Vasco, hace lo propio con Telecable, R Cable y Euskaltel, a la que ha sumado Virgin telco para dar acceso a Internet al resto de España.

El regulador nacional de las telecomunicaciones considera que la operación no altera de manera significativa la situación competitiva. Cree que, con esta operación, MásMóvil refuerza su posición como cuarta operadora y que las cuotas nacionales de Euskaltel no son todavía demasiado significativas. Además, en Asturias, Galicia y País Vasco existen operadores que seguirán ejerciendo la misma presión competitiva tras la operación de concentración.

Todo esto surge también tras el test de mercado realizado por la CNMC que no ha visto que la operación plantee problemas significativos para la competencia. Además, valoran de forma positiva el movimiento en el marco del proceso de consolidación que se ha venido produciendo en el sector y que, según los operadores, debería ir más allá.