Gearbest resucita y vuelve como si nada hubiera pasado

Cuando una empresa de gran tamaño cierra, al menos suele emitir un comunicado antes o después de hacerlo. En el caso de Gearbest, una de las webs de compra online de productos a China más popular, la web había desaparecido sin dejar rastro. Ahora, la web vuelve a estar operativa, pero no sabemos hasta cuándo.

El pasado 8 de septiembre, la web de Gearbest dejó de estar disponible. Al entrar, aparecía un mensaje diciendo «Invalid URL The requested URL «[no URL]», is invalid.». Todo parecía apuntar a que la web había desaparecido, lo cual tenía lógica viendo las pistas que iba dejando la compañía.

Por ejemplo, en redes sociales la compañía llevaba sin postear nada desde el 7 de julio, cuando publicaron el último mensaje en Facebook. A eso se le suma que, en junio, la matriz de Gearbest, Global Top E-Commerce Co., Ltd (previamente conocida como Shenzhen Globalegrow Electronic Commerce Co. Ltd), se declaró en bancarrota. Muchos empleados ya habían sido despedidos, y todo apuntaba a que era el fin.

La web funciona, pero hay muchas sospechas

Sin embargo, la web ha vuelto a estar operativa desde el miércoles 29 de septiembre, pero eso no quiere decir ni mucho menos que la página vaya a volver a como todo estaba antes. Si nos fijamos, no hay introducción de nuevos productos, y todo parece indicar que la vuelta de la web es, sobre todo, para poder comprobar el estado de los pedidos en activo e intentar solicitar devoluciones si no se han recibido.

gearbest entrada

Además, durante los últimos meses en los que operó la web, Internet se llenó de quejas sobre precios elevados, pedidos que no enviaban, o directamente falta de stock en multitud de productos. La nueva ley del IVA había sido la gota que colmó el vaso en una web que llevaba ya más de un año de caída en picado. Las pérdidas durante los últimos tres años han sido enormes.

El dominio parece estar correcto, y no ha habido ningún robo ni suplantación. Las cuentas funcionan bien, y es posible consultar el historial de pedidos. Sin embargo, los precios que aparecen son una locura, donde la Mi Band 6 cuesta por ejemplo 45 euros, más 5 euros de gastos de envío; mucho más de lo que cuesta en España.

No compréis en Gearbest

Por ello, parece que la web está intentando hacer caer a incautos que lleguen buscando productos baratos, pero en su lugar se estén encontrando con precios más elevados que en el resto de Internet. Además, Gearbest no ha actualizado su política de cobro del IVA acorde con la normativa de la Unión Europea, y en la web pone que «Gearbest no es responsable de ningún impuesto que se cargue en los pedidos recibidos».

En definitiva, os recomendamos que no compréis nada en Gearbest hasta que pasen por lo menos varios meses. Es necesario que, pasado ese tiempo, la web siga operativa, las opiniones de quien se anime a pedir empiecen a poblar la red, y sobre todo que la actividad en redes sociales vuelva. Mientras tanto, es mejor usar alternativas a la tienda china online como Banggood, AliExpress, Tomtop, Geekbuying, Dealextreme o DHGate.

¡Sé el primero en comentar!