¿Me pueden llamar todavía para una mesa electoral?

¿Me pueden llamar todavía para una mesa electoral?

Justo Romanos

A día de hoy, miles de españoles están celebrando que no les ha tocado mesa electoral. ¿Pero estás seguro de que estás «a salvo» y que no tendrás que acabar echando el día en uno de los centros donde los demás ciudadanos asistan a votar?

¿No te ha llegado notificación para la mesa electoral? Nos gustaría darte la enhorabuena. Pero no lo vamos a hacer, al menos, no de momento. Porque, aunque pienses que ya estás libre de acabar en una mesa electoral con otros ciudadanos, la realidad es muy distinta. Como te vamos a explicar en las próximas líneas: incluso el mismo día de las elecciones podrían llamarte.

Todavía te puede tocar

Debido a las circunstancias en las que se celebran las elecciones en este año, el margen para alegar que no se pueda formar parte de una mesa electoral es más generoso de lo habitual. No solo en tiempo, sino también en cuanto a la cantidad de motivos que permiten «librarse» de esta función. Debido a esto, existen posibilidades de que acaben llamándote a ti para cubrir una ausencia en una de las mesas electorales. No es que vaya a ocurrir necesariamente, pero la posibilidad existe.

El problema de estas elecciones es que la búsqueda de los miembros de las mesas electorales se está haciendo in extremis y se sabe que son muchas las personas que están haciendo todo lo posible para no participar. Cada vez que alguien recibe la carta blanca, la rueda vuelve a girar en busca de otro ciudadano que pueda afrontar la responsabilidad. De ahí que el proceso se pueda extender hasta el último día tal y como ahora te explicamos en mayor detalle.

Tras la busca de vocales y presidentes

Para los ayuntamientos, lo ideal habría sido que, en el primer sorteo que se realizó, el cual tuvo lugar entre los días 22 y 28 de junio, ya se hubiera confirmado a todas las personas que formarían parte de cada mesa electoral. El día 1 de julio acabó el primer plazo de notificaciones correspondiente a ese primer sorteo. ¿Pero qué ocurre si alguien alegó que tenía un viaje contratado antes de convocarse elecciones o que se encontraba de vacaciones? Esas personas tuvieron hasta el día 8 de julio para demostrar que su motivo se encontraba entre los aceptados para no asistir a la mesa electoral.

Las alegaciones que se enviaron hasta el 8 de julio cayeron en manos de la Junta Electoral los días siguientes y tuvieron hasta el 13 de julio para determinar si eran válidas o no. Todas las que fueron válidas implicaban plazas que, ahora, a 10 días de las elecciones, había que cubrir. A partir de ahí, la Junta Electoral volvía a tener trabajo, puesto que, entre el 14 y el 20 de julio están en proceso de contacto de los sustitutos. Y esta es una mala noticia para ti, porque eso significa que mucho ojo al teléfono, porque todavía les quedan horas para que se pongan en contacto contigo y te den la noticia.

¿Pero qué ocurre si alguno de los sustitutos también demuestra que no puede aceptar la responsabilidad que se le encomienda? Esto podría ocurrir hasta un periodo de 3 días antes de la cita. Es una situación viable y eso dejaría la mesa electoral sin poder constituirse, lo que implicaría que, mucho ojo si vas a votar temprano, porque el primer votante puede ser reclamado por el presidente para que pase a integrar la mesa electoral como situación de urgencia. ¿Y si tienes algo que hacer, un compromiso o estabas camino de llevarle unos churros a tus hijos? Eso tendrás que hablarlo con el presidente.

Así que no, hasta el último momento, cuando ya hayas votado y veas a las personas que forman parte de la mesa electoral, entre quienes es muy posible que reconozcas a más de un vecino, no deberías descartarlo. Y si te toca, piensa que es una experiencia, que se habla mucho de fútbol, de la vida, que viene bien para reconectar con la gente del barrio y que, además, al final tienes una pequeña recompensa: 70 euritos en el bolsillo para que te los gastes como quieras.

¡Sé el primero en comentar!