¿Imaginas tener que trabajar un día y medio para pagar Internet? Un país lo hace

La VPN Surfshark elabora cada año el Índice de Calidad de Vida Digital, o DQL. En él, analizan cinco factores relacionados con Internet: su precio, su calidad, la infraestructura del país, la seguridad electrónica, y la disponibilidad de las herramientas gubernamentales a través de Internet. Y el precio, uno de los aspectos más importantes, varía mucho de un país a otro.

En el análisis del precio no sólo se analiza lo que cuesta la cuota de Internet, sino que se tienen en cuenta los salarios medios del país para analizar cuánto tiempo es necesario trabajar para poder permitirse una tarifa de Internet en el móvil y otra tarifa de Internet fijo en casa.

El Internet de España no es el más barato, pero es de alta calidad

Centrándonos en el coste de una tarifa de fijo, vemos que hay unas diferencias enormes entre los 85 países analizados. El que tiene la peor situación con diferencia es Nigeria, donde es necesario trabajar 33 horas y 42 minutos para tener acceso a Internet fijo. En países de América Latina la situación no es tampoco muy favorable, ya que por ejemplo en Colombia hay que trabajar 11 horas y 5 minutos para acceder a Internet. Es importante remarcar que este precio es para la tarifa más barata que es posible contratar en el país, no la más normal o completa, ya que, si uno se va a las más caras, el tiempo necesario para pagarlas sube aún más.

En Europa, el coste en los diferentes países no difiere tanto, donde por ejemplo en Francia o Alemania la cifra se sitúa en apenas tres cuartos de hora. En España nos situamos por debajo de los 100 minutos, donde hay que trabajar 1 hora y 33 minutos para pagarse la tarifa de Internet fijo más barata de nuestro país, teniendo en cuenta siempre el salario medio. El mejor situado de los analizados es Canadá, donde con sólo trabajar 7 minutos ya se tiene acceso. En el siguiente mapa podemos ver los tiempos necesarios por país.

tiempo pagar internet trabajo

El coste más barato para una línea de Internet fijo en España, según el estudio, es de unos 11 euros al mes, mientras que la tarifa de datos más barata tiene un coste de 0,35 euros por GB. El coste en la tarifa fija nos sitúa en el 41º puesto.

España, en el puesto 18º de 85 en el índice de calidad digital

El coste es sólo una pequeña parte de la realidad, donde también hay que tener en cuenta la expansión de la infraestructura. No es lo mismo ofrecer Internet barato con una mala infraestructura, que uno muy caro con una infraestructura buena. Países como España se sitúan en un muy buen equilibrio, con una de las mejores infraestructuras de Europa, y un coste bastante asequible.

En términos de seguridad y protección de datos, España es el quinto país más seguro de todos los analizados. Curiosamente, no estamos entre los 10 países con mayor desarrollo de herramientas gubernamentales de cara al uso de los ciudadanos, a pesar de que el estudio revela que hay una alta correlación entre seguridad y disponibilidad de herramientas. También tenemos un porcentaje de población que usa Internet algo bajo en comparación con países de nuestro entorno, con un 84,6%.

Teniendo en cuenta todas las variables, España se sitúa en un más que correcto 18º puesto de los 85 países analizados, sacando un 0,6857 sobre 1, por encima de países como Australia, Italia, Estados Unidos, Eslovenia o Bélgica.