Ridículo de la tasa Google en España: fracasa su recaudación

La llamada tasa Google, o Impuesto sobre Determinados Servicios Digitales, era uno de los puntos clave en materia de recaudación que se había propuesto el Gobierno de nuestro país. En las estimaciones previas su imposición se llegó a hablar de una cifra de recaudación cercana a los 1.000 millones de euros para el año 2021, aunque ahora sabemos que la realidad se ha quedado bastante alejada de esas cifras.

La creación e imposición de esta tasa fue una medida tomada por parte del actual Gobierno para gravar a multinacionales digitales como Google o Meta por actuar dentro de nuestras fronteras. El objetivo recaudatorio de esta tasa para el pasado año era concretamente de 968 millones de euros, aunque la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (o AIReF) había rebajado estas «expectativas» hasta los 542 millones de euros. En este artículo os vamos a contar un poco más de esta tasa, además de ofreceros sus datos recaudatorios.

¿Qué es la tasa Google?

Como decimos, la tasa Google es un impuesto que está dirigido a un espectro de grandes empresas muy concreto. Este Impuesto sobre Determinados Servicios Digitales se aplica a aquellas empresas que facturan al menos 750 millones de euros a nivel global, obteniendo al menos 3 millones de euros dentro de nuestro territorio a través de la prestación de servicios como la transmisión de datos, la publicidad o las redes sociales.

tasa google

La tasa Google no cumple con los objetivos esperados.

Esta tasa grava a estas grandes compañías con un 3 % sobre los ingresos derivados de todos estos servicios. Son muchas las compañías que todos conocemos y que se han visto gravadas por este impuesto. Hablamos de algunas como Google, Meta, Amazon o incluso Uber, por tan solo decir algunos ejemplos. Algunos otros países como Francia han intentado aplicar su propia versión de esta tasa Google, pero presiones provenientes de Estados Unidos han hecho que esta quedara en suspenso.

La tasa ha recaudado 1 de cada 4 euros esperados

Hablando ya de cifras, los datos señalan que la tasa Google ha recaudado en España durante 2021 la cifra de 240 millones de euros, montante muy alejado del esperado que podéis ver un poco más arriba. Esta cifra supone que a las arcas españolas han llegado 1 de cada 4 euros esperados, toda una decepción. Poniendo un poco más en contexto esta cifra, hay que tener en cuenta que han sido 216 las empresas que han sido gravadas por este impuesto, por lo que haciendo un cálculo sencillo podemos decir que cada una ha tenido que abonar de media 1,11 millones de euros.

Esta gran diferencia entre lo obtenido y la estimación previa se debe, según el propio Gobierno, en que estaba basada en una estimación hecha en Bruselas por la Comisión Europea. Esta estimación se había construido basándose en una serie de indicadores muy concretos, como son la participación de los ciudadanos en redes sociales o la búsqueda de información para la compraventa de bienes y servicios. De esta manera se le asignó a España un 9,1 % del conjunto de la Unión Europea, cifra que se elevaba hasta los 728 millones de euros. Sin embargo, esta se elevó hasta los 968 millones, puesto que la estimación suponía un umbral de tributación mayor que el de la norma española.

Independientemente del resultado recaudatorio de la tasa Google, hay que decir que no estará mucho más en activo. El acuerdo alcanzado en el seno de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (u OCDE) llevará a los países establecer un impuesto mínimo y común para todas estas compañías. Se aplicará una fiscalidad mínima del 15 % frente a las multinacionales, por lo que se espera que todos los países que estén aplicando esta tasa Google o estén en proceso de aprobarla, la suspendan indefinidamente.